La mayoría de la oposición está dedicada a la organización y realización de la consulta popular, que está prevista para concretarse entre el 5 y el 12 de diciembre, teniendo esta última fecha como el único día en el cual la ciudadanía podrá participar de forma presencial.

Sin embargo, esta iniciativa que inicialmente es una propuesta de la sociedad civil, que luego tomó el gobierno interino, genera más dudas que certezas en torno a los niveles de participación, la seguridad de la plataforma virtual y sobre todo de las reales intenciones del interinato con dicho evento.

En el País Económico, la dolarización “casi formal” se acelera gracias a que el Banco Central de Venezuela ha entablado conversaciones con la banca nacional, aparentemente con el fin de crear un sistema de pago que regule el uso de dólares en el mercado nacional.

En el País Social, el aumento de la cotización del dólar incide gravemente en los precios que son inaccesibles para la mayoría de la población, que no pueden comprar los productos que ahora abundan en el sector comercial; lo que por supuesto aleja la posibilidad que las familias venezolanas puedan disfrutar la navidad.

PAÍS político

Oposición: la única estrategia en marcha por parte de la oposición es la consulta popular que se realizará entre el 5 y el 12 de diciembre. Este evento es una propuesta de la sociedad civil que luego de varios meses de conversaciones, asumió el gobierno interino y comenzó la organización de dicha consulta. Sin embargo, esta iniciativa genera más dudas que certezas en torno a los niveles de participación tomando en cuenta la escasez de gasolina, los apagones y sobre todo el pésimo servicio de internet que existe en Venezuela; pero también los bajos niveles de aprobación que tiene Guaidó. Pero adicionalmente, el oficialismo seguramente decretará una cuarentena rígida para esa semana, buscando sabotear el interés de las personas en participar. Otro condicionante es que buena parte de la población carece de información relevante de la consulta, partiendo de las limitaciones de los medios y además que las redes sociales no están al alcance de la mayoría de la ciudadanía. Asimismo, es probable que el régimen sabotee el funcionamiento de la plataforma que permitirá la participación virtual y hasta la posibilidad que el sistema sea intervenido por ellos. Quizás la duda más importante es la verdadera intención que tiene el interinato con la consulta popular, ya que existe la creencia que usará la misma para justificar su continuidad y el manejo de las empresas venezolanas en el exterior. En otro orden de ideas, cada vez hay menos unidad en la oposición y han surgido divergencias en cuanto al dinero destinado a la consulta, ya que supuestamente Juan Guaidó quiere destinar la mayoría de los recursos para que sean manejados por Voluntad Popular, dejando a los otros partidos con montos mínimos.

Oficialismo: a pesar de rechazo nacional e internacional, el oficialismo continúa con su pretensión de realizar las elecciones parlamentarias del 6D. Ni siquiera la probabilidad de una negociación impulsada por el nuevo presidente de EEUU, Joe Biden, le ha llevado, por ahora, a asomar la probabilidad de suspender ese proceso electoral. Sin embargo, están enfrentando un severo problema interno, porque hay descontento en la dirigencia de base del PSUV ante la crisis y la falta de soluciones por parte de Maduro.  Esta situación preocupa a los alcaldes y gobernadores que están tratando de enfrentar ese malestar interno, porque su dirigencia está severamente afectada por la crisis.

Comunidad internacional: el resultado de las elecciones presidenciales en Estados Unidos paralizó los esfuerzos internacionales por encontrar una solución a la crisis venezolana. Se espera un cambio en la orientación de la estrategia de EEUU, en el marco de la gestión de Joe Biden e inclusive se menciona que podría aliarse con la Unión Europea para buscar una salida al conflicto. Tal como lo mencionamos en VyR, la victoria de Biden ralentiza, por ahora, esa intención de la coalición internacional.

PAÍS económico

Crisis: los efectos del dólar en la economía nacional son incontrolables. Mientras el mercado cambiario aumentó en casi 15% su cotización en una semana, el Banco Central de Venezuela adelanta conversaciones con la banca nacional con el fin de crear, supuestamente, un sistema de pagos en divisas buscando controlar su uso en territorio nacional. Mientras el régimen hace poco para revitalizar la economía, un sector comercial minoritario trató de reanimar sus ventas realizando un Black Friday.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela inician la semana en US$6.338 millones.

Dólar: el mercado cambiario sigue en alza y eso ocasionó que la cotización aumentó casi 15% en solo una semana. La tasa que informa el BCV comienza el período en Bs. 782.025,16; mientras el promedio del paralelo ronda los Bs. 820.186,43.

Indicadores: El BCV sigue sin actualizar la información sobre el comportamiento de la economía nacional.

PAÍS social

Inflación: en la medida que la cotización del dólar aumenta, los precios también se incrementan lo que impide que la mayoría de la población pueda cubrir sus necesidades. No hay ingreso en bolívares que soporte la variación diaria de los precios en Venezuela.

Migración: ante el avance de la crisis y el deterioro de la calidad de vida en Venezuela, viene en aumento la cantidad de venezolanos que a diario intentan cruzar la frontera hacia Colombia por los pasos ilegales. Se proyecta que la ola migratoria se acelere como resultado no solo de la crisis, sino de las pocas posibilidades de una transición en el país.

Navidad: de nuevo la mayoría del pueblo venezolano vivirá una navidad en medio de graves carencias. De nada sirve que Maduro decreta unas navidades felices, si el ciudadano intenta sobrevivir no solo en medio de la hiperinflación y la dolarización, sino también el colapso de los servicios públicos.

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *