Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|La “nueva realidad” de Leopoldo y su deslinde con Guaidó

DOUGLAS ZABALA|Maracaibo asediada

ANTONIO DE LA CRUZ| El nuevo juego de Nicolás Maduro para seguir en el poder

SAINETE EN CÁPSULAS|Tengo este virus del demonio

ANÁLISIS PAÍS|A la oposición en Venezuela ¿Le toca cambiarse el “chip”?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En Venezuela es normal que cuando se le recomienda a una persona que cambie su mentalidad, se le dice que se cambie el “chip”. Pareciera que esa es el mejor consejo que se le puede dar a la oposición venezolana, ante las nuevas realidades que se imponen para buscar una solución a la crisis política.

Es pertinente aclarar que cuando se habla de oposición, el término no solo se refiere a quienes forman parte de los partidos políticos, sino también al ciudadano en general que es adverso al chavismo y que además forma parte de esa mayoría que desea un cambio en nuestro país.

En el País Económico, el régimen está tratando de tomar medidas con el fin de, por lo menos, detener la muerte del bolívar, pero no frenando por completo la dolarización, sino asumiendo una especie de “sincretismo monetario” que permita la circulación de ambas monedas de forma parcialmente legal.

En el País Social, el avance del Covid-19 en Venezuela es preocupante, sobre todo en el Zulia que de nuevo recupera su posición como zona cero de la pandemia. Lo que agrava más la situación es el subregistro de casos que existe, ya que el régimen carece de la capacidad para testeos masivos, pero además hay desconfianza en el sector público de salud.

PAÍS político

Oposición: el 2021 será un año de nuevas acciones para encontrar una salida a la crisis venezolana, lo que implica que la oposición como un todo, eso incluye a los ciudadanos, deben cambiarse el “chip” porque es evidente que no habrá acciones militares o policiales para acabar con el chavismo de un plumazo. Todo parece indicar que se abrirá una gran negociación internacional que tendrá de un lado a la oposición en alianza con EEUU y la Unión Europea, mientras que del otro lado estaría el chavismo con sus aliados de Rusia, China y Cuba; lo que podría desembocar en una depuración del sistema electoral y elecciones transparentes y confiables. Esa es una realidad para la cual ya debería estar preparándose la oposición, con el fin de no desaprovechar la oportunidad y alcanzar esa anhelada transición. Pero adicionalmente explicar al pueblo que no habría una salida inmediata de Maduro, sino un proceso que podría terminar en 2022 con un revocatorio. Para formar parte y aprovechar los nuevos escenarios hay que cambiar la mentalidad de muchos, sobre todo los más radicales, que sueñan con una gesta heroica que saque a los usurpadores del poder.

Oficialismo: luego de instalada la nueva Asamblea Nacional no queda duda que Maduro tiene mayor control del chavismo. Todos los cargos son del “Madurismo”, lo que deja a Diosdado Cabello solo como un diputado más a pesar de que presionó para ser el presidente del Parlamento, cargo que al final recayó en Jorge Rodríguez. Al parecer la molestia de Cabello llegó a tal nivel, que comenzó a ser vigilado por los organismos de inteligencia como prevención a cualquier acción que estuviera planeando. Por otro lado, desde el chavismo se habla de adelantar las elecciones regionales y municipales, que legalmente tocan para diciembre, para el mes de julio. Probablemente, esa sea una jugada para presionar y adelantar un proceso de negociación que les garantice su sobrevivencia política. En el chavismo, sobre todo en el “Madurismo”, hay quienes se preparan para el escenario de la negociación seria y real, muy alejada de la jugarreta de los otros diálogos que se han realizado, buscando seguir siendo una opción política en el país.

Comunidad internacional: todo el esfuerzo de la coalición de naciones que buscan una salida a la crisis en Venezuela sigue detenido, a la espera que asuma Joe Biden como nuevo presidente de EEUU. Lo lamentable, es que ante todos los problemas que hereda la nueva gestión en ese país, el tema venezolano no parece estar dentro de las prioridades más inmediatas.

PAÍS económico

Crisis: el régimen se mueve con el fin de tomar algunas medidas económicas, sobre todo con la intención de proteger el bolívar y disminuir el impacto inflacionario de la pérdida de valor frente al dólar. Hasta ahora se mueven en torno a instaurar una especie de “sincretismo monetario” al crear un modelo mixto donde el bolívar siga siendo la moneda nacional, pero se permita la circulación casi legal del dólar, incluyendo transacciones en territorio nacional. ¿Por qué “casi legal”? Porque el uso 100% legal y autorizado por el régimen necesitaría de un acuerdo con la Reserva Federal de EEUU y por supuesto su sometimiento a fuertes medidas de regulación, cosa que no van a hacer. En una reciente reunión con el sistema bancario no solo se planteó ese modelo mixto, sino también la creación de una suerte de bolívar digital que podría maquillar una nueva reconversión monetaria. La idea del oficialismo es impulsar la economía digital en Venezuela.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela comienzan la semana en US$6.368 millones.

Dólar: el mercado cambiario retomó su tendencia alcista en este comienzo de año. La tasa que informa el BCV se ubica en Bs. 1.468.241,15, mientras el paralelo ronda los Bs. 1.621.012,12.

Indicadores: el BCV sigue escondiendo las cifras sobre el comportamiento de la economía nacional.

PAÍS social

Pandemia: los efectos de la emergencia por Covid-19 en Venezuela siguen en expansión, a pesar de las cifras oficiales que señalan una cantidad de casos mucho menor al del resto de los países del continente. Lo preocupante es que sigue creciendo el subregistro de casos ante la poca cantidad de testeos que hace el régimen, pero además como consecuencia de la poca confianza de la mayoría de la población en el sistema público de salud. Adicionalmente, el Zulia recuperó su posición como “zona cero” de la pandemia con un sostenido aumento de casos.

Devaluación: la fuerte perdida de poder adquisitivo del bolívar está ocasionando severos problemas con los medios de pago, por cuanto estos carecen de capacidad para manejar los montos de pago que se ejecutan en estos momentos. Eso hace presumir que se acerca una nueva reconversión monetaria, para disminuir el impacto de los precios en el pueblo, por lo menos en cuanto a las cifras.

 

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad