La primera vez que tuve la oportunidad de escucharle a Carlos Alaimo, las ideas en torno a su proyecto político, me explayó en una hoja, tres líneas rectas para indicarme que, una representaba el extremismo de derecha, hoy desgastado. La otra, el modelo socialista también fracasado. En el centro de las dos líneas, separadas por un ancho espacio, me indicó que ese era la gran autopista del arte, las ciencias y el conocimiento; esto, para explicarme su pensamiento centrista.

Quienes acompañamos a Marco Rivero, Oscar Ali Moncayo, Victoria Silva, William Paz, Gilbert Sala, Marismenia Soto y Nacho León, entre otros, en la idea de impulsar un referente político alternativo, con Alaimo como líder fundamental, estuvimos motivados por la necesidad de darle a nuestra ciudad una propuesta para que el ciudadano fuese el centro de todo su accionar económico, social y cultural. Por eso fue constituido “Pasión Por Maracaibo”.

De aquel esfuerzo militante hasta el sol de hoy, han transcurrido más de tres años; y el amigo Carlos Alaimo, ha insistido en su propósito ahora transformado su proyecto inicial, en un partido con presencia en todos los municipios del estado Zulia y con miras a convertirlo en un poderoso movimiento político, esparcido por parroquias y municipios de toda nuestra geografía nacional.

Podrá el nuevo movimiento político fundado desde el Zulia, transformarse en un gran movimiento político nacional; bueno, imaginamos que ese debe ser el reto de quienes allí activan con ese propósito. Hoy esta nueva organización política, llamada Partido Centro Democrático (PCD) está en su tercer aniversario. Vaya mi felicitación a todos sus dirigentes y militantes.

Síganle la huella al PCD y recuerden que, si quisiésemos saber acerca de cuál es la nueva política que ha de aplicarse para la sociedad del futuro.  La respuesta habrá que descansarla; en primer término, en las viejas políticas que no han de repetirse y, en segundo lugar, ir tras la búsqueda de un nuevo ciudadano, más informado, más formado y más comprometido con nuestro sentido de venezolanidad.

 

 

@DouglaZabala

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *