El chavismo nunca ha ocultado su aprecio por la violencia como instrumento de control y dominación política, lo que se materializó no solo en el odio y la represión a quienes piensan distinto, sino también en la multiplicación de grupos delictivos que fueron armados y se beneficiaron de aquella estrategia de las “zonas de paz”.

Lo que está ocurriendo no solo en Caracas con las diversas bandas delictivas, sino en todo el país que está infectado de grupos irregulares que se dedican a diversos negocios ilícitos, es la clara demostración de como el chavismo convirtió a Venezuela en un “Estado fallido”.

Chávez, Maduro y todos aquellos que le han acompañado en su proceso de deformación social e institucional del país, son responsables de la proliferación de estos “enclaves autoritarios del poder”, liderados por siniestros personajes quienes consideran que están por encima de la ley.

Quienes integran esas mega bandas son el resultado del proceso de creación del “hombre nuevo”, que nació y creció en revolución tal como Chávez soñó.

Un “hombre nuevo” que es hijo de una revolución que se amparó en la violencia, el odio y el resentimiento para destruir a una nación en la que, a pesar de los errores cometidos, se respetaban las diferencias y ofrecía oportunidades para la educación y el crecimiento del talento humano.

Por eso podemos afirmar sin temor a equivocarnos que cada uno de los cabecillas de esos grupos delictivos, son hijos legítimos de una monstruosidad llamada revolución bolivariana.

Frente al deterioro social e institucional que vive Venezuela, se requerirá de un enorme esfuerzo concertado con todos los sectores, para iniciar un proceso de pacificación que será largo y difícil.

Curar las heridas y remediar el daño causado por el chavismo será una tarea titánica, que seguramente colisionará con los intereses de los grupos delictivos que nacieron, crecieron y fueron fomentados en revolución.

Sin importar el tamaño de los desafíos que están por delante, hay que hacer el esfuerzo por Venezuela.

No perdamos la fe.

 

 

@VerdadesRumores

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *