Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

EDITORIAL|Juan Guaidó: 22 meses de fracasos y sin voluntad de rectificación

JOAQUÍN CHAPARRO|Una alianza para salvar al Zulia

ENDER ARENAS|Llegó la gasolina… se acabó la gasolina

¡POLÉMICO! En #CONTRASTES, Darwin Chávez conversa con Gustavo Ruiz sobre el fracaso de Juan Guaidó

NOTAS LIBERTARIAS|Caos eléctrico

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El sistema eléctrico nacional es uno de los desastres más monumentales de Venezuela, se ha convertido en un factor común de indignación de la población en su cotidianidad.

La capacidad instalada de este país es de 34.000 megavatios, 17.000 de generación hidroeléctrica a través del Gurí y 17.000 térmicos a base de diesel y gas, fundamentalmente en regiones del centro y occidente.  

En la actualidad el sistema hidroeléctrico esta generando menos de 10.000 y el sistema térmico genera por debajo de 3000, algunos se preguntarán ¿Con 13.000 megavatios se cubre la demanda nacional?, la respuesta es SI, solo que las líneas de trasmisión y distribución tienen un nivel de deterioro que imponen el racionamiento.

Venezuela tuvo un nivel de producción tan alto que llego a venderle electricidad a Colombia y Brasil en sus dificultades con ese servicio. Hay países que se han desarrollado sin petróleo, ninguno sin electricidad. La negligencia, la improvisación, la corrupción y el formato cubano del caos nos arrastro a un país donde nos es fácil definir si vivimos apagones o alumbrones.

La inversión eléctrica se refleja bien con dos ejemplos; desde 1950 a 1999 la inversión alcanzo 48.254 millones de dólares y se instalo un gran sistema eléctrico, entre 1999 y 2103 se invirtió teóricamente 74.000 millones de dólares para llegar luego a este desastre. Los Cubanos cobraron por asesoría no calificada 1.100.000 millones de dólares, además de la venta de una cantidad de plantas chatarra y millones de bombillos, estos asaltantes no tienen límites, es tan grande el hueco que hicieron que no lo han podido esconder, aunado a  inversiones pagadas fuera del presupuesto ordinario a través de PDVSA sin avanzar en la calidad del servicio.

No hay espacio que alcance para relatar lo ocurrido en el sector eléctrico, desde Jesse Chacón hablando de soluciones en 100 días, Mota Domínguez culpando a las iguanas y saboteadores para justificar las tropelías, Omar Prieto con su cara de tabla anunciando desde el 2019 la estabilización del servicio en el Zulia. Todos son unos estafadores de la palabra y el anuncio público.

El Zulia vive un drama agravado por estar a la cola del sistema hidroeléctrico del Gurí, las líneas que atraviesan el lago de Maracaibo presentan graves deterioros, de la capacidad instalada en la región que es de unos 3000 megavatios solo funcionan 200, Termozulia y Ramon Laguna están en el suelo y el parque de la Guajira no produce nada, fue desmantelado  y canibalizado.

Es impredecible el pronóstico del sistema eléctrico nacional, Venezuela se apaga lentamente al ritmo que se incrementa la indignación ciudadana.

Resulta impostergable el cese de la usurpación y el rumbo hacia una transición para superar la jungla en la que vivimos.

Urge un plan de recuperación del sistema eléctrico nacional con un equipo de alto desempeño, con sentido gerencial ético, transparente y comprometido con sus responsabilidades, impulsado en el marco de la descentralización, cuya experiencia fue exitosa en otrora.

Hace unos días apareció un bufón uniformado ofreciendo la misión leña, ¿será que ahora nos van a ofrecer la misión mechurrio? Ya basta de tiranos.      

 

José Luis Pirela|@joseluispirelar|Diputado de la Asamblea Nacional

¡COLABORA CON EL PERIODISMO INDEPENDIENTE!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad