Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

EDITORIAL|Juan Guaidó: 22 meses de fracasos y sin voluntad de rectificación

ENDER ARENAS|Llegó la gasolina… se acabó la gasolina

¡POLÉMICO! En #CONTRASTES, Darwin Chávez conversa con Gustavo Ruiz sobre el fracaso de Juan Guaidó

CAIGA QUIEN CAIGA|Sin liderazgo no es posible

MARLON JIMÉNEZ ¿Fraude o masoquismo?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Muchas personas amigas que me consigo a diario en el trajinar cotidiano, me hacen esa pregunta. Mi respuesta es sencilla, se combinan ambos factores; nadie en su sano juicio, niega de hecho y de derecho, que el régimen comunista controla de manera absoluta y visceral todas las acciones del CNE y que las 4 tracaleras antes y ahora aliadas, las que quedan, con alacranes impuestos por el PSUV, trabajan para aparentar legalidad. Este CNE, desde el  “comandante eternamente enterrado” hasta el engendro, ha actuado en todo momento, y más en el electoral, como  lo sabe hacer el régimen, de manera delincuencial, en todo su  ámbito estructural, permitiendo los abusos del régimen en la utilización de los recursos públicos y en el manejo del estado, para favorecer a la cofradía de bribones y parásitos que lo sustentan; el sector militar actúa parcializado políticamente con el régimen y el PSUV, hasta el punto que su estructura institucional obedece a criterios contrarios a la CN. En todas las elecciones ocurre lo mismo, solo que ahora se quitaron la “careta” e hicieron del CNE su principal amuleto para el triunfo electoral e impusieron a todos los candidatos que querían resultaran triunfadores, sin ningún tipo de escrúpulos y sin importar el rechazo que a lo interno y externo eso iba a causar, como de hecho se ha originado. Y lo peor es que ya se conoce con nombres y apellidos los diputados electos el próximo 6D.

Todos los sectores del país saben que el engendro es el hombre, después de diablodado, con el mayor rechazo en el país; más del 93% de la población lo rechaza de manera contundente e insoslayable. Los factores opositores agobiados en su fratricida lucha interna, se preparan, como en otras oportunidades, a denunciar en lo máximo posible ese fraude electoral y construye una plataforma de consulta, que de alguna manera ha utilizado en procesos anteriores; para denunciar, en primer lugar, al CNE y sus 4 tramparentes rectores y en segundo lugar, preguntar a nuestro pueblo, del 5 al 12 de diciembre si quiere que la AN continúe funcionando hasta un nuevo proceso electoral en condiciones justas y si quiere la formación de un gobierno de transición que ponga fin al comunismo.

¿Y qué decir del masoquismo?  Los venezolanos vivimos una crisis en lo político, en lo económico, en lo social, en lo cultural, en lo ético; donde haya presencia humana en Venezuela, hay muerte: ocasionada por el hambre (8 años con carencia, casi que absoluta, de los alimentos fundamentales para la subsistencia humana); por la ausencia de medicinas, agravada por el COVID19 (los niños y los ancianos, son las principales víctimas); por la inseguridad reinante; por dificultades para el consumo de agua potable; por los problemas eléctricos que agotan la paciencia; no hay efectivo para comprar más barato los productos de “contrabando” que se puedan conseguir; por la inflación de más de 2000% interanual en los últimos de tres años, que reduce “a la nada” el poco salario devengado y veinte mil problemas más; y que aun así, existan compatriotas que por una CLAP vendan su conciencia y su alma a cambio de un voto, a sabiendas que es el “barranco” lo que nos espera a todos. Los chavistas ingenuos e ignorantes son los primeros que están cayendo sin retorno. Fraude y masoquismo son armas de todas las dictaduras.

 

 

@marjimgar|Profesor universitario|[email protected]

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad