En la época de los años 1960, Venezuela llegó a ser uno de los países más ricos del mundo; pero lamentablemente cayó en las garras, no solamente del socialismo carnívoro, sino también del socialismo vegetariano. Que fue la antesala a esa llegada de Hugo Chávez al Poder.

Los gobiernos que transcurrieron a lo largo de los llamados 40 años de democracia, desarrollaron el populismo, estatismo y socialismo, como forma de gobierno y estrategia electoral unos en mayor grado que otros.

Lo que es importante entender y conocer respecto de esta historia, es que el socialismo no fue introducido únicamente por Hugo Chávez, hay quienes aún comentan que él fue el creador de ese sistema. El socialismo en Venezuela, viene desde antes de la llegada de esta figura nefasta al poder. Fue a partir de los gobiernos de los años 1960 en adelante que creyeron en la social-democracia (borra del socialismo europeo) de partidos políticos como COPEI, AD, MAS entre otros, que llevaron las promesas de redistribución de las riquezas y que terminaron generando un Estado que crecía cada vez más y un cordón de miseria en la sociedad.

Lo que no entiende una parte de América Latina,  y del mundo es que el Estado no genera riquezas ni sabe administrar empresas. El Estado para poder dar todo esos subsidios y poder desarrollar todas esas promesas populistas, necesita sacarle el dinero a alguien más y “ese alguien más” eres tú; tiene de una manera tres formas de conseguir ese dinero con el que va a desarrollar el populismo.

La primera es la deuda, esta opción nunca es buena para un país y menos para la población. Otra manera son los impuestos que terminan de alguna manera asfixiando a los que contribuyen o un castigo al éxito de los empresarios; los impuestos de alguna manera se han convertido en un robo a lo largo del mundo y en especial en América Latina. Otra forma es la emisión monetaria a partir de un Banco Central que siempre deriva en inflación.

Una vez que llega Hugo Chávez al poder, en el primer año de mandato toma ciertas decisiones para avanzar y exacerbar todas las medidas que se habían tomado a lo largo de la historia política y económica venezolana. Pero, además agregarle un componente extra, el componente de la revolución bolivariana que venía con la cuestión previa de la revolución cubana, que también tenía sus orígenes en la revolución bolchevique, tomando asi el control de los distintos poderes del Estado, destruyendo de alguna forma ese Estado de Derecho y de Justicia, incluso sobre los organismos electorales. Una vez que toma control sobre el ente electoral, la situación pasa a ser una situación completamente distinta.

¡Stalin decía, que los que votan no deciden nada y los que cuentan los votos son los que deciden todo! Los gobiernos populistas a lo largo de nuestra región, comparten otra característica en común “El Poder”.

El deseo ferviente por alcanzar cada vez más Poder, pero no solo eso, sino perpetuarse en él y además enriquecerse a partir del Poder. Otra de las primeras medidas que toma Chávez es el intercambio de más de 60 mil barriles de petróleo en el primer año de gobierno con el gobierno de Cuba. Cuba después de que recibe esa dote, envía a Venezuela todo el aparato de inteligencia que forma parte del G2 cubano.

Esto es importante, para entender el rol que tiene Cuba dentro de la isla y dentro de Venezuela, por supuesto, a partir de la toma del petróleo, de los recursos naturales y las riquezas que tiene Venezuela y que estaba en manos del Estado, bajo el poder y la decisión de Hugo Chávez, podemos ver la destrucción que hace sobre todo este tipo de recurso y del sistema a lo largo del territorio.

En el año 2013, finalmente el dictador muere. Lo que hay que entender es que si Hugo Chávez seguía vivo, iba a pasar probablemente lo mismo que está sucediendo ahora. Venezuela es un país que hoy está tomado por las peores mafias criminales del hemisferio, por las mafias criminales de todo el mundo, hoy en Venezuela operan más de cinco campos de Hezbolá, lo mismo sucede con las guerrillas marxista de las FARC y el ELN. Hoy más del 70% del territorio nacional está en manos de todas estas mafias.

Venezuela para salir de esta crisis, que está padeciendo desde hace dos décadas de chavismo, tiene que entender que la solución es la libertad. Bien sea negociada o por incursión de una coalición de la comunidad de vecinos. Una vez obtenida, cambiar su esquema político, social y económico que permita crear primera vez, un mercado libre del poder del Estado, con apertura económica, libertades individuales, Estado de Derecho y de Justicia, igualdad ante la ley y la consolidación de la propiedad privada. Además de erradicar el socialismo como forma de gobierno.

Por supuesto, también se necesitan privatizaciones para potenciar el aparato productivo, que saque al país del estancamiento económico en el cual está. Se conforme un sistema económico de capital privado, para desarrollar una potencia a lo largo del continente. ¡Asi pues! Iniciemos esa tarea desde hoy, eliminando del inconsciente colectivo los sofismas creados desde hace más de 60 años por los partidos socialistas del país que han representado el 93%.

 

 

 

@gervisdmedina|Abogado|Criminólogo|[email protected]

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *