Hay una gran expectativa en el país político por la designación de los nuevos rectores principales del Consejo Nacional Electoral (CNE), hecho que está anunciado por la Asamblea Nacional controlada por el chavismo, para este martes 27 de abril y que podría marcar una posible solución o el agravamiento del conflicto nacional.

¿Qué podría ocurrir? Por un lado, que un sector del oficialismo cumpla con un supuesto acuerdo con la comunidad internacional, para designar un Poder Electoral equilibrado, con al menos dos representantes de la oposición real; pero también podría terminar en un CNE 100% afecto al chavismo lo que en vez de ayudar más bien avivaría la crisis. Hay que esperar el anuncio definitivo.

En el País Económico, Venezuela sigue liderando el Índice de Anual de Miseria de Hanke, lo que nos convierte en la nación más miserable del planeta, superando a los países africanos. Adicionalmente, la escasez de diésel está muy lejos de resolverse, a pesar de la promesa de Nicolás Maduro.

En el País Social, el nuevo naufragio de un bote que llevaba venezolanos que intentaban huir a Trinidad y Tobago, es otro ejemplo de la tragedia que vive la población y que los impulsa a tomar riesgos enormes para salir de la pobreza y el hambre que los agobia en nuestro país.

PAÍS político

Oficialismo: este martes 27 de abril la Asamblea Nacional que controla el chavismo, debería anunciar los nuevos rectores principales y suplentes del Consejo Nacional Electoral. En ese sentido, si un sector del chavismo cumple con un supuesto acuerdo con la comunidad internacional, deberían elegir a un nuevo Poder Electoral con un poco de equilibrio, lo que pudiera incluir la incorporación de dos representantes de la oposición. Cumplir con ese supuesto acuerdo permitiría concretar un paso importante para construir una solución política y electoral. Si por el contrario, el oficialismo continúa con su tendencia de siempre y escogen un CNE 100% afecto a ellos, sencillamente estarían avivando el conflicto y poniendo trabas a esa solución pacífica que busca la comunidad internacional. Por otro lado, el conflicto en Apure sigue empantanando a la FAN y al régimen, sobre todo si se confirman las informaciones que hablan de nuevos ataques de la disidencia de las FARC contra los militares en la zona, tal como informó Iván Simonovis.

Oposición: es muy posible que el sector adverso al chavismo, que no es “La Mesita”, logre participar en el nuevo CNE con dos rectores. Hasta ahora en la lista de los 38 preseleccionados finales, hay tres postulados que están ligados a la oposición: Enrique Márquez, Roberto Picón y Juan Carlos Delpino. Sobre todo hay que prestar atención a la posible selección de los dos primeros, porque eso significaría que la jugada que adelantó un sector opositor dio resultado. En paralelo, la nueva unidad anunciada por Juan Guaidó sigue sin incluir a sectores importantes de la oposición, pero además mantiene el férreo control del G4 que es uno de los problemas que divide al sector adverso al chavismo.

Comunidad internacional: lo único resaltante es que en los próximos días deberían reiniciarse las “negociaciones pendulares, bajo la coordinación de Noruega. Se suponía que la semana pasada debían informar a los dos bandos, cuando la delegación de ese país regresaría a Venezuela para retomar las conversaciones. Mientras tanto, hasta ahora no hay noticias sobre los avances de la “iniciativa de Canadá” que lideran EEUU y la Unión Europea.

PAÍS económico

Crisis: de nuevo Venezuela es el país más miserable del planeta, al liderar el “Índice Anual de Miseria de Hanke”, que presenta un ranking de las naciones con la vida más miserable para sus ciudadanos, sobre la base de una fórmula que compara la tasa de desempleo, inflación y préstamos bancarios; menos el cambio porcentual del PIB per cápita. Los otros países que acompañan al nuestro en el ranking de los 10 más miserables son: Zimbabwe, Sudán, Líbano, Libia, Surinam, Argentina, Irán, Angola y Madagascar. Esta es la mejor muestra del esfuerzo que ha hecho el chavismo por destruir a nuestra patria. En otro tema importante, no mejora el abastecimiento de diésel en el territorio nacional, a pesar de la promesa de Maduro de resolver dicha escasez en los próximos días, pero además especialistas en la materia dudan que pueda resolver el problema en el tiempo que prometió.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela inician la semana en US$6.264 millones.

Dólar: sigue inestable el mercado cambiario y la tasa que informa el BCV comienza el período en Bs. 2.647.851,66, mientras el mercado paralelo tiene un promedio de Bs. 2.270.146,73.

Indicadores: en su último reporte parcial sobre el comportamiento de la economía, el BCV informó que la inflación de marzo fue de 16,1%, para una variación acumulada de 127,8%. En cuanto al PIB, la última actualización corresponde a 2019.

PAÍS social

Migración: el nuevo naufragio de una embarcación, que trasladaba venezolanos a Trinidad y Tobago, es otra clara señal de la tragedia humanitaria que afecta a Venezuela, cuando la población se atreve a tomar riesgos enormes, con el único fin de huir del hambre y la miseria que les afecta en nuestro país. Por otro lado, Chile deportó a 55 connacionales que habían ingresado por vías ilegales.

Pandemia: la Federación Médica Venezolana sorprendió con su proyección que indica que 50% de la población venezolana se contagió con Covid-19, lo que contrasta con las cifras oficiales que anuncia el régimen y que no generan confianza. El dato de la FMV es una muestra real del impacto que ha tenido el coronavirus en una nación empobrecida y con un sistema de salud colapsado.

Servicios: siguen acumulándose las quejas por la pésima calidad de los servicios públicos. Ya no solo se trata de los frecuentes y largos apagones que afectan a amplias zonas, sino del agravamiento de la escasez de agua que genera protestas a diario en diversas poblaciones.

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *