La administración Biden asumió la medida de protección temporal al status migratorio de los venezolanos que viven en USA e ingresaron hasta el 08 de marzo de 2021. El TPS es una vieja y justa aspiración de los venezolanos en suelo estadounidense, durante su campaña el candidato Joe Biden lo ofreció y en menos de dos meses lo cumplió, es hoy una realidad.

El TPS pone un freno a medidas migratorias duras como la deportación, permite vivir y trabajar en mejores condiciones a quienes resultan beneficiados, propias del mundo civilizado, va dirigida a un poco más de 300.000 venezolanos que se encuentran en USA, quienes la acogen con satisfacción, por fin algo bueno en medio de tanto sufrimiento.

Para la fortuna de los venezolanos en USA esta medida cuenta con el apoyo bipartidista, es decir, Demócratas y Republicanos, asimismo ha sido claramente estimulada y apoyada por la OEA con todo su valor continental y planetario.

Existe un consenso bastante amplio de esta política solidaria con los venezolanos, observamos con agrado el pronunciamiento hecho por el alcalde de Doral: Juan Carlos Bermúdez y sus esfuerzos para trabajar en forma conjunta con las ONG, medios de comunicación y factores ligados a la comunidad venezolana en USA.

El equipo de la embajada encabezado por Carlos Veccio y la representación del gobierno interino de Venezuela, también cierra filas para el éxito de la consecución del TPS a todos los venezolanos que se encuentra en suelo estadounidense, seria mezquino no reconocer y valorar todos esos esfuerzos.

La medida del presidente Biden en USA y del presidente Duque en Colombia, deben convertirse en un claro ejemplo para los gobiernos de América Latina y Europa, por cuanto 6 millones de venezolanos huyeron a distintos países para sobrevivir de la miseria y la ruina que nos impone la tiranía. Espero que sirva el esplendor luminoso de esta medida de los gobiernos de USA y Colombia para condenar las posturas xenofóbicas de politiqueros ignorantes y oportunistas contra los venezolanos.

Si algún pueblo no merece agravios xenofóbicos, somos los venezolanos, nuestra historia indica que le abrimos los brazos, le tendimos la mano amiga, brindámos oportunidad de educación, salud y trabajo a millones de seres humanos de diferentes países del mundo.

La Venezuela del progreso de ayer, la que volveremos a tener, canalizo la energía creadora y productiva de los migrantes que ingresaron a nuestro país, hoy solo exigimos reciprocidad temporal hasta que derrotemos la tiranía-conserje de las fuerzas ocupacionales de dictaduras y grupos terroristas que no son un problema exclusivo de Venezuela; se constituyen en una amenaza para la libertad, la democracia y la paz del continente.

Los venezolanos no tenemos antecedentes migrantes hasta la última década, cuando hemos salido de nuestro suelo encabezados por Miranda, Bolívar, Urdaneta y Sucre con nuestros ancestros a construir la libertad del continente, nuestros genes no han cambiado, las circunstancias son adversas colocándonos como epicentro de la confrontación geopolítica mundial, con la inspiración de nuestros padres libertadores seguiremos remando hacia nuestra hora estelar. Gracias Biden, gracias Duque.            

 

 

José Luis Pirela|@joseluispirelar|@Vdemocraciatv|Diputado de la AN legítima 2015

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *