Aunque pareciera que no ocurre nada en torno a la búsqueda de una solución a la crisis venezolana, la realidad es que el plan internacional, que ahora se centra en la “iniciativa de Canadá”, está en marcha y busca inicialmente reagrupar a la oposición que continúa dividida.

Por eso se realizó el encuentro de Bogotá que sirvió para que afloraran las diferencias internas y el sectarismo del G4, pero además para que EEUU hiciera fuertes señalamientos contra la oposición, porque no han sido capaces de ponerse de acuerdo en medio de la peor crisis que ha vivido Venezuela.

Esta semana debe realizarse un nuevo encuentro en la ciudad de Washington, cita de la cual debería emerger un primer acuerdo entre los miembros del G4, pero adicionalmente podría sumarse la disidencia para avanzar en la construcción de una nueva plataforma unitaria que logre enfrentar los retos de este año.

En el País Económico, de nuevo el chavismo hace gala de su improvisación en el manejo de la economía, al anunciar la emisión de tres nuevos billetes en el maltrecho cono monetario, que en nada resuelven los problemas que enfrenta el moribundo bolívar ante el avance de la dolarización.

En el País Social, reportan un aumento en la cantidad de venezolanos que recorren la frontera con Colombia, con el fin de cruzar por los pasos ilegales. Por otro lado, el creciente manejo de dólares en el comercio venezolano sigue generando graves dificultades a los ciudadanos, que no tienen acceso a la divisa americana.

PAÍS político

Oposición: desafortunadamente el sector adverso al chavismo sigue dividido, aunque se están haciendo todos los esfuerzos para superar la fractura y desconfianza actual, con el fin de construir esa plataforma unitaria que permita enfrentar con éxito los retos políticos y electorales de este año. El encuentro de Bogotá fue “un fracaso positivo”, aunque suene contradictorio, porque permitió no solo que EEUU reclamara mayor unidad a los opositores, sino que puso de relieve el sectarismo y las diferencias que existen en el llamado G4 integrado por los partidos Acción Democrática, Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo. Aunque no hubo un acuerdo de unidad entre ellos, por lo menos la comunidad internacional los puso al tanto del plan que está en marcha y que debería terminar con elecciones regionales y municipales este año, dejando las presidenciales y parlamentarias para mediados del segundo trimestre de 2022. En estos próximos días se debe realizar un nuevo encuentro de la oposición, pero que será en Washington, donde se prevé que participe la disidencia al G4 y pueda generarse un principio de acuerdo.

Oficialismo: el chavismo sigue en su estrategia electoral y en ese sentido avanzan hacia la escogencia de los nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral, para luego llamar a elecciones regionales y municipales. En paralelo, llama la atención el supuesto interés de sectores radicales de generar alguna acción militar con Colombia o Guyana, quizás buscando elevar la presión contra la comunidad internacional y apelar al nacionalismo. De hecho, esta semana que culminó Guyana denunció el sobrevuelo de aviones Sukhoi de la Fuerza Aérea Venezolana en su territorio. Hay que estar muy pendientes de estas iniciativas bélicas.

Comunidad internacional: aunque con poca información pública, la coalición de naciones que busca construir una solución a la crisis venezolana sigue haciendo su trabajo. Al parecer, el plan que está en marcha tiene como epicentro la llamada “iniciativa de Canadá” que reúne ese país, EEUU y la Unión Europea con la supuesta participación adicional de Cuba, Rusia y China en el esfuerzo de garantizar una transición política en Venezuela. De hecho, se rumorea que los cubanos llegaron a un acuerdo con la gestión de Joe Biden para apoyar una salida política en nuestro país, a cambio de inversiones, remesas y turismo para revitalizar la golpeada economía de la isla. Es importante aclarar que, aunque pareciera que no está ocurriendo nada, ante la falta de información precisa, si están sucediendo muchos hechos que pudieran ser importantes. La diplomacia en la mayoría de los casos es más efectiva fuera del foco de la opinión pública.

PAÍS económico

Crisis: mientras la dolarización avanza con rapidez, aunque con tropiezos por la falta de billetes de baja denominación para las transacciones comerciales, al chavismo se le ocurrió la brillante idea de emitir nuevos billetes de 200 mil, 500 mil y un millón de bolívares que no ayudan en nada a la moribunda moneda nacional. El régimen se empeña en hacer lo contrario a la lógica, porque lo recomendado por los especialistas era aplicar una nueva reconversión monetaria para quitarle ceros al bolívar y disminuir la presión sobre los sistemas de pago, que tienen problemas por las altas cifras que se manejan. Por otro lado, el comercio legal busca alternativas para dar vuelto a quienes compran con dólares, porque la escasez de billetes americanos de baja denominación genera dificultades en las operaciones diarias.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela comienzan la semana en US$6.260 millones.

Dólar: sigue estable el mercado cambiario y la tasa que informa el BCV inicia el período en Bs. 1.889.184,91, mientras el paralelo tiene un promedio de Bs. 1.900.752,76.

Indicadores: el BCV sigue sin emitir nuevas actualizaciones en cuanto a los indicadores de la economía.

PAÍS social

Migración: organizaciones que atienden a los migrantes venezolanos reportaron que aumentó la cantidad de caminantes por la frontera con Colombia, buscando la mejor opción para cruzar hacia el vecino país y huir de la crisis. Importante resaltar la medida tomada por el presidente colombiano, Iván Duque, al firmar el decreto que crea el “Estatuto de Protección Temporal” para los migrantes venezolanos.

Dolarización: el masivo uso del dólar en las transacciones comerciales en Venezuela sigue siendo un dolor de cabeza, para esa mayoría de venezolanos que no tienen acceso a divisas. El bolívar cada vez es menos aceptado para la compra de alimentos y medicinas, además del pago de servicios como internet, por ejemplo, lo que impacta en la deteriorada calidad de vida de la mayoría de la población.

 

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *