Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

JOAQUÍN CHAPARRO|Subsidiemos el salario del venezolano

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Una vida sin desafíos sería un total aburrimiento, toda crisis es una oportunidad para crecer, por tanto, los líderes venezolanos se encuentran frente a una oportunidad histórica para reivindicarse con el sector de los trabajadores, los pensionados y jubilados, es decir, con más de 18 millones de ciudadanos que mueven la economía, votan y eligen a los gobernantes.

Los obstáculos desafían el verdadero potencial de los venezolanos, por tanto, considero que la terrible crisis que atraviesa Venezuela constituye un nuevo reto para que los trabajadores obtengan nuevas y mejores condiciones de vida, no sientan la necesidad de emigrar como ha sucedido con más de 4000000 millones de ciudadanos que han huido del país en busca de una mejor calidad de vida.

Ante esté grave peligro agobiante caracterizado por el valor cero del salario, pensión y jubilación del trabajador en Venezuela, sugiero como alternativa viable al Diputado Juan Guaidó, que así como acordaron atender y financiar parte de la crisis (Virus chino) que azota al país en asistencia e insumos médicos con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que asciende a una suma alrededor de los 10 millones de dólares, para garantizar la intermediación de ese organismo en la crisis sanitaria generada por la pandemia del Covid-19.

PROPONGO: Buscar urgentemente mecanismos realizables de financiamiento para subsidiar (subsidio o incentivo es una forma de ayuda financiera al trabajador venezolano por determinado tiempo) el salario de nuestros trabajadores, las pensiones y las jubilaciones.

La alternativa de subsidio del salario real vendría a disminuir efectivamente la nula posibilidad que tienen los trabajadores, los jubilados y los pensionados venezolanos para adquirir alimentos, medicinas, vestido, calzados y demás artículos para el hogar. El ingreso mensual familiar, no asciende ni a un dólar, pero el comportamiento de la economía venezolana se mueve en torno a la moneda norteamericana, acompañada por una hiperinflación cercano a 2.000 %, como consecuencia de las absurdas políticas públicas ejecutadas por el régimen castro-madurista durante los últimos 20 años. 

La noble iniciativa de subsidiar el salario del venezolano se puede tramitar tomando en cuenta las recomendaciones técnicas, para adaptarlas al ordenamiento jurídico nacional, establecidas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), organismo que regula el salario mínimo, pero también, las políticas públicas organizadas por los Estados para la defensa del salario de los trabajadores en el mundo entero.

Por consiguiente, subsidiar el salario del venezolano, bajo las actuales circunstancias generadas por la depresión económica, sería un acto de justicia social, así como de defensa de los Derechos humanos de los trabajadores, de los jubilados y de los pensionados, pero también, un mecanismo profundamente Democrático para garantizar la calidad de vida del venezolano.

 

@joaquinchaparro|Demócrata cristiano

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad