Verdades y Rumores|Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

EUGENIO MONTORO|Sanciones internas, la clave de la victoria

ANÁLISIS PAÍS ¿Podrá la oposición dirimir sus diferencias y apartar el sectarismo?

¡UNIDAD! En “De Norte a Sur” analizan los esfuerzos por superar la división en la oposición

LAURA BOLLA|Consulta Popular, elecciones, acuerdos y descentralización

MIRADOR INFORMATIVO ¿Nos hace falta la generación del 58 que salió a la calle el 23 de enero?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Saludos cordiales mis estimados amigos y lectores, deseo se encuentren bien y que hayan tenido una semana productiva.

Este fin de semana en Venezuela celebramos un acontecimiento histórico, que marcó el nacimiento de lo que muchos hemos recordado como el periodo democrático en el país.  Hace 63 años en la tierra de Bolívar, se logró salir de un periodo dictatorial que dio paso a lo que después se denigró como la llamada cuarta república.

Durante la década de los 50 y 60, Venezuela era un país con mucha inestabilidad política, los militares mantenían un fuerte control en las diferentes instancias de gobierno y no había una cultura democrática consolidada.   En este escenario surge la figura de Marcos Pérez Jiménez, un militar de carrera, que había participado en la Junta Militar presidida por Delgado Chalbaud. 

En la gestión de Pérez Jiménez del (1953 a 1958) en Venezuela, Pérez Jiménez cercenó derechos civiles y políticos a muchos compatriotas, incluso muchos se fueron al exilio. Censuró medios de comunicación, se dio el lujo de cambiar unas elecciones presidenciales por ir a un plebiscito, donde resultó ganador sin un respaldo mayoritario de la población, este ambiente fue suficiente para que, desde principios del año 1958, militares y sociedad civil se unieran en el objetivo de instalar un sistema democrático en Venezuela, que se vio cristalizada en una convocatoria a elecciones presidenciales en diciembre de ese año.

Conversando con mi amado padre este me cuenta que: “En esa época la familia vivía en Santa Lucia, detrás de lo que se conoce en Maracaibo como el antiguo retén de Bella Vista y recordó como ese 23 de enero los marabinos se concentraron todos al frente del retén, para exigir la liberación de todos los presos políticos que allí se encontraban, ese día en la noche solo se escuchaban puros disparos, que impactaron en la estructura de la Iglesia Santa Lucia”.

63 años después, si investigamos y analizamos las razones políticas que originaron el levantamiento civil y militar que originó el 23 de enero de 1958, creo que hay muchas razones para volver a levantarnos y  promover cambios políticos sustanciales en el país,  lamentablemente la honorable Fuerzas Armadas de Venezuela no están del lado del pueblo, los partidos políticos se dividieron todos,  (Ese año los partidos políticos inteligentemente se reunieron y firmaron el llamado “Pacto de Punto Fijo” que sirvió como hoja de ruta unitaria, se llamó así porque fue firmada en la casa del expdte Rafael Caldera.)  y la sociedad está inmersa en resolver el tan desgastante día a día que vive los venezolanos, donde el valor de nuestra moneda no alcanza para nada.

Estas líneas quedan para las nuevas generaciones en una exhortación a que revisen nuestra historia contemporánea.  Rescatemos nuestra democracia y revivamos la historia.

Que Dios Bendiga a Venezuela.

 

 

Nerio García Terán|@Minformativo1|IG: @Miradorinformativo

Chat Whatssapp http://ow.ly/YemL50D3Kj3

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad