Parece que la comunidad internacional, que busca una solución a la crisis venezolana, marcha a una velocidad distinta a la oposición.

¿Por qué? Porque en el sector democrático no terminan de ponerse de acuerdo con el fin de reconstituir la unidad y crear una única estrategia, que permita construir esa salida política, pacífica y electoral.

Por un lado, la coalición internacional, liderada por EEUU y la Unión Europea, parece tener un plan que debería culminar este año con la convocatoria de elecciones regionales y municipales, dejando las presidenciales para el segundo trimestre de 2022, luego de alcanzar las condiciones electorales adecuadas.

Pero por el otro, la oposición sigue sin llegar a acuerdos mínimos que permitan abandonar la desconfianza y los cuestionamientos entre ellos, para sentar las bases de la recuperación democrática e institucional que requiere nuestra patria herida por más de 20 años de barbarie chavista.

Es tan grave la situación en la oposición, que ni siquiera los partidos que integran el G4 logran ponerse de acuerdo, porque las diferencias entre ellos son demasiado profundas y quizás algunos personajes que ahí hacen vida, no quieren que se logre una solución a la crisis venezolana.

El mayor problema es que el tiempo corre y eso atenta contra la necesidad de crear las condiciones adecuadas, para que los venezolanos tengan confianza en el acto electoral, porque sin esa transparencia es inviable ir a elecciones.

Frente a la necesidad del país, en la oposición deben hacer un supremo esfuerzo, admitir sus errores, posponer sus planes individuales y ceder en sus posiciones para lograr esa unidad, porque dispersos no van a obtener los resultados que permitan el urgente rescate del país.

Lo inaudito, es que mientras los líderes de la oposición siguen sin firmar un alto al fuego entre ellos, la mayoría de los venezolanos a duras penas sobrevive en medio de la hiperinflación y la dolarización que acabaron con la poca calidad de vida que tenían.

Ojalá la oposición le ponga seriedad a su lucha.

Ojalá este año comience a solucionarse la crisis nacional.

 

 

@VerdadesRumores

 

 

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *