La consulta popular más que un evento para demostrar la opinión de los venezolanos ante el mundo, sobre las elecciones del 6D y la permanencia de Maduro en la presidencia, se trata de una jugada política de la cual dependerá la continuidad de Juan Guaidó al frente de la principal coalición opositora en el país.

Un fracaso en la consulta popular pondría en entredicho la pretensión de Guaidó de continuar al frente del interinato, prolongando la vigencia de la actual Asamblea Nacional más allá del 5 de enero de 2021, cuando el oficialismo instalará su parlamento cueste lo que cueste.

Por eso Juan Guaidó se lanzó a la calle en los últimos días tratando de mejorar no solo los niveles de confianza de los venezolanos en su gestión, que está en sus momentos más bajos, sino también para incrementar la participación de las personas en dicha consulta que comienza este próximo sábado 5 de diciembre.

Guaidó y su entorno convirtieron la consulta popular en un plebiscito. Si todo sale bien, buscará mostrarse fortalecido; pero si los números no son convincentes sufrirá otro duro golpe a su maltrecho liderazgo.

En el País Económico, el derrumbe del bolívar frente al dólar continúa a pesar de la decisión del régimen de aprobar un impuesto a las transacciones en esa moneda. La devaluación sumó más de 25% en solo una semana, lo que tiene un grave impacto en la inflación que afecta a los venezolanos.

En el País Social, mientras Maduro decretó una navidad sin cuarentena en medio de su macabro juego contra la pandemia, las cifras de la enfermedad siguen empeorando a pesar de los esfuerzos del oficialismo por maquillar la cantidad de casos que todos los días anuncian.

PAÍS político

Oposición: aunque no lo quieran admitir, la consulta popular que la oposición y la sociedad civil realizarán entre el 5 y el 12 de diciembre, se terminó convirtiendo en una especie de plebiscito contra la gestión de Juan Guaidó, ya que un fracaso en cuanto a las cifras de participación profundizaría la debilidad que muestra en la actualidad. Por eso se lanzó a las calles a interactuar con los ciudadanos, no solo buscando recuperar la confianza que ha perdido ante la población, sino también intentando motivar a los ciudadanos para que participen. Las giras de contacto directo del presidente interino dan señales preocupantes sobre las cifras de participación que se tienen proyectadas hasta ahora. Si la intervención del pueblo no alcanza cifras importantes, pero además es menor a la cantidad de votantes que participaron en las elecciones del 6D, Guaidó quedará en una situación muy comprometida en la intención del partido Voluntad Popular de continuar manejando el interinato y el dinero que eso implica.

Oficialismo: mientras tanto el chavismo sigue enfilado, a pesar de las dificultades internas, a realizar las elecciones del 6D buscando retomar el control de la Asamblea Nacional y además debilitar a la oposición al quitarles ese importante poder del Estado. Los problemas internos preocupan al PSUV, ya que la crisis ha hecho mella en el interés de la dirigencia de participar en el proceso electoral, porque se sienten abandonados en medio de graves carencias económicas y sus consecuencias sociales. Por otro lado, siguen profundizando las amenazas contra la oposición y Cilia Flores ya anunció que luego de ocupar de nuevo el Parlamento el 5E, abrirán un juicio contra Juan Guaidó.

Comunidad internacional: como era de esperarse y comentamos en VyR, el esfuerzo de la comunidad internacional por buscar una solución a la crisis venezolana, la victoria de Joe Biden en las elecciones de Estados Unidos ralentizó las iniciativas y habrá que esperar su toma de posesión el próximo 20 de enero, para conocer su estrategia ante el conflicto venezolano. En ese sentido, la lógica indica que Venezuela no será una prioridad en los primeros 100 días de su gestión.

PAÍS económico

Crisis: el bolívar sigue su derrumbe frente al dólar y perdió más de 25% de su valor en solo una semana, lo que por supuesto tiene un alto impacto en los precios y la inflación. La única medida tomada por el oficialismo fue aprobar un impuesto a las transacciones en dólares que, según los expertos, tendrá muy poca incidencia porque la dolarización en Venezuela es más en el menudeo que se maneja en la economía sumergida.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela inician la semana en US$6.225 millones.

Dólar: la inestabilidad del mercado cambiario continúa y la cotización del dólar superó el millón de bolívares. La tasa oficial que maneja el BCV comienza el período en Bs. 1.035.887,03; mientras el paralelo abrirá la jornada en Bs. 1.204.023,27.

Indicadores: el BCV sigue sin actualizar los indicadores de la economía.

PAÍS social

Pandemia: a pesar de que el régimen intenta maquillar las cifras y decretó una navidad sin cuarentena, la pandemia continúa su avance en una Venezuela cuyo sistema de salud está en el suelo. La cantidad de casos va en aumento y hay centros asistenciales que están colapsados por el número de enfermos.

Navidad: el avance de la crisis y la devaluación del bolívar complicará una vez más las navidades de la mayoría de los venezolanos. Un alto porcentaje de la población no tiene como cubrir sus necesidades básicas, mucho menos podrá costear los tradicionales gastos navideños.

Migración: el caso de los menores deportados en Trinidad y Tobago violando sus derechos humanos, demuestra el estado de absoluta indefensión en la que se encuentra la mayoría de los migrantes venezolanos. Los ataques xenófobos de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, dieron una primera grave señal; pero ahora con el maltrato de las autoridades trinitarias el tema llega a niveles de escándalo.

 

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *