Las crisis en el país pareciesen no tener final, la situación energética vuelve a tener nuevamente una difícil repercusión en el país, la falta de gasolina mas otros combustibles se suma a la grave crisis alimenticia que sufre el país en estos últimos días.

No solo son los padecimientos propios que ha generado la pandemia, ahora se suma la carencia diésel que está poniendo aún más en riesgo la poca producción de alimentos con la que cuenta el país, no existe al parecer suficiente producción.

La carente situación de la industria petrolera ahora se refleja en el punto mas delicado como lo son la producción y distribución de los alimentos, ya es normal conocer que la gente tiene dificultades para comer y ahora le sumamos esta nueva situación, los venezolanos atravesamos por la crisis mas dura de la historia del país.

Son continuos los enfrentamientos entre la Guardia Nacional y los ciudadanos al momento de obtener el servicio, el país se sumerge en la carencia de comida, medicinas, seguridad, servicios públicos y ahora gasolina o gasoil, apagan la vida del pueblo poco a poco.

El discurso sigue siendo el mismo, achacar al bloqueo de Estados y la carencia de servicios, la dictadura no termina de asumir sus responsabilidades, ahora la cadena productiva se ve en peligro si no llega el combustible, sé perderían las pocas cosechas por falta de medios para movilizarlas.

Pero mientras tanto este rubro de la industria petrolera si esta asegurado para Cuba de manera continua mientras el pueblo muere de mengua por el gasoil necesario para múltiples servicios que permiten mejorar la calidad de vida del ciudadano.

Durante meses los venezolanos luchan contra la escasez de gasolina, pero ahora es la falta de diésel, el país con las mayores reservas de petróleo se enfrenta a una grave escasez energética nunca antes vista, el clamor es generalizado al pedir esta sea la ultima crisis por la que atravesamos.

Solo esperamos que se solucione el problema porque de lo contrario nos enfrentaríamos a una nueva crisis más en el país que podría convertirse en la ultima crisis que nos faltaba.

 

 

Germán Paredes|@germanparedes

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *