Al parecer para los venezolanos el haber transitado por estos más de 20 años de instauración del modelo chavista comunista en el país también ha pasado por un proceso sistemático de eliminación de la memoria colectiva del venezolano, sobre todo en lo referido al desastre castro chavismo que ha causado en el país.

Los venezolanos, hemos pasado de adversar a líderes chavista para luego convertirlos en nuevos personeros de la oposición como si nada hubiese pasado, hace pocos días, se celebró otro año más del fallido golpe del 11 de abril que genero el difunto chavez y que se le escapó de las manos y ese día paso como un día más.

A pesar de ser un día nefasto la gente se olvidó que ese 11 de abril dejó miles de presos políticos y muertos, los venezolanos olvidamos el daño que ha hecho al país Luisa Ortega Diaz la exfiscal y ahora la recibimos en la oposición como una nueva líder, olvidamos el daño que hizo el general Baduel al devolver a chavez al poder.

Pero ahora Baduel y otros Generales son vistos como víctimas, olvidamos a un grupo grande de artistas que se rasgaban las vestiduras por el Chavismo Madurismo hasta hace no más de dos años, pero como ahora viven en el imperio y se hacen llamar opositores de una oposición mayamera.

Claro está, para salir de la pesadilla del régimen todos los factores suman pero de aceptar el apoyo a llegar a borrar por ello el pasado es donde está el dilema de la situación, los crímenes y acciones cometidas han de ser sometidos al escrutinio de la justicia.

Nos olvidamos del sin número de presos políticos en las cárceles del país sin debido proceso, nos olvidamos de los diputados que han muerto bajo custodia del gobierno y quienes han tenido que huir del país por la persecución, olvidamos a las familias divididas, a la sangre derramada de miles de jóvenes en las calles del país.

Ya no se habla del caso Pudreval, de los actos de corrupción en el Plan Bolívar 200, no se habla del caso del Magistrado Luis Velázquez Alvaray, ni de Aponte Aponte y otros que viven protegidos en Estados Unido o España nadie pregunta por el General Cliver Alcalá por nombrar un caso reciente.

Sin lugar a dudas a los venezolanos pareciera que nos gusta que nos castiguen porque seguimos el mismo patrón de perdón con los políticos de la cuarta república que contribuyeron con este desastre y con la perdida continuada del país muchos de los cuales también disfrutan del dinero robado en la cuarta república en el exterior y ahora se unen a la oposición para limpiar sus caras.

Solo el tiempo y la historia nos dará la razón o restablecemos la civilidad en el país con la aplicación de la ley a quienes deban entregar cuentas sean de donde sea su tendencia política o pasamos a formar parte de la historia como el pueblo más pendejo del mundo.

 

 

 

Germán Paredes|@germanparedesr

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *