Hacia los 200 años de la adhesión de la Provincia de Maracaibo a la causa de la independencia.

Vos sabéis que. A finales del siglo XIX Maracaibo era una ciudad donde apenas vivían unas cuarenta mil personas.  En esos días la ciudad tomó un vuelco por las artes, la poesía y el periodismo.

La noche del 4 de agosto de 1836 se instaló a la primera “Sociedad Filarmónica”, Y en el año 1847 en un viejo solar que hacía esquina con la plaza mayor, propiedad de la familia Baralt, fue construido un pequeño teatro. Este consistía de un patio cercado por paredes de bahareque y un escenario de rudimentaria construcción.

En aquel Maracaibo circularon varios periódicos. De mucho prestigio fue “El Zulia Ilustrado”, también de mucha divulgación sería “El Cojo Ilustrado”. Esta revista salió a la calle en diciembre de 1891 justo un día después, que cerrara para siempre su tiraje el Zulia Ilustrado. 

En el campo de las letras fue Rafael María Baralt, quien hizo de su frase “la tierra del sol amada”, nuestra identidad principal.  El poeta José Ramón Yepes, también será recordado como El Cisne del Lago. Ildefonso Vázquez será el último poeta de la Maracaibo Humanista del siglo XIX. Pa’ que vos sepáis.

 

 

De la imagen que acompaña esta Crónica

Autor: Julio Arraga

 

 

 

@DouglaZabala

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *