Verdades y Rumores|Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

LOS CUENTOS DE LA MADAME|Salida de gallos

SIN ANESTESIA ¿Cuál es el plan?

VERDADES Y RUMORES|La “encerrona de Bogotá” ¿Arrojará resultados positivos?

ANTONIO DE LA CRUZ|Referéndum revocatorio 2022 o elección presidencial 2024

EUGENIO MONTORO|Como salir de Maduro y su combo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Aunque suene a fanfarronada, salir del régimen de Maduro es un proyecto realizable si lo planificamos bien. Estas líneas pretenden dibujar el recorrido necesario y va dirigido como propuesta a nuestros principales líderes políticos, así que Guaidó, Guanipa, Ramos, Rosales, Enríquez, López, Machado, Ledezma, Velázquez, Borges, y los que falten, paren la oreja que no les voy a durar toda la vida.

Lo primero es tener claro que estamos en una variante de guerra. Así lo demuestra el tratamiento que emplea el régimen contra la oposición y usa todas las armas de combate para controlar a su indefenso enemigo. Lacrimógenas, tanquetas, perdigones y balazos para la calle y persecución cárcel, tortura y desaparición para los casos puntuales. Por ahora no necesita de más. Amurallados con la fuerza propia y la cubana están dispuestos a hacer lo necesario para defender su posición de poder y se financian usando cualquier mecanismo incluyendo el ilegal.

La respuesta a esto es crear una organización proporcional con el único objetivo de obligar al régimen, como mínimo, a aceptar el nombramiento de un CNE y un TSJ legales e imparciales y que puedan garantizar unas elecciones presidenciales y de Asamblea Nacional limpias. Para que esto ocurra el régimen debe verse acorralado y a punto de ser derrotado. De esto se trata este plan.

Un conflicto de estas dimensiones requiere de mucho dinero. Napoleón, que si sabía de estos oficios, lo decía muy claro, las guerras se ganan con tres cosas, con dinero, dinero y más dinero. Cuánto dinero lo diremos luego, pero olvidemos el seguir luchando sin recursos. Esto es algo muy serio y de tiempo completo y se requiere de una estructura organizacional muy potente y disciplinada.

El presidente Guaidó debe nombrar un general para conducir la misión. Mi recordado amigo Manuel Caballero decía que la inteligencia militar era un oxímoron, pero habrá que arriesgarse y poner a un tipo listo y que sepa de estrategias, comunicaciones, organización, líneas de mando y muchas otras cosas de su especialidad, pero que, principalmente, nunca le quite la vista a su único y exclusivo objetivo que es derrotar al régimen.

Una sala situacional con todos sus periquitos se deberá instalar. Mucha gente de talento y creatividad. Muchos con experiencia. Computadoras, aparatos especiales de comunicación y la representación de los partidos políticos. Mesas de apoyo con participación de ONG´s, gremios, universidades, colegios profesionales, iglesias etc para que colaboren con sus opiniones, información y capacidades la sala situacional.

Se desarrollará una estructura de mando usando la fortaleza de los partidos políticos a nivel parroquial en todo el territorio nacional. Cada Parroquia se dividirá en sectores y cada sector será comandado por un líder parroquial de alguna de las organizaciones políticas al que llamaremos “alfa”. Esto permitirá que en cada parroquia actúen simultáneamente diferentes partidos políticos pero cada uno trabajando en el sector asignado bajo la máxima de “juntos, pero no revueltos”.

Lo que hará esta organización es asunto confidencial y, aunque todo será legal y sin tiros ni bombas, casi de seguro ningún personaje importante del régimen dormirá tranquilo.

Las, aproximadamente, 1200 parroquias tendrán en promedio unos seis sectores, así que se contará con 7200 líderes “alfa”. Cada “alfa” tendrá el apoyo de un oficial militar retirado y cada “alfa” empleará, a su vez, a cuatro colaboradores que sumarán 28.800 y los llamaremos “betas”. En total serán 43.200 personas y todas serán remuneradas de manera que puedan dedicarse a tiempo completo a esta misión. Con estos datos se puede estimar un presupuesto anual que rondará los 300 millones de dólares.

Muchos detalles son posibles agregar con la ayuda de los creativos del grupo a formar, pero lo principal es lo ya descrito. Habrá un trabajo inicial importante para establecer los sectores geográficos y seleccionar a los “alfas” y sus colaboradores militares. También se deberán adquirir los equipos necesarios, en especial los de comunicación y computadoras.

Nada será oculto, ni ilegal, pero se utilizarán todos los derechos que otorga la Constitución y muchísima astucia en la tarea. La idea es lograr una presión tan intensa sobre el régimen y sus representantes que no tenga otra opción que aceptar las condiciones para ir a una salida pacífica creíble y aceptada por todos.

 

 

[email protected]

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad