Definitivamente, aunque duela reconocerlo, el chavismo hizo bien su trabajo de dividir al país.

Dividió la sociedad hasta tal punto, que de esa fractura ellos siguen, en parte, sobreviviendo en el poder gracias a una opinión pública polarizada, que se empeña en destruirse a sí misma.

Chavistas vs opositores.

Opositores racionales vs opositores radicales.

Radicales vs ultra radicales.

Y como ya no era suficiente con las tendencias que durante más de 20 años han sido abonadas por la propaganda oficialista, ahora surge una nueva polarización en una nación devastada y dispersa por distintos rincones del planeta.

Ahora la lucha también es entre “Trumpistas” vs “Bidenistas”, como si de esa lucha electoral en Estados Unidos dependiera en un 1.000% la liberación de Venezuela.

Ese “virus” político llamado polarización ahora nos divide entre defienden las denuncias de fraude que ha hecho Donald Trump y quienes celebran la victoria de Joe Biden.

Cómo casi no hay problemas que resolver en nuestro país, ahora también nos destrozamos en las redes sociales entre quienes gritan fraude y aplauden a Trump, pero además atacan sin piedad a todo aquel que considere que el resultado en EEUU fue justo y transparente.

Mientras más polarizada está la opinión pública, menos unidad de propósitos hay para salir de la crisis y comenzar la reconstrucción de la patria.

Mientras más división, más espacios no solo para que sobreviva el chavismo, sino para que un grupito de opositores, quienes son la minoría, siga haciendo negocios gracias al sufrimiento de la mayoría.

El problema de este “virus” político es que sólo produce una muerte que es la Venezuela libre y democrática, pero además genera millones de víctimas que son los venezolanos que intentan sobrevivir en territorio nacional o en cualquier país del mundo.

Disculpen la expresión, pero que “tronco e vaina” nos echó Chávez con su odio y modelo político.

No importa si en Estados Unidos finalmente gana Biden o lo hace Trump, mientras sigamos divididos en Venezuela nunca nos liberaremos del modelo chavista.

Mientras la patria agoniza, nosotros nos peleamos por Trump y Biden.

¡Qué pérdida de esfuerzo y energía!

 

 

 

@VerdadesRumores

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *