Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

VERDADES Y RUMORES|Tiempos de turbulencia y reacomodos en la oposición

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

AL CIERRE. Hay mucho movimiento en la oposición. Incluso me atrevería a decir que hay reacomodos importantes a raíz de la decisión de Henrique Capriles y eso parece que afectará la coalición que lidera Juan Guaidó. Cuando esta columna estaba a punto para ser publicada, me informan que podrían sumarse a este nuevo sector: Carlos Ocariz, Ramón Guillermo Aveledo y Blanca Rosa Mármol de León, entre varios. Se mencionan nombres de varios dirigentes políticos del Zulia. Además, desde Un Nuevo Tiempo señalan que la orden de Manuel Rosales es jugar en los dos tableros y por eso Stalin González no será expulsado, sino que solicitó ser liberado temporalmente de disciplina partidista. Mientras tanto, el tema fue analizado este miércoles en la Mesa Directiva Nacional de Primero Justicia, ratificando la decisión de no participar el 6D y además se informó que Capriles solicitará su separación como militante de PJ. Mis fuentes coinciden que vienen muchas sorpresas. En esta columna les presento un amplio análisis sobre los tiempos turbulentos que afectan a la oposición.

UNI&DAD (I). Soy un fiel creyente de la unidad en la medida que esta sea sincera y conlleve cambios en la orientación de la lucha. Pretender cambiar para que nada cambie, es un error político que solo favorece a unos pocos que se han beneficiado de la crisis venezolana para hacer mucho dinero. Estoy en desacuerdo con la corrupción roja, pero también con la azul. Rechazar solo lo que roban los chavistas y callar con las atrocidades que cometen algunos opositores, es una hipocresía imperdonable para una nación que se desintegra. Aunque desde el inicio respaldo a Juan Guaidó, debo reconocer que, por diferentes razones, no ha podido concretar sus ofertas de cambio y eso le está pasando factura. Públicamente respaldé su llamado a una nueva ruta de lucha para construir un pacto unitario, pero en el fondo tenía pocas expectativas en torno a los resultados. ¿Por qué? Porque tenía el temor, y el tiempo confirmó mis sospechas, que el llamamiento a la nueva unidad solo buscaba que los distintos sectores se sumaran y no se produjeran cambios en la coalición. Presumí que eso funcionaría con la mayoría de quienes están en el G4 y sobre todo con quienes tienen fuertes compromisos con la “franquicia en el exilio”, pero suponía que no tendría el mismo efecto en aquellos que han venido criticando al gobierno interino y por eso los resultados de las conversaciones con María Corina Machado y Antonio Ledezma, más la insurrección de Henrique Capriles, quien vuelve con fuerza al ruedo luego de haber mantenido un bajo perfil durante el interinato. Creo en el llamamiento de unidad de Guaidó en la medida que se haga una depuración de la lucha opositora, porque hay demasiados “alacranes” en el interinato que solo buscan prorrogar la “franquicia en el exilio”, para seguir lucrándose con el dolor de millones de venezolanos. Si Guaidó se empeña en mantener el mismo camino que ha recorrido desde enero de 2019, sencillamente no obtendrá los resultados que todos esperamos. Seguir con la misma cantaleta solo sirve a un grupito, pero no a la mayoría de la población. Por eso su credibilidad se fue por un despeñadero, como lo demuestra el último estudio de Datincorp que ubica el nivel de insatisfacción con la labor de Guaidó en 62,49%, superando incluso a Maduro. Eso no es casualidad, ni es obra de las matrices de opinión que a diario pretenden imponerse en la opinión pública venezolana. Ese es el reflejo del fracaso del interinato. Si de verdad se quiere construir una real Unidad en Venezuela, hay que dar un golpe de timón en la conducción, para proponer una estrategia clara a la población. Temo que JG se lanzó a la tarea de construir un nuevo pacto unitario solo con la tesis de la prolongación del gobierno interino y sin el interés de cambiar el enfoque. De ahí que las consecuencias de las reuniones no han sido buenas. De ahí que algunos sectores se plantean una recomposición de la lucha. Y de ahí que probablemente habrá reacomodos importantes que podrían, incluso, dejar a Guaidó a un lado. La terquedad de prolongar la “franquicia en el exilio” les está pasando factura. Guaidó se empeña en continuar haciendo lo mismo y ya no convence, ni entusiasma como antes. Por eso la oposición se encamina a una nueva fractura que podría generar resultados interesantes. ¿Cómo así? Lo explico en la segunda parte de este análisis.

¿BUENA JUGADA? Nos guste o no el supuesto “indulto” decretado por Maduro parece, por ahora, una buena jugada. Fiel a su estilo, el oficialismo cambia el tercio en la opinión pública introduciendo un tema polémico, pero además lo hace en un momento complicado para la oposición. La excarcelación de presos políticos le agrega más pólvora a la crisis opositora. El movimiento comenzó con la salida de los calabozos del SEBIN del diputado, Juan Requesens. Luego Maduro anuncia que será una semana movida en cuanto a impulsar un supuesto diálogo, pero el lunes lanza la bomba de las excarcelaciones. Usa el término legal de “indulto”, aunque en el fondo no se trate de eso, como forma de mostrar su “magnanimidad” y capacidad de llamar al diálogo con tolerancia. Eso desató los demonios opositores y empezaron los cuestionamientos para aquellos presos políticos que salieron de sus lugares de reclusión, aunque es muy fácil cuestionar desde el exilio o alojado en una embajada. Pero además posteriormente se revela que Henrique Capriles fue parte de las conversaciones realizadas a través de Turquía para esa liberación, lo que además funciona para avivar el fuego de las disputas internas en el sector opositor. ¿Algunos de los beneficiados participarían en las parlamentarias? Todo es posible en la Venezuela actual. El tiempo dirá si al final fue una buena jugada, pero pinta que sí.

GUERRILLA. Desde la zona de Perijá me informan que la disidencia de las FARC está muy activa en diversas poblaciones. Están poco a poco ocupando pueblo tras pueblo. Ya lo hicieron con San José de Perijá y Calle Larga. Llegan armados y hacen asambleas con el sector comercial, a quienes de inmediato les informan del impuesto de guerra que deben pagar. Pero además les ordenan que toda denuncia por inseguridad, se las hagan a ellos, porque la policía y militares ya no tienen a cargo el cuidado de la seguridad. Mientras eso ocurre, las autoridades civiles y militares guardan silencio. ¿Qué tiene que decir al respecto Padrino López? ¿Qué sabe de esa ocupación ilegal el gobernador Omar Prieto?

UNI&DAD (yII). Todo indica que vienen tiempos nuevos para la oposición, porque hoy más que nunca hay una clara división que podría generar cambios en la estrategia y los protagonistas. ¿Cuáles serían esos protagonistas emergentes? Por un lado, está Maria Corina Machado y aunque nunca he confiado plenamente en su liderazgo, debo admitir que coincido con ella en algunos de los puntos esbozados en el documento que hizo público, porque no veo que exista un cambio en la orientación de la lucha que lidera Guaidó luego de casi 18 meses como presidente interino. MCM encabeza un sector más radical que busca una acción militar internacional que ha recibido incluso cuestionamientos de Elliot Abrams, pero ella se mantiene firme en su posición. En esta fracción se debe incluir a Antonio Ledezma, quien también ha sido coherente en su discurso, pero lo afecta el estar fuera de Venezuela para poder encabezar o participar en una estrategia de calle, pero quién también tiene razón cuando critica la presencia de “alacranes” en el gobierno interino. Admito que cuando MCM dijo esta semana que podría reunirse de nuevo con Guaidó me sorprendió. ¿Eso es parte de su estrategia? O ¿Recibió presiones desde EEUU? Pero, además surge la opción de Henrique Capriles Radonski quien no solo fue parte de las excarcelaciones de presos políticos, sino que está llamando a participar en las elecciones parlamentarias con su partido “La Fuerza del Cambio”, que no ha sido ni inhabilitado por el CNE, pero tampoco decomisado por el TSJ. ¿Cuál efecto generaría esta disrupción de Capriles? Lo primero es que hay una fuerte campaña de quienes desean prorrogar el interinato, tratando de satanizar las decisiones y acciones de HCR. Si Capriles se maneja bien podría capitalizar el apoyo de la mayoría de la población que desea un cambio mediante negociaciones políticas. ¿Cuál ha sido el discurso del excandidato presidencial? Ha sido crítico contra la estrategia del cese de la usurpación, no solo porque no se ha cumplido con el objetivo, sino por la insistencia en mantener ese enfoque. El menciona que debe haber un cambio en la orientación para colocar la lucha del lado de los problemas que afectan a la población. Aquí es bueno aclarar que una cosa se habla, discute y grita en las redes sociales; pero otra cosa son las reales prioridades del pueblo. El problema es que las redes hacen mucha bulla, pero en un sector no representativo de la población que cohabita, merodea y enjuicia desde las redes sociales. Los estudios de opinión pública lo dicen claramente: el porcentaje de venezolanos que consulta permanentemente las redes sociales no es alto, ni determinante. Pero las mismas encuestas dicen, cuando se analizan de fondo, que la gente quiere una salida política, pacífica y electoral. Pero hay un dato más importante y es que la urgencia de la mayoría es la solución de la crisis económica y sus secuelas sociales; lo que demuestra que la crisis política no es prioridad para la mayoría. Si Capriles logra capitalizar esas tendencias, podría surgir como un serio competidor de Juan Guaidó en el liderazgo de la oposición, lo que obligaría a EEUU a revisar su visión sobre el conflicto venezolano. Distinto a los dirigentes de la “Mesita”, Capriles tiene una llegada distinta ante la ciudadanía y eso podría ser favorable para él.

DOLARIZADA. Así está la Alcaldía de Maracaibo. Me informan que esta semana el burgomaestre, Willy Casanova, aprobó los presupuestos para terminar el año de tres dependencias. A una comisión que atiende problemas con el servicio de agua les aprobó US$800 mil, al Sagas US$2,4 millones y al servicio de recolección de basura le corresponden US$8 millones; o sea que en total Casanova aprobó US$11.200.000. Me dicen que varios de su entorno y aliados se frotaron las manos con esas cantidades de dinero y siguen sacando cuentas de las ganancias que obtendrán. Lo irregular es que él aprobó directamente esas asignaciones, cuando es bien sabido que todo crédito adicional debe ser aprobado por el Concejo Municipal, a menos que existe una administración dolarizada que sea paralela a la que establece la normativa legal. ¿Cuántos guisos saldrán de esa millonada? Supongo que muchos, sobre todo de la recolección de basura que es un servicio que da para cualquier trampa.

ENCUESTA. Me llega el informe del estudio “Coyuntura Política y Electoral” realizado por la compañía Datincorp entre el 1 y 2 de agosto, con una muestra de 1.198 sujetos encuestados en los principales centros urbanos. Como toda encuesta revela datos que merecen ser analizados como, por ejemplo, que el nivel de uso y penetración de Twitter es de apenas 7,27%, mientras que el uso de WhatsApp como canal para recibir información alcanza 28,99%. ¿Por qué eso es importante? Porque en Venezuela hay un criterio según el cual Twitter es la fuente adecuada para testear la opinión pública nacional y la realidad es que esa red social sirve básicamente para que los grupos enfrentados se destrocen todos los días y cuestionen a quienes disienten de sus posturas, pero en el fondo no es la expresión real de lo que piensa la mayoría de la población. Por demás hay más datos reveladores. Por ejemplo, el nivel de insatisfacción con Juan Guaidó (62,49%) es mayor que el de Maduro (55,97%); pero además este último es el presidente constitucional reconocido por 50,29%. Cuando se disecciona mejor la insatisfacción con la gestión de Guaidó, vemos que 85.8% de quienes se definieron como opositores está poco satisfecho y nada satisfecho, lo que es una señal que deben tomar en cuenta en el gobierno interino. Cuando consultan a la muestra sobre cuál crisis es más urgente de resolver, 39,01% señala la económica por encima de la política; cuando preguntan si consideran que habrá un cambio de gobierno en Venezuela, 55,56% señala que no y la vía para superar la crisis es un acuerdo negociado, pacífico y electoral con 59,02%. En ese aspecto, la intervención armada solo recibió la mención de 21,34% y solo 14,23% apunta a la confrontación violenta. En cuanto a la participación en las elecciones parlamentarias el 37,18% dijo que estaba totalmente decidido a votar, pero solo 18,6% de los opositores dijo que participaría. Al interrogar sobre la confianza en el liderazgo político, 48,87% afirmó que tiene poca confianza y 38,51% no tiene nada de confianza. Al evaluar los liderazgos, en el chavismo Maduro sigue siendo el de mayor apoyo con 19,55%, mientras Diosdado Cabello apenas cuenta con 3,17%. En la oposición las preferencias son más variadas: Juan Guaidó 11,96%, Maria Corina Machado 11,37%, Leopoldo López 7,69 y Henrique Capriles Radonski 4,01%. Finalmente, los bloques de preferencia política quedan con la siguiente correlación: Chavismo 24,64%, oposición 31,83% e independientes 40,6%.

LUCHA. Sigue candente la guerra interna en el PSUV del Zulia por las candidaturas a las elecciones parlamentarias y sobre todo a las regionales y municipales de 2021. En cuanto al proceso del 6D la nueva prórroga del CNE para la inscripción de candidatos es el resultado, entre otras razones, que el oficialismo aún no tiene bien definidas sus planchas en varios estados, incluyendo al Zulia. Esta escogencia es una medición de fuerzas que va a marcar mucho el terreno para los comicios de gobernadores y alcaldes. En el caso zuliano, tal como comenté en mi pasada columna, hay 4 aspirantes en pugna: Omar Prieto que aspira su reelección, el general Néstor Reverol que está siendo promovido por Arias Cárdenas y el sector militar, Luis Caldera quien podría ser una alternativa final y Willy Casanova que espera con paciencia lo que va a ocurrir. Prieto está teniendo graves dificultades para concretar su aspiración como consecuencia de su pésima gestión, pero además está viviendo las consecuencias de la aparente pérdida de fuerza de Diosdado Cabello, aunque este reapareció luego de su larga convalecencia por Covid-19. Adicionalmente, Francisco Arias Cárdenas está en una activa campaña en su contra buscando que el ala militar solicite que Néstor Reverol sea el abanderado a la Gobernación del Zulia. Sin embargo, una fuente que consulté pone en duda el interés del general oriundo de Cabimas en esa candidatura, ya que tiene como prioridad ocupar el Ministerio de la Defensa. ¿Y Padrino López? Al parecer el sector militar planea colocar a Padrino en la Vicepresidencia para así avanzar en el control del régimen. En ese caso, Reverol podría ser el primer general de la Guardia Nacional en ocupar la cartera de Defensa. Eso conviene a Prieto quien sacaría a un fuerte rival del camino, pero en esa situación los adversarios de OP impulsarían a Luis Caldera o Willy Casanova. ¿Cuál de los dos tiene mayor respaldo en Caracas? Sin duda que Casanova quien no solo cuenta con el aval de Maduro, sino que los hermanos Rodríguez juegan a su favor. Caldera se ha mantenido como alcalde de Mara, pero me cuentan que no es muy dado a tejer alianzas con personajes nacionales para que actúen como sus padrinos. Este es un tema que seguirá muy enredado y que podría cambiar en la medida que avanzan los acontecimientos.

OPOSICIÓN. Cuando la semana pasada analicé la lucha interna en el oficialismo por la candidatura a la Gobernación del Zulia y las alcaldías de Maracaibo y San Francisco; un consecuente lector de esta columna me exhortó a analizar lo que ocurre en la oposición. Es importante partir del principio que no está negada la participación de la oposición en las eventuales elecciones regionales y municipales de 2020. Hoy parece difícil, pero si hay algo que enseña la crisis venezolana es que no se debe descartar nada a priori. Cuando revisamos las opciones para la gobernación zuliana debo advertir que aquí, distinto al oficialismo, no hay padrinos y tampoco imposiciones. El Zulia ya no es territorio exclusivo de Un Nuevo Tiempo. Ahora hay una paridad importante que obligará a escoger un método claro y transparente del candidato. Hasta ahora es evidente que esa candidatura solo estará entre dos aspirantes: Manuel Rosales y Juan Pablo Guanipa; aunque por ahí Mazuco está aspirando. La selección debería ser a través de unas primarias como ocurrió en 2017. De esos dos personajes no debe salir la escogencia. En cuanto a las alcaldías de Maracaibo y San Francisco las cosas son más variopintas. En el caso de la capital zuliana hay varios nombres en la mesa: Eveling de Rosales, Pablo Pérez, Carlos Alaimo, Juan Carlos Fernández y me dicen que no descarte a Gustavo Ruiz, quien acaba de renunciar a Voluntad Popular y al parecer viene con un proyecto político fuerte, ¿de qué color? No tengo ni idea, por ahora. En San Francisco los aspirantes serían Gustavo Fernández, Julio Montoya y José Luis Pirela, entre otros.

POLÉMICA GAITERA. Excelentes han sido los comentarios del último programa #Contrastes en el cual conversé con el gaitero Ozias Acosta, sobre el dineral en dólares que la Gobernación del Zulia y las alcaldías de Maracaibo y San Francisco destinan este año a sus festivales gaiteros (VER AQUÍ: https://youtu.be/zARkqnUGyZ0). Fue de tal impacto el tema tratado, que desde las mencionadas dependencias llamaron al director de la agrupación Gaiteros de Molero, para consultarle si Ozias era parte de ellos. ¿Por qué preguntaron? Bueno, para advertirle que si él era parte del grupo no podrían participar en los festivales. Por otro lado, se comunicó el secretario del Poder Popular para la Gaita e Identidad Nacional de la Gobernación del Zulia, Ramón Soto Urdaneta, para aclarar que Fundagraez aún existe y que logró recuperar buena parte de sus programas luego de haber recibido una institución desmantelada. Mencionó que para febrero de este año habían dotado 36 núcleos y escuelas infantiles, pero además tienen presencia en 15 municipios, pero adicionalmente apoyan a 1.200 gaiteros y afines con bolsas de alimentos. Destacó la hermosa labor que realiza Fundagraez en la Costa Oriental del Lago y que desde el año pasado están intentando realizar los festivales infantiles y juveniles, pero los problemas de electricidad y gasolina se los han impedido. Ojalá, Ramón Soto logre el pleno apoyo de Omar Prieto para seguir sembrando la gaita. Y, por cierto, los 118 mil dólares deberían destinarlos a eso y no al pan y circo de festivales virtuales.

CAMBIO REAL. Desde el Partido Centro Democrático (PCD) me envían su posición en torno al fallido intento de Juan Guaidó de construir la nueva ruta unitaria, la respuesta de Maria Corina Machado y las acciones de Henrique Capriles: “Ante los hechos que afectan en la actualidad a la lucha por una Venezuela libre, desde el PCD creemos que es la hora de tomar en cuenta nuevos rostros a nivel de liderazgos nacionales y regionales. Rechazamos la corrupción y la mediocridad que existe en ciertos sectores de la oposición, que lamentablemente tienen participación en las decisiones política y el gobierno interino. Desde el Centro Democrático consideramos que es la hora de la ciudadanía y de los partidos, movimientos y organizaciones emergentes”. Ahora bien, es importante que los partidos comiencen a fijar posición más allá de las lealtades automáticas con algunos de los sectores de la oposición, porque de esa forma se abre la discusión para los cambios que requiere la lucha de la oposición que, hasta ahora, no ha logrado los objetivos de generar una transición a pesar de los 18 meses del gobierno interino.

SEDEMAT. Cuando Willy Casanova llegó a la Alcaldía de Maracaibo fui uno de los primeros periodistas en señalar los errores que se cometían en diversos organismos como, por ejemplo, el SEDEMAT. Designar en ese cargo a Jean Carlos Martínez fue un costoso error y lo dije desde el primer momento, porque el muchacho desconoce la materia tributaria y por eso llegó a improvisar. Desde esa época ese importante organismo de recaudación de tributos del municipio viene palo abajo. Uno de los peores errores cometidos por Casanova y Martínez fue el cambio en el sistema informático de recaudación. El que estaba funcionaba sin mayores problemas, pero decidieron cambiarlo por uno que fue creado por los cubanos que hicieron lo mismo en la Alcaldía de San Francisco. Los resultados fueron nefastos. Paralizaron el proceso de recaudación y cayeron los ingresos propios para el municipio. Recuerdo bien que en esta columna mencioné como una de las consecuencias de la pésima migración de un sistema a otro, es que los “expertos” borraron la data de contribuyentes y por eso salieron con urgencia a realizar un censo para recuperar esa información. Pero como en la gestión de Willy son expertos en caer en el mismo error varias veces, ahora me informan que están cambiando el sistema por 3ra vez y los resultados tampoco han sido buenos. Si este es el tercer software que instalan, quiere decir que el 2do tampoco funcionó. Ahora el responsable es el actual intendente del SEDEMAT, Daniel Boza, quien sabe de tributos lo que yo conozco de fabricación de naves espaciales. Este muchacho es un accidente en la gestión de Casanova, al igual que Martínez. “Danielito” no tiene méritos para estar en dicho cargo. Está ahí solo porque es hijo de Tony Boza. Espero que Boza no pulse la tecla equivocada y de nuevo acaben con la recaudación municipal en Maracaibo. Por cierto, que las fallas en el sistema de recaudación están siendo usadas por la gestión de Willy Casanova para aumentar sus ingresos mediante multas y demás pagos por morosidad en la cancelación de tributos y tasas municipales a empresarios y ciudadanos.

INVITACIÓN. Acepté con agrado y compromiso la invitación a ser parte de una nueva iniciativa de televisión a través de YouTube. Seré el moderador del programa “Análisis” que será parte de la grilla de programación de Visión Democracia TV. Este es un emprendimiento que reúne talento nacional ubicado en Venezuela y diversos países, con el fin de promover los valores de la democracia y la reconstrucción nuestra nación. Pronto les daré más detalles.

CONTAMINACIÓN. El Zulia como siempre no escapa de la contaminación que genera PDVSA. Desde el Patio de Tanques de Punta de Palman La Cañada de Urdaneta, me informan que no está siendo tratada el agua que llega desde Lagomedio y Lagomar, sino que está siendo lanzada al lago a través de los canales de agua de lluvia. ¿Por qué no recibe tratamiento? Porque la planta en la cual se hacía ese proceso ya no existe. La mayoría de sus equipos fueron robados y lo poco que queda no recibe mantenimiento. Anteriormente esa agua residual recibía tratamiento y era usada para ser reinyectada a los pozos para recuperación secundaria. El daño ambiental que causa PDVSA en todo el pais es incalculable.

Darwin Chávez|@darwinch857|[email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad