A los médicos en su día. En tributo a quienes han dado la vida en su oficio de salvar vidas

en esta pandemia del siglo XXI.

 

JOSÉ MARÍA VARGAS

José María Varga fue un venezolano nacido en La Guaira el 10 de marzo de 1786. Médico cirujano, científico, catedrático y rector de la Universidad de Caracas, político, escritor y presidente de Venezuela.

En 1798, ingresó en la Universidad Real y Pontificia de Caracas, donde cursó de 1802 a 1806. Se graduó de bachiller en filosofía el 11 de julio de 1803. Obtuvo sus grados de Licenciado y doctor en medicina en el año de 1808.

Apenas terminó sus estudios médicos se traslada a Cumaná, donde vive hasta 1812. Luego de iniciado el movimiento de la Independencia, Vargas es parte del Supremo Poder Legislativo de Cumaná en 1811. Se encontraba en La Guaira cuando el terremoto del 26 de marzo de 1812.

Allí prestó destacados servicios como médico y hombre público a la comunidad de su ciudad natal, los cuales fueron reconocidos oficial y públicamente por la municipalidad guaireña.

MARACAIBO ENGRIPADA

Vos sabéis que. Después de la primera guerra mundial, en Europa se desató una mortal epidemia de gripe, que luego todo el mundo la conocería como la gripe española. Aquella mala influenza, un mal día se propagó en Maracaibo, creando en El Empedrao y El Saladillo muerte y desolación.

El 22 de agosto de 1918 en una goleta procedente del puerto de La Guaira, llegó a Maracaibo con dos pasajeros contagiados. Las autoridades se percataron del hecho. A uno lo trasladaron a la Beneficencia Pública, pero el otro, pasó directo a su casa en la calle Monagas. 

Fue esa la mecha que regó el candelero gripal. El gobernador Matute Gómez impuso el Estado de Sitio. Se prohibieron las reuniones públicas y se ordenó el cierre del comercio. Se Prohibió acompañar los muertos al cementerio. La terrible epidemia liquidó unas 800 almas.

Había casas de familias donde uno tras otro iba muriendo por la terrible pandemia. El gobierno nombró al doctor Francisco Eugenio Bustamante Jefe Sanitarista, para enfrentar la diabólica Gripe Española. Aquel 18 de noviembre fue el único día cuando la Virgen no salió en procesión. Pa’ que vos sepáis.

PANDEMIA BUBÓNICA

Vos sabéis que. La peste bubónica un buen día se dejó correr entre los barcos que iban y venían desde el Puerto la Guaira. Ella apareció por primera vez en 1908, y según, fue importada de las vecinas islas antillanas y de manera muy puntual Trinidad. Los primeros casos aparecieron en la zona portuaria y después subió a Caracas.

Esta pandemia reapareció sucesivamente en 1909, 1910, 1911, 1912, 1914, 1916, 1918 y 1919.  Así lo confirma ese último año el Doctor Luis Chacín Itriago, Director de Sanidad Nacional, bajo el gobierno de Juan Vicente Gómez.

En esos meses de 1919 existía una verdadera epidemia en casi toda Caracas. Todos los contagiados eran empleados o visitantes asiduos de Mercados Públicos, donde mantenían malas condiciones sanitarias, especialmente en cuanto se refería a protección contra ratas y pulgas, trasmisoras de la terrible enfermedad.

La peste bubónica se extendió por toda Venezuela. Entre otras medidas estaban, la estricta reclusión de los enfermos en hospitales de aislamiento; y vigilancia por siete días, de todas las personas que habían visitado la casa o habían hecho contactos, con aquellos que había sido víctimas del virus, producido por el aún asqueroso y temible roedor. Pá que vos sepáis.

 

 

 

@DouglaZabala

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *