Verdades y Rumores|Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

LOS CUENTOS DE LA MADAME|Salida de gallos

SIN ANESTESIA ¿Cuál es el plan?

VERDADES Y RUMORES|La “encerrona de Bogotá” ¿Arrojará resultados positivos?

ANTONIO DE LA CRUZ|Referéndum revocatorio 2022 o elección presidencial 2024

LAURA BOLLA|Fin de la diplomacia liberal

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Nuevo orden mundial, orden geopolítico, responsabilidad de proteger. Orden unipolar, multipolar, no-polar, apolar.

El fin de la Guerra Fría marcó el triunfo del capitalismo, la entronización de la democracia occidental y la derrota del socialismo real

La Diplomacia”, ciencia que estudia las relaciones y los intereses de unas naciones con otras, también se refiriere a la forma en que los Estados manejan sus relaciones internacionales.

La forma tolerante y respetuosa de las opiniones y costumbres de los demás, hacen de la “Diplomacia Liberal” una imagen nueva, pero en peligro de extinción por el desorden “No-Polar” del “Orden Mundial”, posterior al ataque del 9/11

La posibilidad de resolver conflictos adheridos a las normas sagradas de la diplomacia, no tuvieron el éxito esperado en el objetivo prefijado, ya que esas normas son inseparables del orden mundial liberal surgido después de la Segunda Guerra Mundial.

Un ejemplo de la Diplomacia Liberal, es la doctrina de «Responsabilidad de Proteger», aprobada en forma unánime por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2005, por la que el mundo se compromete a proteger a las poblaciones contra genocidios, crímenes de guerra, limpiezas étnicas y crímenes contra la humanidad.

La estructura y el carácter del “Orden Geopolítico” han estado en el centro de la problemática y la temática de las relaciones internacionales desde su establecimiento como disciplina y han surgido con fuerza.

El esquema internacional que tomo forma en los años noventa, después de que la Guerra Fría, tocó a su fin para transformarse en un “Nuevo Orden Mundial y Geopolítico”. y  ha sido modificado en la última década por una serie de acontecimientos que han alterado su estructura y dinámica de funcionamiento.

Su modificación se debe a acontecimientos que han cimbrado sus cimientos y han alterado su estructura y su dinámica de funcionamiento. Las mismas no son, empero, sólo producto de las exigencias de esta coyuntura histórica, sino que asaltan a intelectuales, gobiernos y organismos internacionales cada vez que el Orden Mundial vigente es trastocado por eventos y planos rotos por conflagraciones abiertas a gran escala entre las potencias dominantes del planeta.

Encontrar la forma de minimizar el conflicto y maximizar la cooperación de manera de mantener un sentido de orden en un sistema descentralizado de Estados soberanos” (Rochester, 1993: 9), es una de las finalidades del Nuevo Orden Mundial.

Las ‘Relaciones Internacionales’ no tienen un carácter esencial en el mundo real en la definición de una disciplina” (Brown, 2001: 1).

Los sistemas adoptados para las “Relaciones Internacionales”, no son enteramente adecuados ya que hay formas de poder distintas al poder estatal que intervienen activamente en las relaciones globales.

El “Orden mundial” debe ser neutral respecto de la naturaleza de las entidades que constituyen el poder.

Su concepto tiene que ver con:

– El manejo del poder (hegemonía, equilibrio, concierto),

– El desarrollo e implementación de reglas formales (leyes internacionales)

– Y la creación de organizaciones internacionales.

El concepto de “Orden Geopolítico” puede definirse como el conjunto de “reglas rutinarias, instituciones, actividades y estrategias a través de las cuales la economía política internacional opera en diferentes periodos históricos”

Otra definición viene caracterizada por la constitución de tres elementos que la definen:

– Estructura,

– Modo de gobernanza y

– Forma de legitimación.

Por ende, se distingue entre Estructuras Unipolares, Bipolares y Multipolares, así como entre esquemas de Gobernanza Unilaterales, Plurilaterales y Multilaterales.

La definición aportada por Mikael Baaz, sostiene que el concepto de Orden Mundial resume el sistema de reglas formales e informales que imparte cierta conformidad legal y predictibilidad a las interacciones nacionales y transnacionales que se producen en ausencia del marco político y de la inequívoca autoridad que hasta ahora ha caracterizado al Estado-nación soberano, en el orden Westfaliano.

Se propone que la noción tradicional de Orden Mundial haga referencia a un arreglo pactado explícita o tácita entre las potencias dominantes, papel leyes e instituciones que habrán de gobernar las relaciones entre todos los actores en la escena global durante un periodo determinado, equilibrio en consonancia con el poderío militar, tecnológico y económico que cada uno haya alcanzado.

Equilibrio plasmado en una división geopolítica, dada de la superficie terrestre para llevar una convivencia en lo esencial civilizada y pacífica durante dicho periodo.

Sobre esa base es necesario por lo tanto distinguir entre:

Orden Mundial (el que rige entre actores estatales y no estatales),

Orden Internacional (el que opera entre Estadosnación soberanos),

– Orden Económico Internacional, (el que alude a las reglas y principios de acuerdo con los cuales los países interactúan en materia de producción, finanzas, comercio e inversión, tal como lo postulan teorías como la de la estabilidad hegemónica.)

Franklin D. Roosevelt y Winston Churchill habían establecido y plasmado en la Carta Atlántica, su visión de dicho orden y acordaron crear una nueva institución basada en los principios.

Años después se formó, bajo la denominación de Organización de las Naciones Unidas (ONU) (Ikenberry, 1996).

El ataque a las Torres Gemelas, cambió no sólo la geografía de Estados Unidos sino también el Orden Mundial del momento.

El mundo post-9/11 funciona en virtud de la agencia, en gran medida descoordinada, de un complejo ensamblaje de actores estatales y no estatales que se desenvuelven en varios niveles.

El primer nivel está compuesto por una colección de instituciones internacionales encabezadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, cuyos miembros son nada menos que las potencias vencedoras en la Segunda Guerra Mundial, más China; las otras son agencias y organismos de la ONU, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización para la Alimentación y la Agricultura (OAA), y la Organización Mundial del Comercio (OMC) .

En el segundo nivel se ubican las potencias económicas líderes, i. e. Estados Unidos, Europa, Japón, China y la India, las cuales en conjunto dan cuenta de 54% de la población mundial y 70% del producto global bruto.

El tercer nivel está integrado por las potencias económicas intermedias —Brasil, México, Sudáfrica, Arabia Saudita, Corea del Sur y Australia

Finalmente, el cuarto nivel comprende una amplia y diversa población de corporaciones globales, organizaciones no gubernamentales (ONG), grupos terroristas, fondos soberanos de capital y otros actores no estatales.

Hay definiciones que especifican que el mundo actual ya no es “Unipolar” ni “Multipolar” sino “No-Polar”, ya que es “dominado no por uno o dos o incluso un buen número de Estados, sino por docenas de actores que poseen y ejercen varios tipos de poder”, muchos de los cuales no son Estados-Nación.

Se habla de que está surgiendo un Mundo “Apolar” de “Sistemas Taslapados” “Poderes Relativos” a raíz del “cambio tectónico” en el balance global de poder y que está ocurriendo actualmente.

El esquema Geopolítico actual, se asienta sobre una comunidad de actores más diversa y plural.

La noción tradicional del “Orden Mundial”, alude al manejo del poder, la formulación e implementación de leyes y la creación de organizaciones internacionales.

Es evidente que las fuerzas que están moldeando el Nuevo Orden Mundial, son el ascenso de nuevas potencias en Asia, el consiguiente desplazamiento de poder y riqueza de Occidente hacia Oriente, y el hecho de que “La nación central en la transformación geopolítica en marcha es China” (Peel, 2009).

Sin embargo, el mundo también podría deslizarse hacia un desorden No-Polar, que podría ser contrarrestado por una “No-Polaridad Concertada” pactada por un grupo de gobiernos comprometidos con el multilateralismo cooperativo (Haass, 2008).

 

 

@LauraBolla2015|Arquitecta|Adalid político-social Sociedad civil independiente

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad