Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

EDITORIAL|Las pésimas señales que emergen desde la oposición

¿FRAUDE? En “De Norte a Sur” analizamos el resultado electoral en Bolivia

JOAQUÍN CHAPARRO|Anomia zuliana

ANÁLISIS PAÍS|El peligro de una “pandemia oculta” en Venezuela

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En Venezuela pocos tienen confianza en las cifras oficiales y en el plan oficialista para contener la pandemia por Covid-19. Se teme, con mucha razón, que exista un enorme subregistro que esté ocultando la verdadera situación del coronavirus en nuestro país, lo que podría generar una verdadera catástrofe a nivel sanitario.

Eso además está marcado por un sistema de salud, tanto público como privado, que ha sido destruido por más de 20 años de pésimas decisiones y de altos niveles de corrupción, que hicieron desaparecer la inversión que debió hacerse en hospitales y demás centros de salud.

En el País Político, la crisis que afecta a la oposición es clara y evidente. Guaidó no ha podido, por ahora, construir ese nuevo pacto unitario porque se empeñó en preservar la continuidad del interinato, pero además obvió la necesidad de un plan para hacer frente a las elecciones del 6D y el resto de las trampas que el régimen ha colocado.

En el País Económico, la dolarización de la economía es tan evidente que, hasta instituciones del Estado, como la Alcaldía de Maracaibo, están aprobando y manejando sus presupuestos en la divisa americana porque el bolívar carece de valor y estabilidad. Eso sin mencionar que el comercio casi en su totalidad se maneja en dólares.

PAÍS social

Pandemia: pocos entienden como Venezuela teniendo el peor sistema de salud del continente, pero además su población está sometida a un empobrecimiento veloz y atroz; exhiba mejores cifras en cuanto a casos de Covid-19 que otros países. Mientras Colombia y Argentina, por solo mencionar dos naciones, pueden registrar hasta más de 10 mil casos diarios, en Venezuela el régimen solo anuncia entre mil y dos mil casos diarios. ¿Cómo explicar eso? Eso es una de las señales del pésimo manejo de la pandemia en nuestro país. No se hace la cantidad de exámenes que son necesarios, pero además hay un gran subregistro porque muchos venezolanos con síntomas evitan ir a un hospital, para no ser recluidos y abandonados sin atención. Adicionalmente, hay un extraño manejo que contradice las medidas tomadas en casi todo el mundo para cortar la cadena, pues juegan a un esquema 7×7 que implican períodos de radicalización del confinamiento, con etapas de flexibilización, que parecen poco efectivos para cortar la cadena de contagio. Tomando en cuenta esos elementos y otros que están presentes, se puede inferir que el verdadero avance de la pandemia en Venezuela está oculto.

Alimentación: las dificultades de la mayoría de la población para alimentarse son cada vez más amplias. El problema de la subalimentación de los sectores más vulnerables que ya era una gran dificultad, a raíz de la pandemia se ha profundizado ante las restricciones impuestas que colocan obstáculos a la economía del “día a día” de un vasto sector de la población. Lo peor es que la deficitaria alimentación está afectando a una generación que tendrá problemas de salud y crecimiento.

PAÍS político

Oposición: son tiempos complejos en la oposición en Venezuela. Es una crisis marcada por la división de criterios en torno a cuáles son las acciones necesarias para cesar la usurpación e iniciar una transición. Pareciera que Juan Guaidó inició, empujado por la presión política y las circunstancias, la construcción de un nuevo pacto unitario sin la intención de cambiar la orientación de la lucha de la oposición, sino más bien con el fin de consolidar el interinato. En el fondo lo que hay es el propósito de un sector, que controla el gobierno interino y a Guaidó, de mantener el poder para seguirse beneficiando de los negocios que aporta el manejo de los activos y de las empresas del país en el exterior. Eso afectó la posibilidad de alcanzar esa nueva unidad, porque líderes como Maria Corina Machado y Henrique Capriles exigen cambios en la lucha. Inclusive el documento público de Primero Justicia señala la incapacidad del gobierno interino de admitir sus errores y rectificar, lo que deja en evidencia que hay diferencias muy fuertes. Habrá que esperar qué hará Guaidó para recuperar esa cohesión, pero también es prudente esperar los siguientes movimientos de Maria Corina Machado y Henrique Capriles.

Oficialismo: el régimen sigue avanzando en la ejecución de sus planes. Por un lado, no da su brazo a torcer en cuanto a la inconveniencia de realizar las elecciones del 6D, en medio de las restricciones por la pandemia. Además, persiste en sus alianzas con Irán y Rusia, que pudieran convertir a Venezuela en el centro de operaciones de las acciones iraníes y rusas, pero además de grupos irregulares como Hezbollah, FARC y el ELN. Resalta que esta fue una semana marcada por la jugada de liberar a los presos políticos y la decisión de devolver el partido Primero Justicia a su legítima directiva. Es posible que esta semana surjan nuevas decisiones y acciones para dividir aún más a la oposición, además de buscar legitimidad para el proceso electoral de diciembre.

Comunidad internacional: hay poco de nuevo y resaltante en cuanto a las acciones de la coalición de naciones, liderada Estados Unidos, que se ocupa del conflicto venezolano. Solo destaca la ratificación del apoyo a Juan Guaidó. La gestión de Donald Trump está más enfocada en la campaña presidencial buscando la reelección, dejando de lado temas como el venezolano.

PAÍS económico

Crisis: para nada el régimen se ocupa de la voraz crisis económica que afecta a la mayoría de la población. No hay una política económica que esté tratando de encontrar soluciones a los problemas que afectan a los ciudadanos. Lo único resaltante es que la dolarización es tan marcada y evidente que, hasta instituciones del Estado como la Alcaldía de Maracaibo, ahora aprueban y manejan presupuestos en dólares.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela comienzan la semana en US$6.428 millones.

Dólar: la tasa oficial que informa el BCV inicia la semana en Bs. 349.431,43; mientras el mercado paralelo promedia Bs. 364.023,12.

Indicadores: el BCV en su última actualización del INPC, ubica la inflación de julio en 19,6%.

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad