Aunque el régimen le dio, aparentemente, una patada a la mesa de negociaciones y eso dificultaría la participación en las elecciones del 21N, un importante sector de la oposición “no alacraneada” al parecer sigue en la ruta electoral como mecanismo para destrabar la crisis política.

Esa apreciación se desprende de las actividades electorales y anuncios de postulaciones que han ocurrido luego del lunes 12 de julio, lo que hace presumir que un amplio sector de la oposición mantiene su decisión de buscar las condiciones y participar en las elecciones de noviembre.

En el País Económico, se conoció que Venezuela informó a la OPEP de un aumento de 43,5% en sus niveles de producción durante el primer trimestre del año. En cuanto a la escasez de combustible se mantienen las largas colas en todo el país, porque PDVSA no logra elevar su refinación y tampoco llegan suficientes cargamentos del exterior.

En el País Social, se mantiene la controversia porque el régimen sigue aplicando las vacunas rusas, Abdalá y Soberana 02, sin informar a los pacientes que se trata de un ensayo clínico y tampoco explican los riesgos que eso implica para la salud de quienes reciben las dosis.

PAÍS político

Oposición: cuando el régimen pateó la mesa de negociaciones con sus acciones del lunes 12 de julio, eso hacía presumir que la oposición “no alacraneada” podía desistir de participar en las elecciones del 21N. Sobre eso no hay un pronunciamiento oficial, ya que el comunicado que fue emitido solo habla de la necesaria unidad ante la nueva arremetida del régimen. Pareciera que un amplio sector de la oposición se mantiene en la ruta electoral. Eso se desprende de las actividades electorales que sigue liderando Henrique Capriles de Primero Justicia, así como el anuncio del dirigente de Voluntad Popular, Daniel Ceballos, de aspirar a la Gobernación del Táchira. Adicionalmente, en todo el país continúan las conversaciones para delinear las alianzas que van a permitir definir la plataforma de candidaturas. En cuanto a las negociaciones, se mantienen los contactos y la presión para retomar el camino de las conversaciones, con el fin de construir una salida política. Por otro lado, aunque las acciones del régimen taparon el escándalo por el informe de la USAID, aun el interinato de Juan Guaidó no da respuesta acerca de las conclusiones de ese organismo, que explica que se desconoce el destino de la mayoría de los recursos entregados para atender la emergencia humanitaria. En otro tema en el cual la oposición mantiene silencio total, es con la solicitud de investigación de las irregularidades ocurridas en Monómeros, a pesar de que la fracción 16J lo ha solicitado en dos ocasiones.

Oficialismo: por alguna razón que aún no está suficientemente clara, el oficialismo parece haber dado una “patada” a la mesa de negociaciones que estaba por iniciar en las próximas semanas, lo que genera mayor incertidumbre en torno a la búsqueda de una salida a la crisis política. La tesis que cobra mayor vigencia es que se trata de una acción coordinada con Cuba, con la intención de enturbiar el tema Venezuela a raíz de la revuelta popular que ocurre en esa nación. La tesis se reafirma con el rol del régimen cubano en las negociaciones como aliado confiable para el chavismo. Por ahora el tema de las conversaciones sigue paralizado, a la espera del resultado de las intensas gestiones que se hacen a nivel internacional. En paralelo, avanza la campaña interna de cara a la elección de los candidatos a las elecciones regionales y municipales, que tendrá su punto culminante el 8 de agosto.

Comunidad internacional: la coalición de naciones que busca una solución a la crisis política venezolana continúa sus gestiones para destrabar las negociaciones, luego de la nueva arremetida del oficialismo contra la oposición. En ese marco, es importante resaltar que aún el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, no emite ningún pronunciamiento a favor de las protestas en Cuba, lo que podría interpretarse como parte del esfuerzo diplomático con los cubanos que incluye el tema Venezuela.

PAÍS económico

Crisis: La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) informó que Venezuela había reportado un aumento de 43,5% en la producción petrolera, lo que confirma las informaciones que habían circulado sobre una leve recuperación de la industria petrolera. Lo que no se recupera es el abastecimiento de combustible en todo el país, ya que se mantienen las largas colas para poder comprar unos litros de gasolina.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela parten la semana en UD$6.199 millones.

Dólar: el mercado cambiario sigue inestable y la cotización que informa el BCV inicia el período en Bs. 3.548.283,85; mientras que el paralelo mantiene un promedio de Bs. 3.700.022,18.

Indicadores: el BCV aún no pública las cifras de inflación de junio 2021.

PAÍS social

Vacunación: se reporta que el régimen de Maduro sigue aplicando las vacunas cubanas, Abdalá y Soberana 02, sin informar a los pacientes de que están participando en un ensayo clínico y los riesgos que eso implica. Por otro lado, se informa de gran retraso en la aplicación de la segunda dosis, ya que no hay suficiente cantidad de las vacunas rusa y china.

Migración: con el estancamiento de la crisis política en Venezuela, es posible prever un aumento en la cantidad de venezolanos que trataran de huir de la crisis. Eso podría incidir en la cifra final de migrantes superando, incluso, los pronósticos que hizo la ONU para 2021.

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *