Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

SAINETE EN CÁPSULAS|Cómo cambiar la jungla de lo inaudito

SIN ANESTESIA|No juguemos más

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En los últimos 20 años el pueblo venezolano ha dado muestra de lo que es capaz de hacer en pro de su libertad, se ha involucrado en cuanto proceso electoral se le invita, en cuantas marchas se le pide participar, en cuanto movimiento se le solicita participar, el mismo ha dado muestra de estar dispuesto.

Pareciera, que a pesar de ello muchos líderes políticos no recuerdan todos los esfuerzos que se han hecho, la sangre, el sudor y las vidas que se han perdido de los más pobres en la lucha contra una dictadura miserable, que solo lo único que hace es limitar las libertades y distribuir la miseria de manera igualitaria.

En más de una oportunidad hemos compartido la idea de que al pueblo debe hablársele claro, a ese pueblo que no tiene que comer, que se levanta a diario a ver como hace para subsistir día tras día, ese mismo pueblo que solo es útil para algunos cuando se le necesita.

Ya llegó el momento de dejar de jugar con la esperanza de la gente, con el sentimiento de libertar y de un futuro mejor, ya basta de mentirle al pueblo y sumergirlo en un juego de cohabitación nefasta que lo único que trae es ano tras ano más miseria.

No se puede negociar más por encima de la pobreza y la miseria que viven los venezolanos, el país se apaga, el futuro se disipa, mientras unos llaman a participar en un proceso electoral ilegitimo y otros llaman a otra consulta innecesaria, no se puede seguir jugando.

Estamos viviendo algo a lo que nunca imaginamos llegar a vivir, la lucha de intereses para mantener la cohabitación en menos cabo de los más débiles de los más necesitados, a la gente hay que hablarle claro, dejar de jugar con mentiras, falsas promesas, falsos negociados porque la gente no aguanta más.

El pueblo clama, un gobierno de transición, elecciones libres y por su puesto la salida única y rotunda de Maduro del poder, no puede existir ninguna otra opción o negociación, el clamor es uno, solo liberar y restablecer el orden constitucional en un país que está en agonía a punto de dar el último suspiro en su existencia.

Se nos va la patria, y los propios venezolanos contribuimos con el juego a dejar que se apague lo poco que queda de ella, y que se puede recuperar y para lo que no nos queda más tiempo.

 

 

 

Germán Paredes|@germanpareder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad