Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

EDITORIAL|Juan Guaidó: 22 meses de fracasos y sin voluntad de rectificación

ENDER ARENAS|Llegó la gasolina… se acabó la gasolina

¡POLÉMICO! En #CONTRASTES, Darwin Chávez conversa con Gustavo Ruiz sobre el fracaso de Juan Guaidó

CAIGA QUIEN CAIGA|Sin liderazgo no es posible

LAURA BOLLA|Sanciones; efecto dominó

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

¿Son buenas o malas las sanciones?

¿Afectan al pueblo venezolano?

¿Al delincuente narco estado?

¿A todos o a ninguno?

Ese es el debate y la interrogativa de quienes tenemos conciencia, ciencia y empatía.

Venezuela dependía en un 90% de la exportación cuya entrada de divisas eran y son necesarias para importar bienes de consumo.

La Venezuela petrolera refinaba gasolina en sus refinerías internas y una parte del producto se dedicaba al mercado interno, la otra se exportaba, lo cual producía inmensas ganancias a la Venezuela saudí de aquel entonces.

¡Hoy en día, Venezuela, país petrolero pasando miseria!

Jamás sembramos el petróleo, solo lo explotamos, aunque si esto hubiese sucedido, estamos seguros de que esa siembra también hubiese quebrado.

¿Porque ya no se puede producir en Venezuela suficiente gasolina para abastecer el mercado local?

La caída comenzó antes del establecimiento de las sanciones

Empecemos por aclarar que el desastre petrolero y su repercusión económica y social, no es producto de las sanciones, sino del deterioro, de la falta de mantenimiento, del despilfarro, robo y sobre todo de la desinversión que se aceleró con más fuerza, desde hace 10 años, de los 22 de este gobierno.

Desde entonces esta caída persistente y galopante, de la economía venezolana, ha ido incrementando el bienestar del pueblo venezolano.

Las sanciones son instrumentos legítimos aplicadas a países violadores de DDHH, castiga los atropellos

Y no aprueba la benevolencia para organizaciones terroristas como las FARC o ELN

A nivel jurídico internacional está contemplado en los tratados

La ONU y la OEA manejan el tema y estados unidos lo maneja de forma independiente

Por consiguiente, las sanciones tienen forma jurídica en el derecho internacional público y privado

La ejecutoriedad de estas sanciones, a quienes han delinquido, depende de cada país donde se encuentren bienes de los violadores o cómplices

Podría hablarse de tipos de sanciones:

1) sanciones personales o individuales

2) sanciones a una nación

-las sanciones personales a individuos violadores de los derechos humanos, son necesarias

El congelar cuentas, bienes e inversiones al oficialismo, es una medida justa.

Aunque no se evidencie este tipo de sanción si les ha hecho efecto ya que muchos, para evitarlas, han contribuido con denuncias y pruebas contra el gobierno ilegitimo de Nicolás Maduro.

Este tipo de sanción no ha comprometido el erario ya que ha sido individual

-las sanciones a naciones, como usa estableció desde hace 60 o más años a países como Cuba, desde el punto de vista político no ha sido eficaz y no han progresado y hoy el pueblo cubano se acostumbró.

Los tiempos han cambiado y las presiones internacionales de nuevos organismos de DDHH están ejerciendo nuevas presiones.

La crisis de la economía venezolana comenzó en el 2014 aproximadamente y las sanciones comenzaron en el 2017 con el establecimiento de la asamblea nacional constituyente, la cual careció de la previa consulta aprobatoria por parte de la ciudadanía.

Las sanciones a PDVSA bloqueo de todas las propiedades y activos de dicha empresa y prohibió las transacciones con estadounidenses con la empresa y fueron las primeras en su especie contra el sector energético

CITGO filial de PDVSA, tiene un monto de 12.000 millones de $, aún no descongelados.

Se supone que estarán al servicio de los venezolanos, en un nuevo gobierno encargado.

el desastre económico es consecuencia de la falta de aporte y mantenimiento sobre todo en la fase de producción petrolera y en la fase de refinación, cuyo parque, evidentemente, requirió y requiere anualmente de mantenimiento, cuya mano de obra calificada y con experiencia,  lamentablemente,  se fue del país. 

Al deteriorarse la capacidad de refinación en Venezuela se inició el intercambio de parte del petróleo que exportamos, por gasolina importada

Venezuela no les vende petróleo a estados unidos de Norteamérica, sino a las refinerías venezolanas en usa, las cuales lo procesan para vender la gasolina, lógicamente pagando sus debidos impuestos a usa.

Por ahora no podemos enviar altas cantidades de petróleo por la falla en su extracción y procesamiento y por consiguiente al no refinar, no vendemos las cantidades de gasolina que anteriormente producían altos ingresos, para ser invertidos en el país en bienes y servicios.

Por otra parte, tenemos que la falta de mantenimiento y la falla del combustible fósil, también deterioro’ el servicio de las termoeléctricas, reduciéndolas a un estado de menoscabo tan grave, que su recuperación tendrá un alto costo y sus tiempos serán tan largos   que por varios quinquenios seguiremos padeciendo la falla de los mismos.

Si analizamos el embargo de usa, a quienes dicen que dicho embargo “frena” el despacho internacional, deja muy en claro que no hay embargo ni bloqueo, ya que en Venezuela entran los Claps (que son importados), las ultimas  50 camionetas de lujo (sobre todo de los oficialistas) ,

También se está importando gasolina y petróleo liviano, medicinas y bombas de gases lacrimógenos, ¡desde estados unidos!

No falta en la lista de importaciones las armas ligeras y antimotines para las FFAA, policías y cuerpos de seguridad traídas desde Corea y Europa.

Por consiguiente ¡no hay bloqueo!

No debemos de dejarnos manipular

Por eso insisto que la sociedad civil venezolana toda, sobre todo la no partidista, debe prepararse políticamente para defender y reclamar sus derechos.

Para añadir otra raya al tigre, hace 20 meses que las “sanciones” vienen afectando a la industria petrolera y la generación de petrodólares que esta producía.

La disminución en la producción afecta al ingreso fiscal de petrodólares y, sin embargo, se sigue exportando.

Entonces, pregunto. ¿Dónde está el bloqueo?

Las sanciones han agravado la crisis, es cierto, y si han contribuido a disminuir las exportaciones o importaciones.

Las razones básicamente son por seguridad ya que nadie quiere invertir o negociar con Venezuela porque no quieren exponerse ni a las expropiaciones del oficialismo, ni a los posibles impases con países o súper potencias como EE.UU., Inglaterra o países que desconocen el régimen de maduro como legítimo, ya que el pago podría correr riesgos de ser desconocido, en un eventual cambio de gobierno.

Tanto es así que países de la OPEP prefieren comprarles petróleo a otros países (como Colombia, Brasil, Méjico etc.) y no a Venezuela para evitar cualquier tipo de impasse o sanción

El efecto domino

¿Qué pasa con el nivel de producción petrolera y con las relaciones con los aliados internacionales que no logran intercambiar petróleo por combustible, en cantidades suficientes para el mercado venezolano?

La importación de gasolina se ve comprometida porque muchos países no quieren negociar su venta, si conseguimos quien nos vende, entonces se dificulta su transporte, si resolvemos el transporte, no conseguimos que se “asegure” la mercancía y se esto se logra, se dificulta entonces el “reasegure”; requisito indispensable por su alta peligrosidad.

A todo este paquete, que personalmente denomino “efecto domino”, hay que añadirle la falta de prestación de servicio, por las razones antes expuestas, del personal técnico y especializado que maneje esos súper tanqueros

Es un problema grave, ¡indiscutiblemente!

A causa de la crisis de exportación del inventario, se están acumulando los terminales de almacenamiento y no hay lugar donde depositar lo que hoy se está produciendo y que son como en 1980 unos 394.000 barriles diarios.

La liberación de sanciones puede dar un respiro u limitada holgura, pero no impulsará el desarrollo que necesita el país para prender la maquinaria económica e impulsar el desarrollo y así mejorar la condición de vida del venezolano

El levantamiento puede coadyuvar, pero no es decisivo.

El impulso lo dará la presencia de inversión de ingente de capitales en privación y refinación cantidades fases y tiempos

Para evitar todo esto:

¿No te parece mejor salir de este corrupto sistema de gobierno?

¿Somos, porque queremos, Mendigos sentados sobre un lingote de oro!

¡Dame un punto de apoyo y moveré el mundo!

 

Recordando al difunto amigo Hindenburg: agradezco también las opiniones emitidas y tomadas en cuenta para este breve análisis, por mis amigos Rafael Quiroz, Lorenzo, Gervis Medina y el amigo secreto.

 

 

@LauraBolla2015|Arquitecta|Adalid político-socialSociedad civil independiente

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad