Poco a poco comienza a confirmarse el papel de Noruega y México en la ronda de negociaciones que estaría por comenzar muy pronto, en la cual estarían frente a frente las delegaciones del oficialismo y la oposición con la supuesta intención de construir una salida política y electoral a la crisis.

Tal como hemos venido comentando en VyR, Noruega tiene un importante rol en estas conversaciones, ya que aparentemente cuenta con el aval de EEUU y la Unión Europea y son la prolongación de las negociaciones “pendulares”, que se realizaron en Caracas entre finales de 2020 e inicios de este año.

De esta forma comienza una ampliación de los contactos entre el régimen y la oposición, ya que debemos sumar a esta iniciativa lo que ha avanzado el sector opositor que lidera Henrique Capriles y que generó la incorporación de dos opositores a la nueva directiva del Consejo Nacional Electoral.

En el País Económico, se acerca la fecha límite del 12 de junio para que el régimen envíe la mayor cantidad de petróleo pesado y extrapesado a China, tomando en cuenta que ese día comienza a regir un nuevo impuesto de US$30 a cada barril de crudo diluido que sea importado por empresas chinas, lo que pondría en riesgo la operación de venta de petróleo a esa nación.

En el País Social, mientras el oficialismo afirma que ha vacunado a 11% de la población, aumentan los reclamos por la desorganización y sectarismo político con el cual se coloca la vacuna en todo el país, lo que hace presumir que esa cifra está siendo maquillada por el régimen.

PAÍS político

Oposición: el sector adverso al régimen chavista sigue dividido y cada sector mantiene su propia agenda. Sin embargo y a pesar de esa fractura, se avanza en dos procesos paralelos de negociación con el objetivo de construir una salida política y electoral. Desde el sector que lidera Juan Guaidó se prepara una delegación que estará aparentemente en México, cuando en esa nación inicie esa ronda de conversaciones con la presunta mediación de Noruega, pero con el aval de EEUU y la UE. Asimismo, el Frente Amplio inició una jornada de consultas nacionales que han denominado “Las Ideas de Todos”, buscando acercamientos con la sociedad civil y que esta se sume al esfuerzo de negociación que está en marcha. En paralelo, el grupo liderado por Henrique Capriles insiste en la búsqueda de acuerdos para generar las condiciones electorales, que permitan a ciudadanos y partidos participar en las elecciones del 21 de noviembre.

Oficialismo: en el chavismo se preparan para elecciones en las cuales tendrían que enfrentar a una oposición unida. Por eso la convocatoria de las mega internas para el 8 de agosto, que buscan revitalizar la participación interna y re motivar a la estructura, ya que en los procesos electorales evidenció cansancio y descontento. Aunque también es evidente que esa consulta interna es parte de los conflictos entre el dúo Maduro-Rodriguez contra los radicales encabezados por Diosdado Cabello. En ese sentido, pareciera que la muerte de Jesús Santrich y la posterior liberación de los 8 militares que estaban en manos de las FARC es parte de dichos enfrentamientos por el poder en el PSUV. En el ámbito de las negociaciones, el chavismo menos radical que encabezan Maduro y Jorge Rodríguez se alista para el inicio de las negociaciones que aparentemente se realizarán en México, aunque como contraparte es previsible que los radicales buscarían dinamitar esas conversaciones. En este tema, recibieron con agrado la supuesta decisión de Estados Unidos, no oficializada aún, de flexibilizar algunas sanciones puntuales que le devuelven algo de movilidad operativa y financiera a PDVSA.

Comunidad internacional: todo se orienta a que la comunidad internacional con Noruega como mediador y México como país anfitrión, con el aval de Estados Unidos y la Unión Europea, impulsa una ronda de negociaciones entre oficialismo y oposición buscando construir la anhelada salida política y electoral. ¿Cuándo comienzan esas conversaciones? No se ha fijado una fecha oficial aún, pero debe ocurrir en las próximas semanas.

PAÍS económico

Crisis: el régimen sigue tratando de acelerar el envío de la mayor cantidad de petróleo pesado y extrapesado a China, con el fin de adelantarse a la entrada en vigor del nuevo impuesto que esa nación le colocará al petróleo diluido que sea importado por empresas de ese país. Se trata de un tributo de US$30 por barril que pondría en riesgo la viabilidad de la venta de crudo a las compañías chinas.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela comienzan la semana en US$6.252 millones.

Dólar: el mercado cambio sigue inestable y la tasa que informa el BCV inicia el período en Bs. 3.113.917,35, mientras el dólar en el mercado paralelo tiene un promedio aproximado a Bs. 3.145.829,53.

Indicadores: no hay nuevas actualizaciones por parte del BCV de los indicadores de la economía venezolana.

PAÍS social

Vacunación. La polémica y los reclamos por sectarismo político y desorganización siguen rodeando el plan nacional de vacunación contra el Covid-19, mientras el régimen celebra una cifra poco creíble, porque afirman que han vacunado a 11% de la población nacional. Tomando en cuenta el tiempo que ha transcurrido y la cantidad de vacunas disponibles, luce poco real que ese porcentaje de venezolanos hayan recibido su dosis.

Migración: sigue creciendo la cantidad de venezolanos que intentan ingresar a Estados Unidos a través de la compleja frontera con México. A la par, aumentan las denuncias de venezolanos que han sido estafados por los grupos que organizan ese viaje, ya que pagan altas sumas de dinero y luego no les cumplen lo acordado.

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores