OMAR ÁVILA|Sin paracaídas

Mientras el 6D no es el final de nada, si acaso un día más de nuestra lenta caída al abismo, un sector continua en las redes sociales