Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

EDITORIAL|Hablar con sinceridad a los venezolanos

SERENDIPIA|Trump traspasa el poder…

¡VENEZUELA! La corrupción que carcome al gobierno interino y Voluntad Popular (PARTE II)

MIRADOR INFORMATIVO|El Padre Virtuoso le habla claro a la oposición venezolana

ANÁLISIS PAÍS… Otro año perdido para la economía venezolana

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Hablar de un año perdido se ha hecho casi que una frase normal en el lenguaje de los venezolanos y, lamentablemente, 2020 tampoco será un período para recordar, ya que tampoco hay nada positivo que resaltar, por ejemplo, en materia económica. Todas las distorsiones creadas, por más de 20 años de errores y experimentos chavistas, se profundizaron porque no existe realmente una política que busque la recuperación de la economía.

El resumen económico 2020 contiene más dolarización, inflación, empobrecimiento y hambre, escasez de gasolina, desigualdades y una nueva reconversión monetaria en puertas ante la marcada devaluación del bolívar que sigue en su lecho de muerte gracias a Chávez y su modelo.

En el País Político, las expectativas están centradas en el 5 de enero cuando el oficialismo intentará instalar su nueva Asamblea Nacional, mientras la oposición busca darle continuidad administrativa a la actual. Lo que se avecina es mayor persecución política contra dirigentes opositores.

En el País Social, 2020 será un año de mayor empobrecimiento y hambre en el país, pero además de mayor migración porque la crisis empuja hacia el exterior a cientos de venezolanos todos los días, pero además el colapso de los servicios públicos seguirá siendo noticia en el 2021.

PAÍS político

Oposición: aunque públicamente solo se han reconocido ciertas contradicciones en cuanto a la aprobación del estatuto para la transición, la realidad es que hay serias fricciones internas en la oposición porque pareciera que el tiempo del gobierno interino se agotó, por lo que hay fuerzas políticas que exigen una renovación y además depuración ante los escándalos de corrupción que lo han afectado. En la actualidad hay menos unidad en la coalición que lidera, por ahora, Juan Guaidó, aunque su aparato de propaganda se empeñe en hablar de una cohesión que es irreal. El mayor problema es la ambición desmedida de Leopoldo López y Voluntad Popular que, a pesar de casi 24 meses de fracasos y hechos dolosos, se empeñan en seguir controlando el gobierno interino. En cuanto a la estrategia a seguir a partir de ahora para enfrentar las secuelas del 5E, no hay nada claro aún porque lo único que se conoce es la intención de darle continuidad administrativa al parlamento actual. Lo único cierto de todo, es que vienen días difíciles y de mayor persecución contra los diputados que aún están en Venezuela, porque seguramente el oficialismo los acusará de usurpación de funciones si siguen alegando que la AN electa en 2015 continúa ocupando el Poder Legislativo.

Oficialismo:  hay una pregunta que aún sigue sin respuesta, ¿Qué hará el oficialismo a partir del 5E? Y no la hay porque hasta ahora solo han surgido amenazas contra Guaidó, pero se desconoce que hará realmente el chavismo a partir de esa fecha que marcará un antes y un después en esta etapa del conflicto político en Venezuela. Inclusive se mantiene un fuerte hermetismo sobre quién ocupará la presidencia de la AN chavista, aunque el nombre que más se menciona es el de Jorge Rodríguez. En el régimen también hay preocupación en torno a la profundización de la crisis en el nuevo año y los efectos que tendrá en la estabilidad social y sobre su maquinaria política, la cual mostró serios signos de desgaste en las elecciones del 6D. En paralelo, el sector que lidera Nicolás Maduro se prepara para las probables negociaciones que serían promovidas por el nuevo gobierno de Joe Biden.

Comunidad internacional: termina un año que fue bien movido para la coalición de naciones que busca una solución a la crisis nacional, aunque dicho esfuerzo se ralentizó a partir de la victoria de Joe Biden. Por lo tanto, habrá que esperar su toma de posesión el 20 de enero, para ver cuáles serán los cambios que el nuevo presidente de esa nación aplicará a la estrategia en relación con el conflicto nacional.

PAÍS económico

Crisis: 2020 no será recordado por nada bueno en materia económica, pero si por la profundización de todas las distorsiones creadas por más de 20 años de errores del chavismo. El resumen del desastre económico en nuestro país solo incluye una ampliación de la dolarización y sus efectos en la inflación, pero además en mayores desigualdades, empobrecimiento y hambre. En cuanto a la escasez de gasolina no se observan mejoras y más bien se convirtió en un nuevo síntoma de la falta de oportunidades para la mayoría, ya que solo una minoría, con dólares para pagar combustible, pudo disponer de un uso regular de gasolina. 2021 será un año de mayores problemas y se espera que haya una nueva reconversión monetaria ante la marcada devaluación del bolívar, ya que los sistemas de pagos tienen dificultades para manejar las elevadas cifras del comercio y demás transacciones.

Reservas: la última semana de 2020 inicia con US$6.320 millones en las cuentas del Banco Central de Venezuela.

Dólar: la intervención del BCV en el mercado cambiario evitó los malos presagios sobre el aumento del dólar para final de año. Mientras la tasa que informa el Banco Central comienza en Bs. 1.037.851,25; el mercado paralelo se ubica en Bs. 980.329,71 en un extraño fenómeno que pocas veces se ve en Venezuela.

Indicadores: no hay actualizaciones de parte del Banco Central de Venezuela.

PAÍS social

Empobrecimiento: los niveles de pobreza, desigualdades y el hambre asociada a ese deterioro social y económico siguen creciendo en Venezuela; porque la mayoría de la población solo obtiene bolívares de sus pocas actividades económicas, mientras en el comercio los precios de los productos están dolarizados, lo que genera que solo una minoría puede acceder a ellos en la cantidad y calidad que necesitan.

Migración: aunque en 2020 la huida de venezolanos al exterior se frenó durante varios meses por efectos de la pandemia, 2021 se prevé como un período de mayor actividad y crecimiento en la diáspora venezolana. Se calcula que se sumarán 800 mil venezolanos a ese fenómeno que es el mayor en la historia de la humanidad.

Servicios: no sólo se proyecta que habrá mayor escasez de gasolina, sino una profundización del colapso de los servicios públicos, ante la ausencia de mantenimiento en sectores como el eléctrico y el suministro de agua potable.

 

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad