Son unos bárbaros… Los candidatos a rectores al CNE, son en su mayoría títeres de la Dictadura y no cumplen con los requisitos para ser postulados. Agradezco el trabajo de los amigos de Súmate, que dieron a conocer casi de inmediato a la Opinión Pública, que la mayoría no son más que patas de cabra que nos están metiendo, de nuevo, la revolución.

Atentos… Hay una ola de estafadores en Facebook, Instagram, están enviando mensajes directos por WhatsApp a los venezolanos en el exterior ofreciendo la realización del trámite y entrega de pasaportes y prórrogas en las puertas de sus casas. ¡Tenga mucho cuidado, se los advierto! La gente ya no hay cómo joder a los demás. Te juran y te perjuran que la persona que hace el trámite es un hermano de un amigo, o el hijo de la vecina de la misma cuadra que trabaja en el Saime o que es un abogado arrechísimo, y los engatuzan diciéndoles que la gestión del pasaporte son 180$ y que el envío hasta la puerta de tu casa son 80$ más y el pendejo que caiga perdió 260$. Más uno llora por las calles de los países de América Latina la pérdida del dinero, de la gestión y no hay cómo denunciar, ni donde reclamar, ni con quién pelear porque los estafadores están en Venezuela cambiándose de nombre dependiendo de la estafa que cometen. Por favor, ¡No seamos pendejos!

El tuit… Me tropecé con este trino en las redes. Imposible no identificarme con ella. No soy corrupta, no vendo dólares, tampoco sirvo para hacer tracalerías y por lo tanto no presto para vainas raras. No estoy Venezuela por persecución política pero acá en Colombia, entre mi propia comunidad soy una bicha rara. No me colo en la fila, no pido dinero en las calles, no robo, no miento ni engaño para que me den una bolsa de comida, no engaño, no ofendo a esta tierra ni a su gente, respeto las Leyes y el modo de ser de mis vecinos y esto enseño a mis hijas y mi esposo es fiel practicante de lo mismo como modo de vida. Somos millones los Gloria Cuenca en Venezuela y fuera de ella y eso me hace sentir bien, porque no soy la única que se acuesta en la noche y piensa que está equivocada.

San Francisco… El municipio zuliano, San Francisco, sigue en pie. Resiste con admirable coraje los embates de una economía que muere o se reinventa para no bajar santa marías. Por su parroquias rueda, sí, en bicicleta, el señor profesor Ricardo Lobo con su fundación Renovando Esperanzas. En San Francisco están a la espera de un nuevo liderazgo político, sin embargo, los mismos de siempre dicen que Dirwin Arrieta, el actual Alcalde repite, porque si hay operadores rojos que saben secuestrar procesos electorales y darse como ganadores, son los de San Francisco que llevan años jugando sucio y siendo premiados por esto. Sin embargo, es muy bueno saber que paso a paso, crece un nuevo liderazgo, distinto, amplio, educado, decente, bien formado, un hombre de letras que ama las luces, lo que sin duda le hace mucha falta a San Francisco, una persona que le devuelva a esta noble tierra, su moral y sus luces.

Dramáticos… Así son los números de la encuesta de CODHEZ, la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia. El estudio realizado al 28 de febrero de este año, da cuenta de cómo y qué comen los zulianos, así como nos da luces sobre las nuevas prácticas alimenticias. Se intervino en el área metropolitana de Maracaibo: Mara, Maracaibo y San Francisco, y se incluyeron La Cañada de Urdaneta, Cabimas y Lagunillas; los corredores electorales más importantes de la región. Debemos dar gracias a Dios y a La Chinita por el maíz. La arepa pelada y viuda es la comida principal. Donde se puede, ya no se come carne, se comen vísceras y nuestra riqueza natural: el plátano no deja de estar en la mesa pero ya no como plátano sino como rebusco que para matar el hambre bastante que sirven. De los seis municipios, leer Mara es entender que están pasando hambre. Si Mara está así, ¿cómo estará Guajira/Paéz?

¿Y Guaidó?… ¿Qué están haciendo los políticos de oposición por nuestros pobres en Venezuela? Yo les contesto: USARLOS. ¿Qué están haciendo los políticos de oposición por nosotros los migrantes? Les contesto: ¡USARNOS MÁS! Mataron a Orlando Abreu, en Trujillo-Perú y Guaidó no agarró su camioneta blindada y su súper poder de hacerse invisible en las carreteras de Venezuela y el mundo para llegar a la casa de la familia de Abreu a darles el pésame. ¿A cuál casa va a ayudar a algún venezolano a que no muera de hambre que no sea la casa de sus familiares? Una cuerda de bandidos son los políticos de oposición que quedan en Venezuela. Nada más le han servido a la revolución.

Las cartas… Qué alboroto ha desatado un audio que rueda hablando de las cartas de buenas conducta que Guaidó firmó como Diputado de la AN, a varios colegas de él para que fueran por el mundo a pedir ayuda para la libertad de Venezuela. Sobre esto, sólo les contaré, que de las cartas firmadas y selladas por Juan Gerardo Guadió, no quedaron ni los sellos. Cuando fueron a buscar de dónde salían las cartas de presentación, ni el polvo de las cartas. Para que vean las joyitas que tenemos en la defensa por la recuperación de la Democracia.

El análisis… No logro sacar de mi corazón que en mi Venezuela, cada generación de hijos propios o hijos de migrantes, pudieron siempre vivir mejor que sus padres; siempre. En Venezuela, las generaciones futuras vivían mejor que sus generaciones anteriores. Hoy como migrantes, dependiendo del país que en el que estamos, vemos que a sangre y fuego o a pulmón propio de millonario, una nueva generación logra vivir medio mejor que la anterior, pero en muchos casos, evidenciamos que generaciones actuales viven igual cómo vivieron sus padres y eso no lo entendemos. En Venezuela siempre se pudo progresar. «Hoy estamos 100 años atrás: un régimen autoritario que luce interminable e invencible; un aparato represivo cruel y omnipresente; presos políticos, tortura, desaparecidos, exiliados; sindicatos, gremios y asociaciones civiles disminuidos, cooptados por el poder, amenazados, acorralados. Partidos políticos intervenidos, prohibidos, confiscados. Todo, con el telón de fondo de la más descarada, grotesca y generalizada corrupción que haya conocido la República. -Nos deja- El resultado: la primera emigración de venezolanos en la historia, la indefensión ciudadana, la desesperanza, la desmovilización; eso que los sociólogos llaman la anomia de la sociedad. Una nación que se desvanece ante nuestros ojos». Andrés Caleca. Revista Politika de la UCAB. Artículo «Borrando las huellas de la pesuña», nos dice que nuestra Venezuela se desvanece, lo mismo que la semana pasada les dije, sobre los resultados del estudio que se presentó a los pocos capitales privados productivos en Caracas, que Venezuela se convierte en un país fantasma. Aunque tengo amigos que ven esto como una oportunidad de oro para el renacer, no deja de dolerme todo lo que se está perdiendo en mi tierra que fue la tierra del todos.

Mujeres de empuje… En un rinconcito de Maracaibo se están haciendo cosas maravillosas. En la urbanización Villa Baralt, Parroquia Francisco Eugenio Bustamante, oeste de la casa de Udón, trabaja Riamely Rubio, socióloga, defensora de los Derechos Humanos de las Mujeres, parte del equipo de Uniandes en la frontera Colombo Venezolana. Su trabajo no sólo es escuchar y compartir con las mujeres de su entorno sus inquietudes, miedos, esperanzas, sino que también las educa sobre las legislaciones que las protegen. Su tan humana labor la hace sin fines de lucro y ya se dejan ver los avances de este entregado trabajo. Junto a varias compañeras de estrategia, como su fórmula Consuelo Nava, Riamely camina la árida Villa Baralt organizando a las mujeres para regalarles una poderosa herramienta: Información. Me siento tan orgullosa de esta mujer, de su fuerza, de su coraje pero sobre todo de su ejemplo, de esa capacidad que tienen para brillar y ser luz en la oscuridad. Dios la siga bendiciendo y le permita continuar siendo herramienta para la transformación positiva de mujeres que jamás deben olvidar que no hay que soportar violencia de ningún tipo de nadie.

Servicio Público… Hoy les pido su ayuda para un hombre que ha dedicado su vida profesional y académica a nuestra amada tierra zuliana. El profesor Werner Gutiérrez y su compañera, enfrentan una dura enfermedad en nuestra devastada Venezuela. Todo apoyo o colaboración es salvador. El profesor Gutiérrez es de los más entregados al agro y la producción en nuestra región. Amplio conocedor de la vocación agroalimentaria que tienen nuestras tierras zulianas, ha sido es el mejor aliado de los productores y ganaderos, pero sobre todo, Werner Gutiérrez ha sido el mejor maestro para una camada de profesionales que en Venezuela y el mundo llevan con orgullo el haberse formado en las granjas de la Universidad del Zulia por uno de los excelentes docentes de esta Casa Educativa. Su sapiencia fue utilizada y hasta ultrajada, me atrevo a decir, por esa clase política opositora que nos traicionó como pueblo y le sacó el máximo jugo a las esperanzas que depositamos en ellos. Les pido, oremos por él y su compañera. Pongámoslos en la presencia de Dios Todo Poderoso y de La Chinita, la campeona de la salud. En el post están los datos para esos tan necesarios aportes que este noble hombre necesita. Deseo su pronta recuperación, porque no sólo el Zulia sino Venezuela, necesita de todo su conocimiento y autoridad para reconstruirnos como país en ese futuro que todos queremos vivir pronto.

Alma luchadora… Karol Medina es mi hermana y estoy muy feliz de presentarles su historia. De Maracaibo se mudó a Maturín donde hizo su familia pero fue de las primeras en sentir el rigor de la escasez de comida, gasolina y medicinas. Recuerdo que se transformó y no sé de dónde sacó la fuerza para tener tres empleos. Trabajó como madre comunitaria, en un hotel y con su arte manual, decoraba fiestas y atendía como mesonera cualquier tipo de evento. La inseguridad le arrebató un hijo, un dolor que llevamos en el alma. La mala vida se instaló en su casa así como en la mayoría de las casas de los humildes en Venezuela, lo que la empujó a emigrar en Venezuela para procurar el sustento mínimo de sus otros dos hijos. Se fue a Perú pero la vida le deparó otra pérdida: la depresión se llevó a su marido mientras ella apenas empezaba a abrirse campo como migrante. Vendió de ambulante, limpió casas, sirvió mesas, lavó baños, pasó hambre, lloró amargas lágrimas, junto cada moneda y compró cuatro corotos y en una esquina del mercado de Arequita montó su espacio, sí, espacio, porque nunca tuvo una mesa, siempre vendió de pie. Hoy mi hermana abrió su tienda propia. Con el nombre de «Rincón Zuliano», ofrece lo mejor de nuestros productos venezolanos y todo en mercadería peruana. Junto a sus dos socias, atienden en Avenida calvario 508 . Miraflores. La más amplia variedad y los mejores precios, porque su política es ganarse un sol y de sol en sol llenar la caja. Su número para domicilios y otros servicios de la tienda 977346181. Le deseo el mayor de los éxitos en este camino que emprende. Ella al igual que muchas venezolanas aguerridas, construyen su día a día con la vista puesta en un futuro sustentable y rentable para ella y sus hijos. Dios me la bendiga grandemente y a todos nuestros hermanos en Arequipa, Perú, un pedazo de nuestra tierra está aquí, en el «Rincón Zuliano», con la mejor atención de Karol y sus socias.

Gracias Werner Bieler… Recibe mi agradecimiento infinito porque no tengo cómo pagarte. Me sostengo en ti con un abrazo desde mi alma rota de migrante que busca a diario recomponerse con estas líneas. Gracias por creer en mí como lo haces. Ojalá podamos conocernos pronto porque conectados ya estamos. Y por ese mismo puente que me dejó saber que estás allí, ven a la casa de esta #Madame cuando quieras. Siempre te estaré esperando para honrarte. Dios y La Chinita te bendigan grandemente y te hagan muy feliz.

Excelente… En la columna que viene les contaré sobre el trabajo que está haciendo una zuliana por todos los migrantes en Colombia. Quedarán asombrados de quién se trata. Nos leemos la próxima semana.

 

 

Yrmana Almarza|@yrmana|Instagram: @yrmanaalmarza|CNP: 13.979

[email protected]

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *