Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

EDITORIAL|Rectificar, reagrupar y reimpulsar la lucha

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Son horas muy bajas para la oposición venezolana.

Pareciera que se perdió la estrategia, si es que en algún momento la hubo y por eso la caída de la confianza en la oposición.

Lo que comenzó muy bien con Juan Guaidó se ha diluido, generando mayor desesperanza y pocas probabilidades de una pronta salida a la crisis venezolana.

Esa percepción es general y no el producto de alguna matriz impuesta por algún laboratorio macabro del chavismo o de un sector opositor.

Sencillamente no se lograron los objetivos, pues el país sigue en caída libre y Maduro continúa aprovechándose del poder.

¿Qué pasó?

Muchos errores se han venido acumulando y eso se ha traducido en la decadencia en la lucha.

No ha sido por falta de respaldo internacional.

Consideramos que tampoco ha sido por falta de ganas de la dirigencia opositora.

Tampoco pensamos caer en el error de esa teoría de la conspiración que enarbolan algunos opositores radicales, que señala que a esta oposición no le conviene que el régimen caiga, porque tal como está el juego ellos ganan.

Eso es casi que iluso pensarlo, porque nadie abandona la oportunidad de acceder al poder, por el solo hecho de seguir siendo un sector opuesto a quienes gobiernan.

Un factor que ha pesado demasiado son las expectativas que se crearon en la posibilidad que Estados Unidos actuara con toda su fuerza, para acabar de un solo golpe con el régimen.

A veces nosotros mismos colocamos metas muy altas, pero cuando éstas no se cumplen, sencillamente salimos a buscar culpables por todos lados.

Llegó el momento para que toda la oposición, incluyendo a los más radicales, asuman un mea culpa.

Es el momento para rectificar la estrategia, reagrupar las fuerzas y reimpulsar la lucha por el rescate de Venezuela.

Es el momento de asumir con humildad el nuevo fracaso y retomar las cosas desde un punto intermedio, coordinar con la comunidad internacional y terminar con una crisis que está desangrando a nuestra nación.

No todo fue un fracaso.

No todo está perdido.

Hay una fuerte coalición de países que quieren acabar con la pesadilla venezolana.

Eso es una base muy sólida con la cual no se contaba en diciembre 2018.

Todavía hay oportunidades, pero reactivar la lucha implicar recuperar la unidad y trazar una estrategia.

Desde Verdades y Rumores, creemos que salvar a Venezuela siempre, pero siempre valdrá la pena.

@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad