Verdades y Rumores|Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

EUGENIO MONTORO|Sanciones internas, la clave de la victoria

ANÁLISIS PAÍS ¿Podrá la oposición dirimir sus diferencias y apartar el sectarismo?

¡UNIDAD! En “De Norte a Sur” analizan los esfuerzos por superar la división en la oposición

LAURA BOLLA|Consulta Popular, elecciones, acuerdos y descentralización

NOTAS LIBERTARIAS|Libertad de prensa

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La historia de las tiranías es el ejecútese de la opresión contra los medios y su deber de informar a los ciudadanos.

Los dictadores utilizan la intimidación, el soborno, la guerra sucia y la felonía judicial y administrativa para sus objetivos. Resulta muy frecuente relacionar a periodistas y medios de comunicación con expedientes montados o actos al margen de la ley.

El espionaje, las intervenciones telefónicas son utilizadas para escarbar la vida privada de editores, comunicadores, luchadores sociales y políticos con el fin inescrupuloso de chantajear el silencio, sin duda alguna con algunos ha funcionado esta práctica, otros son atropellados, congelando sus concesiones y paralizando solicitudes de televisoras y emisoras con permisos vencidos.

El régimen venezolano no admite medios equilibrados, estos tiranos exigen incondicionalidad; es negociación o liquidación al estilo mafioso.

Los diarios venezolanos recibieron el impacto del monopolio en la venta de papel, esta dura realidad los obligo a emigrar a la modalidad digital exclusivamente. Cientos de casos están en la memoria de los venezolanos sobre la presencia de la bota en escala nacional, regional y municipal.

El cierre de RCTV con 53 años de servicio el 27 de mayo de 2007, fue un caso emblemático, hubo protestas masivas, pronunciamientos internacionales, encuestas rechazando la medida que incluía hasta las bases de apoyo del régimen, se trataba de un medio con altísima sintonía, ningún dato, ningún argumento legal valió, cerrado y punto.

Resulta innumerable el acoso de distintas índole, las demandas de los jerarcas del régimen contra El Nacional (Diario histórico), así como hacia La Patilla (Diario Digital) , ambos de alta incidencia en la sociedad venezolana, pretenden aplastarlos por denunciar la malechuria publica, revelar la verdad y defender valores democráticos.

En el año 2020 hubo 262 incidentes contra medios digitales, 97 contra emisoras de radio, 81 contra medio televisivos, 59 contra medios impresos, 16 contra agencias de noticias y muchas contra organizaciones no gubernamentales.  

En estas últimas semanas hemos visto medidas contra varios medios: TAL CUAL, EFECTO COCUYO, EL PITAZO, CARAOTA DIGITAL, PANORAMA Y VPI Tv, la agresión contra este último canal y sus periodistas es reiterada, esta vez mediante actos salvajes por parte de funcionarios de CONATEL y el SENIAT arrebatándoles sus equipos al estilo de cuatreros del lejano oeste.

Por razones de respeto por la historia es obligante que los medios revisen su actuación con sentido crítico y autocritico, como decía Don Pedro Colina “hay cosas que por sabidas se callan y por calladas se olvidan”.

Editores y periodistas perseguidos y presos, medios sancionados son rostro cruel de la dictadura en Venezuela.

 

 

José Luis Pirela|@joseluispirelar|Diputado de la legítima Asamblea Nacional

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad