Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

ANÁLISIS PAÍS|La nueva encrucijada de la oposición venezolana

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Hace varios meses afirmamos en VyR que Venezuela vive en un constante Déjà vu, que nos hace periódicamente regresar al mismo punto, de frustración y desesperanza, porque los objetivos de cambio no se han logrado.

En enero de 2019 comenzó un nuevo ciclo de ese Déjà vu y pareciera que estamos regresando al estado de desmotivación de diciembre de 2018, cuando la oposición se mostraba dispersa y sin capacidad para elevar la participación popular, mediante una estrategia que invitara a luchar por una transición.

En VyR nunca hemos jugado al fracaso de Juan Guaidó, pero pareciera que su interinato se diluyó en medio de graves errores, personalismos excesivos y por qué no, también por unas expectativas que llegaron a niveles muy altos, pero que no lograron concretarse por diversas razones.

Mientras tanto, Venezuela sigue padeciendo viviendo calamidades inmerecidas, porque hay un grupo de ambiciosos disfrazados de políticos, que buscan sostenerse en el poder al costo que sea, sin detenerse a evaluar el sufrimiento que están causando a toda una población que aspira una recuperación que, lamentablemente, no se ve cercana.

Pareciera que la única posibilidad de un cambio es que la coalición de naciones, liderada por EEUU actúe, pero eso tampoco se ve cercano.

 

 

NOTA: Con el fin de apoyar a los venezolanos en el acceso a información y análisis de calidad, en el marco de la emergencia por coronavirus hemos decidido en Verdades y Rumores, abrir temporalmente el acceso a la sección Área Privada.

 

PAÍS político

Oposición: todo indica que el gobierno interino de Juan Guaidó está en el ocaso y, lo peor, sin haber logrado los objetivos de cambio que se anunciaron en enero de 2019. Este 5 de julio se hizo un evento que pareciera uno de los últimos intentos por revitalizar la lucha de la oposición con Guaidó al frente, al realizar un Congreso de Unidad Nacional que contó con la participación de voceros de las principales fuerzas políticas. Todos coincidieron en la necesidad de continuar la lucha y no participar en las elecciones parlamentarias convocadas para el 6 de diciembre. Pero faltó ese anuncio que definiera la estrategia a seguir contra ese simulacro electoral. Más allá de los discursos, la unidad de la oposición está severamente golpeada porque hay reclamos hacia la conducción de Guaidó y sobre todo por la participación de Leopoldo López en la toma de decisiones, en torno a quien se acumulan los señalamientos. Primero fue Henrique Capriles, luego los historiadores Elías Pino Iturrieta y Rafael Arraiz Lucca, quienes han enfilado sus acusaciones contra Leopoldo como el principal responsable del fracaso. Aunque muchos digan lo contrario, se infiere que la única salvación para el interinato de Guaidó, es que la coalición de naciones que lidera EEUU decida actuar, aunque eso parece poco probable antes de las presidenciales de noviembre.

Oficialismo: mientras la preocupación arropa a un sector del oficialismo por la posible extradición de Alex Saab a EEUU, en el chavismo siguen huyendo hacia adelante en su alianza con Rusia e Irán para tratar de sobrevivir. Pero además avanzan hacia unas elecciones parlamentarias para el 6D, cuando la realidad de la pandemia los debería obligar a posponer esos comicios. El régimen necesita apoderarse de la Asamblea Nacional y asignar algunos diputados a la oposición que está jugando con ellos, como mecanismo que trate de legitimar sus decisiones y sobre todo los acuerdos internacionales. A pesar de que muestran cierta fortaleza, la realidad es que el chavismo está cercado por la coalición que encabeza EEUU. Ellos han preferido atrincherarse en el poder, sin importar el sufrimiento que causen a la mayoría de la población que intenta sobrevivir en medio de enormes carencias. Pero además insisten en ocultar la verdad de la pandemia por coronavirus a través de un subregistro preocupante y con un sistema de salud en precarias condiciones. En el oficialismo estiman que la oposición no tiene la fortaleza para sacarlos del poder y que EEUU no se saldrá del guion político. Sin embargo, el conflicto con Estados Unidos podría tener una escalada, si ese país intenta cumplir con la orden judicial de decomisar el combustible iraní, que viaja a bordo de cuatro tanqueros.

Comunidad internacional: la estrategia política de cercar al oficialismo con sanciones sigue su marcha, a pesar de que estos han resistido hasta ahora. Los próximos días podrían significar un aumento en las tensiones, sobre todo si la fuerza aeronaval desplegada en el Caribe intenta cumplir con la decisión judicial que obliga a decomisar el combustible iraní a bordo de los tanqueros Bella, Bering, Pandi y Luna. Eso desencadenaría una serie de acciones que serían parte de una escalada. El otro tema importante es la extradición de Alex Saab, quien es una pieza importante para el desmantelamiento de la red de corrupción de Maduro y su entorno más cercano.

PAÍS económico

Crisis: siguen profundizándose los problemas que afectan a la población venezolana. Las colas para el suministro de gasolina siguen interminables en todo el país, porque todo indica que las reservas siguen cayendo y aún no logran levantar y estabilizar la producción en las refinerías. Es posible que en los próximos días se retorne al racionamiento total, alegando que la pandemia obliga al regreso del confinamiento de la población. En paralelo, la economía acentúa su paralización y la dolarización sigue avanzando, porque el bolívar sigue desapareciendo como moneda de uso común.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela comienzan la semana en US$6.470 millones.

Petróleo: el precio promedio del petróleo venezolano cerró el período en US$25,51.

Dólar: la tasa de cambio que informa el BCV se ubicó en Bs. 206.970,56; mientras el paralelo registró un promedio de Bs. 209.861,37.

Indicadores: según el Banco Central de Venezuela la inflación de mayo 2020 fue de 38,6%, mientras que la acumulada ascendió a 295,9%.

PAÍS social

Coronavirus: la pandemia avanza en Venezuela, teniendo al Zulia como la zona cero porque la situación se salió de las manos de las autoridades. El subregistro es muy amplio porque solo hay un laboratorio, en el Instituto Nacional de Higiene “Rafael Rangel”, que realiza los exámenes para todo el país, lo que permite suponer que la cantidad de pruebas no es la adecuada. El Zulia, pero principalmente Maracaibo, es el estado más afectado hasta el punto de que están adecuado instalaciones como Makro, Palacio de Eventos y otros lugares de gran capacidad para albergar a los enfermos, porque las residencias sanitarias que funcionan en varios moteles llegaron al límite de su capacidad.

Servicios: continúa avanzando el deterioro de los servicios públicos, sobre todo la electricidad. Los apagones son normales en varias zonas del país, teniendo al Zulia como la zona más afectada. Maracaibo sigue inmersa en un feroz racionamiento, a pesar de que el consumo se ha reducido a raíz de las limitaciones de funcionamiento del sector comercial.

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad