Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

SAINETE EN CÁPSULAS|Cómo cambiar la jungla de lo inaudito

JOSÉ BERMÚDEZ|Elecciones sangrientas

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

De cara a unas posibles elecciones a la Asamblea Nacional este 6 de diciembre, Venezuela está sumida en un mar de problemas, gracias a la política corruptiva que se ha implementado desde 1.999. Veintiún años de erradas y mal intencionadas políticas han sido el caldo de cultivo para la crítica situación que estamos viviendo los venezolanos.

Este régimen es tan inescrupuloso que su principal prioridad son las elecciones del 6 de diciembre a pesar, podríamos señalar, de todas las sanciones y del desconocimiento internacional, pero sobre todo a costa de la calidad de vida de millones de venezolanos, quienes padecen hambre, mueren en centros asistenciales a causa de la escasez de insumos y cómo si fuese poco, le ha tocado ser protagonista de la pandemia de Covid-19 en medio del mayor desastre sanitario de los últimos tiempos.

Los hospitales no están preparados para atender la población, nuestros médicos, héroes de la salud están muriendo, por falta de equipos de protección. Es Triste, pero real, que para este régimen es más importante el gasto de millones en dólares que están realizando para compra de máquinas de votación y organización de la farsa electoral, que la vida y el bienestar de sus ciudadanos, sin contar que Venezuela es un país paralizado por falta de gasolina, el comercio, los trabajadores el pueblo en general no puede movilizarse porque NO hay  gasolina, sin embargo el régimen declara públicamente que garantizará el combustible  para la movilización de los electores este 6 de diciembre, es sin duda una burla más.

Para montar unas elecciones express sí hay dinero, pero para los hospitales, los medicamentos, enfermos renales, pacientes con cáncer, VIH, la educación, no hay recursos, no hay gasolina para el consumo de los habitantes, pero es un secreto a voces que existen funcionarios corruptos que la revenden a tres dólares ($3). Para poner en marcha el Fraude electoral están dispuestos a todo.

Ante lo expuesto se evidencia que los problemas de los venezolanos, nada tiene que ver con las sanciones, sino con un régimen corrupto que quebró a la empresa petrolera más importante de América Latina (PDVSA), desmantelando las plataformas y destruyendo las refinerías. A quienes hoy usurpan el poder lo único que les importa es mantenerse en él a costa de miles de venezolanos, por lo cual podríamos definir a éstas como unas “ELECCIONES SANGRIENTAS”.

Solo imaginar la propagación del coronavirus en los centros de votación, es aterrador, más aún cuando representantes del régimen han anunciado que el proceso podría durar varios días, lo que contraría lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, esto certifica una vez más, que no les importan las leyes, sino la continuidad de su seudo “reinado”.  

 

 

@josebermudezve

¡Suscríbete a nuestro canal de YouTube!

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad