EL PLAN (I). Ante la falta de una información amplia y precisa sobre las características del plan de la comunidad internacional, buscando una solución a la larga y costosa crisis venezolana, hemos podido recibir poco a poco las piezas que permiten ir armando el complejo puzzle del conflicto nacional. Quiero aclarar que esa ausencia de información clara y amplia no es sinónimo de que se están haciendo mal las cosas. No, ya que por el contrario la diplomacia, como he comentado varias veces, actúa de forma más efectiva cuando se hace el trabajo fuera de la opinión pública. El gran problema del secretismo, en las negociaciones políticas y diplomáticas, es que dificultan el trabajo de los periodistas, pero además pueden generar la sensación de que no hay avances e interés en resolver el problema central. ¿Cómo va la búsqueda de una solución en Venezuela? Ni bien, ni mal, pero sigue en marcha en varios escenarios. Aunque esa respuesta suene confusa, es la realidad y eso no es una pésima señal. ¿Por qué? Porque no podíamos pedir un milagro en tan pocos días, pero adicionalmente armar el puzzle de una salida en Venezuela es algo bien complejo. Comencemos con la “encerrona de Bogotá” que, tal como advertí en mi columna anterior, terminó siendo el “ensayo de Bogotá”. ¿Por qué? Porque fracasó el intento de superar las diferencias en el G4. Como expliqué la semana pasada, al cónclave bogotano no fueron invitados los sectores disidentes del G4, porque este malévolo cogollo secuestró las reuniones y se dedicaron fue a exponer sus enormes diferencias políticas y financieras. Uno de los temas más polémicos que fue tratado, es la exigencia de Primero Justicia de mayor transparencia y responsabilidad en el manejo de los recursos que administra el gobierno interino, a lo que Voluntad Popular reaccionó como siempre lo hace exigiendo solidaridad y compromiso, cuando ellos son el foco central de los escándalos por irregularidades en el interinato. El otro tema polémico fue la decisión de participar o no participar en las elecciones regionales y municipales previstas para este año. En eso también hay división, inclusive dentro de los partidos, porque, por ejemplo, en Primero Justicia hay un sector mayoritario que considera que solo se debe participar en el caso que se logren condiciones, mientras hay otro que insiste que se debe concurrir y pedir condiciones en el camino. En AD, UNT y VP están en la misma diatriba interna. Inclusive, en Voluntad Popular el grupo de Juan Guaidó estima que sin condiciones no se debe participar. Mientras que la comunidad internacional también considera que, hasta ahora, hay limitaciones que no permiten la confianza y transparencia en el acto de votación. Cuando escuché esta explicación de una de las fuentes consultadas, pregunté si se estaban buscando dichas condiciones y la respuesta fue sincera: “Claro que sí, pues el fracaso de Bogotá no paraliza los esfuerzos internacionales para encontrar una solución”. Volviendo al fracaso de Bogotá eso se podía inferir al no generar un pronunciamiento público de unidad y tampoco hubo la clásica foto, sino que todo terminó con un silencio similar a cuando comenzó. ¿Eso es una mala señal? No, más bien creo que es una excelente señal de que es imposible que el G4 siga liderando la lucha opositora. Quizás ese era el resultado que estaba buscando EEUU y el resto de los países involucrados, para justificar la decisión de acabar con el G4 y aplicar un remozamiento completo al manejo de la oposición. Desde la semana anterior tengo una duda, ¿Por qué Estados Unidos dejó que el G4 secuestrara la reunión de Bogotá? Luego de varias consultas, tengo una respuesta parcial y es que EEUU tiene dos objetivos y el primero es tratar de ordenar internamente al G4, para luego sumar a las fuerzas disidentes a partir de los cambios en su funcionamiento y toma de decisiones; pero de no lograr eso sencillamente demostrar con la fuerza de los hechos, que el G4 debe morir, sumar a la disidencia y crear otra instancia con mecanismos de regulación y consultas que sean más amplios. ¿Eso quiere decir que EEUU y la coalición internacional apoyan al G4 hasta demostrar que no funciona? No, lo que trata es de canalizar ese reagrupamiento de la unidad, sin imponer criterios o decisiones. Pero adicionalmente me confirman que, sobre todo Estados Unidos, tienen serias dudas sobre la conducta de varios de los líderes que son parte del G4. Se los calan, por ahora, buscando ese fortalecimiento de la unidad y luego de lograr el objetivo mayor que es construir una salida, ellos poco a poco comenzarían la depuración de la oposición. Uno de los que menos confianza genera es Leopoldo López, no solo por sus errores y escándalos, sino por su permanente empeño en jugar adelantado, cosa que ya le han advertido y por eso el reiterado mensaje de que el interlocutor de la oposición con ellos sigue siendo Juan Guaidó, a pesar que este ha perdido fuelle y confianza en buena parte de la población. De ahí que el Secretario de Estado, Antony Blinken conversó fue con Guaidó y no con ningún otro, por ahora. Ahora bien, luego del fracaso de Bogotá, ¿Qué viene? Se los cuento en la segunda parte de este análisis.

¡ATENTOS! En varias ocasiones y en diferentes episodios de nuestra historia reciente, he comentado que en el chavismo pueden inclinarse hacia una acción militar contra Colombia y Guyana, con el fin de apelar al nacionalismo en medio de sus problemas. Recordemos que ellos acostumbran a huir hacia adelante. Ese tipo de acciones militares y nacionalistas no son extrañas en nuestros países. Lo intentó la dictadura militar argentina con su invasión a las Islas Malvinas en 1982, cuando el régimen de la época tenía graves problemas internos. Pero, además, también los apuros políticos estaban de trasfondo de la Guerra del Cenepa entre Ecuador y Perú en 1995. ¿Por qué esa percepción? Porque casi que en simultáneo se lanzaron dos advertencias militares contra Colombia y Guyana. La más importante fue la postura del general, Vladimir Padrino López, en relación con el diferendo por el Esequibo y dejar entrever que cualquier acción de las FAN era lógica en medio del problema. Pero además el jefe de la REDI Los Andes, general Ovidio de Jesús Delgado, amenazó con atacar el Norte de Santander y Bogotá en Colombia. Sobre este último tema, recordemos que en una ocasión Pedro Carreño señaló que en pocos minutos los Sukhoi de la Fuerza Aérea Venezolana podían atacar la capital neogranadina y regresar. ¿Puede la Fuerza Armada Nacional intervenir militarmente en ambos países? Ahí el análisis debe ser por separado. Por el lado colombiano hay un ejército profesional y bien entrenado en la lucha contra la guerrilla y el narcotráfico, pero sin una fuerza área que imponga temor, mientras el apresto operacional de las FAN es muy dudoso por el impacto de la crisis en la moral del personal militar, pero además por la falta de mantenimiento del equipo bélico, aunque la mayoría de los modernos aviones rusos están operativos. Del lado, guyanés su fuerza de defensa es pequeña y de poca reacción. Venezuela no tiene capacidad para un conflicto militar de mediana escala, pero si para generar una crisis que ayude a un sector del chavismo en sus propósitos políticos. Además, es pertinente destacar que, si toman la decisión de generar un “falso positivo” con cualquiera de los dos países, solo se necesita el traslado de hombres y equipos, además de dar la orden, pues esos planes de guerra se preparan con mucha anticipación como parte del trabajo normal en el CEOFan. Aunque suene descabellado, con el chavismo no se debe descartar nada. Es posible que los radicales que se oponen a una salida política y electoral estén pensando en una locura como esta.

DENUNCIA. El pasado fin de semana conversé largamente con un amigo del PSUV en el Zulia y este me lanzó un bombazo: “Hay un sector adverso a Omar Prieto que prepara una denuncia que piensan llevar ante la Dirección Nacional en Caracas. Resulta que Prieto es el socio mayoritario de la empresa Airtek que ofrece servicios de internet, pero detrás de eso hay manejos extraños que tú ya denunciaste el año pasado y que generaron una investigación que Prieto logró parar temporalmente. Lo nuevo es que Prieto usa a esa empresa para financiar a un sector opositor, principalmente del partido Voluntad Popular, para que hagan oposición a Maduro, pero no a él”. Frente a la revelación pregunté cuál era la vía de financiamiento: “Tienen pruebas que Prieto entregó a su compadre la exclusividad de la concesión de comercialización del servicio de Airtek en San Francisco, para luego emplear a dirigentes de VP y también financiar actividades de esa organización. En la misma tónica está usando un enorme gimnasio que funciona en Maracaibo y que también le pertenece, para apoyar financieramente a un sector opositor. El informe está siendo elaborado para presentarlo ante el PSUV nacional en los próximos días”. Sin más nada que agregar, sigamos adelante.

EL PLAN (yII). A pesar del fracaso de los encuentros en Bogotá, las cosas van por buen camino. ¿Por qué? Porque el G4 cada día demuestra más su incapacidad, sectarismo y desconfianza entre sus miembros. Pero, además, la comunidad internacional entiende que esto es una carrera de largo aliento, que implica éxitos y fracasos para lograr el resultado final que es el rescate de Venezuela. ¿Qué viene entonces? Las conversaciones no han cesado y está previsto que en estos próximos días se realice un nuevo encuentro del G4 en Washington. Me explicaron que los que participaron virtualmente en Bogotá, como es el caso de Henry Ramos Allup, tendrán que estar presente en dicha cita. La idea es confrontar cara a cara a los líderes del G4 para una solución final o quizás la eutanasia para ese cogollo. Me llama la atención que esta nueva reunión sea en la capital norteamericana y no otra vez en Bogotá, lo que permite inferir que podría ser la oportunidad de darles un ultimátum o aplicar cambios inmediatos. Lo de Bogotá y Washington, a lo que deberíamos sumar una reunión realizada en Panamá entre rusos, cubanos y gringos, como revelé hace unas dos semanas, son parte de un plan macro. ¿Cuál es ese plan macro? Una fuente de la oposición lo denominó: “La iniciativa de Canadá”. Al preguntar de qué se trata, los detalles son bien interesantes: “La iniciativa de Canadá es el epicentro del plan hacia Venezuela, porque incluye la participación de Rusia, China y Cuba en la búsqueda de una solución. Cuenta con pleno respaldo de EEUU y la Unión Europea”. ¿Por qué Canadá? Porque este país genera más confianza a los aliados confiables del chavismo, de una negociación que verdaderamente sea productiva y en la cual todos los sectores ganen. EEUU sabe que hacer eso en Washington generaría más problemas que soluciones y por eso acuerda con Canadá. De hecho, no es la primera vez que esa nación acoge una iniciativa de Estados Unidos, porque entre 2015 y 2016 fue el escenario para las conversaciones entre EEUU y Cuba para el deshielo de sus relaciones, hecho que ocurrió en la gestión de Barack Obama y que contó con la mediación del Vaticano. La “iniciativa de Canadá” se basa en la construcción de una salida política y electoral, en la cual los venezolanos decidan el rumbo político de la nación. Hasta ahora hay dos escenarios en los cuales se trabaja. El primero es con elecciones presidenciales y parlamentarias este año, dejando las regionales y municipales para el 2022. Y el segundo, es que la elección de gobernadores, alcaldes, legisladores y concejales sea este año, mudando las presidenciales y parlamentarias para el segundo trimestre de 2022. El punto en común en ambos escenarios es que deben darse primero los pasos para generar las condiciones: depuración del sistema electoral con la renovación de rectores del CNE, control del Plan República, devolución de los partidos políticos confiscados y la renovación del Tribunal Supremo de Justicia. ¿Y el conflicto entre Maduro y la Unión Europea? Eso es parte del forcejeo político por ganar espacios y conseguir más réditos de lo que esta en marcha. Una parte fundamental de la “iniciativa de Canadá” es que Rusia, Cuba y China estén convencidos que deben impulsar una transición en Venezuela, garantizando que sus intereses no serán afectados, pero además obteniendo beneficios para ellos, como lo he planteado desde hace varias semanas. ¿Cómo evalúa la disidencia del G4 la “iniciativa de Canadá”? De ambos lados obtuve respuestas positivas. Del lado de Antonio Ledezma me ratificaron que están dispuestos a conversar. Mientras que del lado de María Corina Machado no solo dijeron algo muy similar, sino que además están dispuestos a participar en un esfuerzo de unidad electoral, siempre y cuando las elecciones sean el resultado de un acuerdo con respaldo y veeduría internacional. A pesar del fracaso de la “encerrona de Bogotá”, hay razones para ser optimista en torno a la búsqueda de una salida a la crisis venezolana. Hay que tener paciencia y madurez para esperar los acontecimientos. ¿Se fijan la complejidad de armar el puzzle de la solución al conflicto venezolano?

MONTADO. Francisco Arias Cárdenas está dedicado a fortalecer su aspiración a ser de nuevo candidato del PSUV a la Gobernación del Zulia. Aunque aún está en México cumpliendo con sus funciones como embajador en ese país, tiene a su equipo dedicado las 24 horas a reagrupar sus equipos políticos para lograr sus dos objetivos. ¿Dos objetivos? Si, tiene uno primario que es ser candidato a las elecciones regionales. Pero si no logra ese, buscaría acabar con la aspiración de Omar Prieto de repetir. Como dicen popularmente, Pancho le tiene el “hambre” a Prieto a quien no le perdona todo lo que hizo para afectar su reelección el 15 de octubre de 2017, pero además sus acciones contra su entorno más cercano, además de haber condenado al abandono las pocas obras que dejó en su gestión. Como parte de ese esfuerzo por salir victorioso, tiene a Jairo Ramírez liderando el grupo que llama y se reúne con la dirigencia afecta a Pancho en el Zulia. Pero eso no es todo, sino que FAC acordó con el general, Néstor Reverol, convencer a Maduro para que en los organismos nacionales en el Zulia solo se designe a gente que ellos propongan. Al parecer lo lograron y ahora piensan manejar directamente dependencias como, por ejemplo, Hidrolago y el resto de esas instituciones, para aumentar el cerco contra Omar Prieto. Si Pancho y Reverol se pusieron de acuerdo con eso, no es descabellado pensar que van unidos contra Prieto y quien esté mejor en la recta final, apoyaría al otro para que sea candidato a la Gobernación. Por separado son un peligro para OP; pero unidos son más peligrosos aún. Una fuente, que trabajó con los dos en la gobernación, me comentó el fin de semana que Omar siempre ha subestimado a Pancho y resulta que el gocho sabe jugar fino en política, mientras Prieto es imprudente y visceral.

ENCUESTA. Recibo los detalles de dos estudios piloto que hizo la empresa Exposición Política, Social y Económica (EXPOSE) que lidera el profesor universitario y amigo, Marlon Jiménez. El primer estudio fue realizado entre el 15/11/2020 y el 17/12/2020 en el municipio Maracaibo, con una muestra de 300 personas de las clases sociales A, B y C. Las preguntas giraron en torno a la conformación de un gobierno de transición y un nuevo Consejo Nacional Electoral. A los entrevistados se les dio la opción de mencionar a 2 personas del chavismo, 2 de la oposición y uno neutral. Para el gobierno de transición los nombres más mencionados fueron: Francisco Arias Cárdenas, Jorge Arreaza, Oswaldo Álvarez Paz, Blanca Rosa Mármol de León, Mario Moronta y José Virtuoso. Mientras que para el CNE emergieron: Julian Isaías Rodríguez, Hermánn Escarrá, William Dávila, Angel Lombardi, Jessy Divo de Romero y Judith Aular de Durán. El segundo estudio consideró una muestra de 215 personas de los municipios Maracaibo, Cabimas, San Francisco y Jesús Enrique Lossada. El objetivo fue medir los responsables de la crisis, además de las preferencias a la Presidencia de la República, Gobernación del Zulia y Alcaldía de Maracaibo. En cuanto a la crisis económica 68% responsabiliza a Maduro, 12% a la oposición y solo 9% a la guerra económica. Cuando se consulta si las elecciones presidenciales fueran hoy, el candidato opositor recibió 49% de apoyo, Maduro 8% y los indecisos suman 34%. Al medir los liderazgos a la Gobernación del Zulia encabeza Juan Pablo Guanipa con 16%, Manuel Rosales 11%, Omar Prieto 8%, Pablo Pérez 6%, Néstor Reverol 5%, Francisco Arias Cárdenas 5%, Willy Casanova 3%, Enrique Márquez 2% y Eveling de Rosales 1%; en esta dimensión los indecisos suman 29%. Cuando se midió la Alcaldía de Maracaibo aparecen Willy Casanova 21%, Juan Carlos Fernández 18%, Carlos Alaimo 10%, Rodrigo Cabezas 6%, Eveling de Rosales 5%, Rafael Ramírez 3% y Fidel Madroñero 2%; mientras que los indecisos suman 18%.

UNIDAD. Desde el Partido Centro Democrático (PCD), ante ciertos rumores que hablan de que su líder, Carlos Alaimo, piensa participar en unas elecciones municipales a pesar de que no existan condiciones, aclaran que ellos no están privilegiando la participación en elecciones, sino la necesidad de construir una verdadera unidad que aglutine a todos los sectores, para derrotar al régimen con un único plan de estrategia y legitimidad de los líderes de la oposición para lograr una transición electoral. Desde el PCD aseveran que, si hay condiciones electorales, ellos están dispuestos a participar con unidad.

OTRO MÁS. Como casi no tiene problemas políticos, ahora Omar Prieto abrió otro frente de guerra. Aunque usted no lo crea el nuevo enemigo de OP es su antiguo pupilo el alcalde del municipio San Francisco, Dirwings Arrieta, quien está enfrentado a su mentor. ¿Por qué? Es de presumir que todo se agravó a partir que Prieto tiene como plan “B”, en el caso que no pueda optar a la reelección en la Gobernación del Zulia, aspirar en San Francisco sacrificando a su antiguo aliado. Una muestra de sus problemas es que, en la sesión para la elección de la nueva directiva del Concejo Municipal de San Francisco, Arrieta había escogido a una concejala para el cargo de presidenta, pero llegó la diputada, Suyin Pérez, con la orden directa de Omar Prieto de que la presidencia recaería en otro concejal y ahí se armó una trifulca en la cual hubo gritos, acusaciones y hasta sillas voladoras. Al final se calmaron los ánimos y por mayoría los concejales decidieron apoyar a Arrieta y desacatar la orden de Omar. Si somos sinceros, Arrieta no es un peligro para OP, pero si le fractura su base política en el municipio sureño. También es real que Prieto en vez de restar debería estar sumando en estos tiempos de dificultades políticas. Como consecuencia, los problemas entre DA y OP están en un punto peligroso, por lo menos en San Francisco.

¡INSÓLITO! La metamorfosis política que ha sufrido la rectora interina de la Universidad del Zulia, Judith Aular, es casi que digna de un estudio científico. No solo fue que olvidó de repente todo lo que el chavismo ha hecho contra nuestras universidades, además del maltrato hacia los docentes, sino que ahora acepta sin ningún problema la violación de la autonomía universitaria con la presencia de los cuerpos de seguridad en la Ciudad Universitaria. El colmo es que hasta permitió que en una sesión del Consejo Universitario de LUZ estuvieran policías fuertemente armados, incluso apostados detrás del presídium donde estaba ella con Clotilde Navarro, Marlene Primera e Ixora Gómez. Que pobre imagen está dando Judith Aular. Tiene una visión política bastante imprecisa, cuando se convierte al chavismo en estos tiempos. Ahí les dejo la imagen que confirma este comentario. Ese salto al “lado oscuro” creo que le va a salir muy caro.

NUEVA OPCIÓN. En medio de las dificultades del PSUV, a raíz de la pésima gestión de Dirwings Arrieta, además de la clara fractura en las fuerzas políticas de la oposición en el municipio San Francisco, en esta localidad se fortalece una opción distinta en la persona del profesor, Ricardo Lobo, quien a través de su Fundación “Renovando Esperanzas” sigue haciendo el trabajo social que los demás actores políticos no hacen. No es un secreto que Lobo viene del chavismo, pero se separó de esa tendencia a raíz de la pésima gestión de Nicolás Maduro. ¿Se convertirá en una tercera vía? Tiene todas las posibilidades tomando en cuenta que el escenario político en el país sigue cambiando y muchas personas buscarían opciones distintas al PSUV y a la actual oposición.

 

 

 

Darwin Chávez|@Darwinch857|[email protected]

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *