Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

MARLON JIMÉNEZ|El comunismo y la ley de Dios

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Los venezolanos somos cristianos y católicos en un 90%; comulgamos con las ideas divinas que hacen del hombre un ser espiritual, a pesar de su efímera permanencia en el campo terrenal. Cuando Chávez nos hablaba del comunismo o socialismo (para Fidel, es la misma cosa ¿sabría algo de eso el asesino ese?) y a la vez de manera utilitaria lo relaciona con Dios y con Cristo, intentaba manipular “burdamente” a sus seguidores cristianos para ocultar su ateísmo. El comunismo de Chávez, era contrario, era la antítesis en esencia, de los mandamientos de la ley de Dios. Para el engendro procubano significa lo mismo; lo que pasa es que con la presencia de los cubanos, éste (el comunismo o socialismo) se hizo macabro, por la presencia al unísono, del sincretismo religioso: brujería y santería y con ésta última el babalao, palerismo (y todo lo que eso significa) y se instituyó como filosofía de conducta ideológica en todos los integrantes del régimen en el poder.

Estos mandamientos son 10 y todos buscan la valoración del hombre espiritual en su relación con su entorno. Estos para los cristianos y para los católicos en especial, están divididos de 2 formas, los 3 primeros: amarás a Dios por sobre todas las cosas; no tomarás el nombre de Dios en vano y santificarás las fiestas; constituyen en el comunismo del régimen en el poder, una afrenta a Dios. Para Chávez y ahora para el engendro el único Dios es él, y deben adorarlo y rendirle pleitesía. Cuántas veces no han jurado por “Dios y la Virgen” acabar con los niños de la calle, por dar un ejemplo y éstos han crecido geométricamente por el avance de la miseria. Chávez no asistió nunca a las fiestas religiosas y tuvo la desfachatez de llamar “oligarca” a nuestra CHINA, lo mismo hace el engendro por odio, a los valores cristianos.

Los otros siete mandamientos: honrarás a padre y madre; no matarás; no robarás; no mentirás; no consentirás deseos impuros y no codiciarás los bienes ajenos; son para los comunistas, lo contrario de lo que debe ser el “hombre socialista”. Este régimen está montado desde 1992 en la cultura de la muerte y si los muertos son de la disidencia, bienvenidos sean; a tal efecto, la fanb y los colectivos están preparados para ello. Robar es una filosofía de vida, es la razón de ser del chavista, de allí que la corrupción es galopante e integral y eso le da a los robolucionarios una distinción especial. La mentira permanente (pregúntele a Goebbels Rodríguez) es una estrategia; el doble discurso es imperativo en el comunismo. Apoderarse de lo que no les pertenece, violando la normativa legal existente es fundamental para imponer el socialismo. Este socialismo consentirá deseos impuros. De allí la propuesta que están haciendo, como “bandera electoral” para las elecciones del 6D: legalizar el matrimonio gay y el aborto, entre otras similares.

Toda esta situación detallada es denunciada todos los días del año por todos los sectores de la vida nacional: políticos, económicos, sociales, trabajadores, empresarios, estudiantes, amas de casa, religiosos, culturales; todos ellos, en su conjunto estructural conforman el 90% de RECHAZO al engendro y al régimen que dirige la destrucción de los venezolanos. Soy de los venezolanos, estudioso de la Doctrina Social de la Iglesia, que no entiende la posición de la CEV en la actualidad. El PAPA LEÓN XIII en su Encíclica RERUM NOVARUM, es contundente en su rechazo al comunismo: plantea en ella de manera vertical,  la estrategia que la sociedad organizada debe consolidar en tiempo y espacio, para denunciar los efectos mortíferos del comunismo sobre la dignidad del ser humano y sobre los valores intrínsecos a él, como la libertad, la paz, la democracia, la pluralidad política, la moral; en fin, sobre las potencialidades del hombre, no sólo para dignificarse en sí mismo, sino para hacerla realidad en la sociedad en toda su integralidad.

La CEV mutó de posición y debe explicar este cambio, no de manera retórica; debe explicar porque cambió de rumbo, ahora se manifiesta de manera “condescendiente” con los comunistas en el poder; ahora “calla” a los obispos que levantan su voz contra los abusos y tropelías del régimen. Estoy seguro que muchos de ellos quieren GRITAR ¡basta! de la ignominia; de la violación constante de los DD.HH; del hambre, de la miseria y de la muerte de nuestro pueblo, ¿Quién los calla? ¿Es verdad, qué es una orden del Vaticano y su estructura es parecida a la FAN? ¿Es verdad que el PAPA es comunista? El pueblo desea saberlo y mucho más en estas horas aciagas de la república. El pueblo quiere ver en la calle a la Iglesia Católica que participó activamente el 23 de enero de 1958. LEÓN XIII ¡RESUCITA MIJO! 

 

 

Profesor universitario|@marjimgar|[email protected]

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad