Verdades y Rumores|Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

EUGENIO MONTORO|Sanciones internas, la clave de la victoria

ANÁLISIS PAÍS ¿Podrá la oposición dirimir sus diferencias y apartar el sectarismo?

¡UNIDAD! En “De Norte a Sur” analizan los esfuerzos por superar la división en la oposición

LAURA BOLLA|Consulta Popular, elecciones, acuerdos y descentralización

DOUGLAS ZABALA|Maracaibo Art Decó

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Hacia los 200 años de la adhesión de la Provincia de Maracaibo a la causa de la independencia.

Vos sabéis que. En los tiempos de cuando en el Zulia comenzó la explotación petrolera, a Maracaibo se vino a vivir un mollejero de gente hasta el punto que, de acuerdo al censo realizado en 1926 de los 40 mil habitantes, de un solo tirón pasamos a la cantidad de unas 90 mil almas.

El oro negro convirtió la apacible ciudad con su modo de vida heredada del siglo XIX en solo rebullicio de calles asfaltadas, carros echando cornetas, locales comerciales, cines, quintas, pasajes comerciales y hasta pomposos bares y clubes nocturnos.

Como marullo revuelto, a partir de la década del treinta, Maracaibo fue creciendo con su hotel Victoria, el cine Imperio, el edificio de la Zulia Motors, el Hospital de Niños y el edificio del Seguro Social. El teatro Baralt, la iglesia San José y el Paseo Colon, entre otros.

La ciudad se vio envuelta en una euforia por todo lo que llegaba de Europa y los Estados Unidos. Las artes plásticas, la moda, el cine, la radio, la televisión y hasta el aire acondicionado, incorporaron a Maracaibo en las corrientes de la modernidad conocidas como Arte Decó. Pa’ que vos sepáis.

 

De la imagen que acompaña esta crónica.

Autor: Luis Bermúdez.

 

 

@DouglaZabala

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad