Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

SAINETE EN CÁPSULAS|En la búsqueda de un pueblo para la libertad

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

ANÁLISIS PAÍS|Crisis venezolana: por ahora, sin salida a la vista

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

La crisis venezolana parece no tener una salida a la vista, por lo menos por ahora. Ninguno de los bandos en pugna tiene la capacidad de aplastar al otro en estos momentos, razón por la cual insisten en el apoyo de aliados internacionales que fortalezcan su posición.

La oposición que lidera Juan Guaidó no levanta mayores expectativas en este momento, sobre todo a raíz del fracaso de la Operación “Gedeón” que desnudó la ambición de algunos personajes, pero además la imprudencia que significó una conspiración hecha a la carrera.

Mientras que el oficialismo tomó algo de aire con la llegada de los tanqueros iraníes, pero sobre todo porque la alianza con esa nación reconfigura el conflicto con Estados Unidos y podría ser un muro de contención a la posibilidad de alguna acción de ese país, que impulse la transición.

Lo que si no se detiene es el deterioro del país. La supuesta nueva normalidad en el suministro de gasolina fracasó ante las expectativas de la población, lo que se evidenció con las largas colas y las protestas por las fallas en la venta de combustible. Pareciera que el régimen calculó mal y podría estar a las puertas de ordenar un nuevo racionamiento que seguramente elevará la tensión social.

Pareciera que, por lo pronto, no se ve una salida a la crisis venezolana…

 

 

NOTA: Con el fin de apoyar a los venezolanos en el acceso a información y análisis de calidad, en el marco de la emergencia por coronavirus hemos decidido en Verdades y Rumores, abrir temporalmente el acceso a la sección Área Privada.

 

PAÍS político

Oposición: la coalición opositora que lidera Juan Guaidó sigue desinflándose y genera pocas expectativas de cambio en la actualidad, sobre todo porque a raíz del fracaso de la Operación “Gedeón” se desnudaron las divisiones internas que han arreciado en los últimos meses. Pareciera que en este momento no hay una estrategia en marcha para generar la transición, pues no hay suficiente fuerza interna para acabar con el oficialismo, mientras están perdiendo protagonismo en la renovación del Consejo Nacional Electoral, a raíz de la sentencia de la Sala Constitucional del TSJ que declaró la omisión legislativa y será ese tribunal quien escoja a los nuevos rectores del Poder Electoral. Ante el objetivo oficialista de llamar a elecciones parlamentarias, la oposición parece dividida frente a ese escenario. Hay partidos que son favorables a participar, mientras otros consideran que no están dadas las condiciones de transparencia que se requieren. Aunque suene extremista, la única carta que le queda a Guaidó para recomponer el camino es Donald Trump. Es una opción muy importante, pero hay dudas sobre si el presidente de EEUU tomará la decisión de sacar al chavismo del poder antes de las elecciones de noviembre.

Oficialismo: el chavismo tomó un poco de aire con su alianza con Irán, pues no solo recibió combustible para calmar la sed por gasolina que hay en Venezuela, sino porque la irrupción del país del oriente medio parece estar actuando como muro de contención, aunque sea por ahora, en el conflicto con EEUU. Pero además en el régimen están apurados por designar los nuevos rectores del CNE y llamar a elecciones parlamentarias, con el fin, entre otras razones, de quitar a la oposición su mayor instrumento de lucha que es la Asamblea Nacional. Para ello cuenta con el apoyo de grupos minoritarios opositores que participarán en esos comicios como relleno, porque no tienen la más mínima posibilidad de ganar en unos sufragios que controlará el oficialismo. Sin embargo, el régimen se acerca a momentos de gran tensión social porque la “nueva normalidad” está generando protestas ya que el suministro de gasolina no satisface a la población. Si la presión va en aumento y caen de nuevo los inventarios de combustible, es probable que el régimen arrecie en su estrategia de campo de concentración, regresando al confinamiento colectivo.

Comunidad internacional: la coalición de naciones que busca una solución al conflicto nacional está más ocupada ahora en sus problemas internos ocasionados, principalmente, por la pandemia. Estados Unidos que es la nación con mayor fortaleza para apoyar en una transición en Venezuela, no solo se enfrenta a la emergencia por coronavirus, sino que ha sido sacudida por protestas internas a raíz del asesinato a manos de la policía del ciudadano George Floyd. Pero, además, Donald Trump está en medio de una accidentada carrera por la reelección y eso podría frenar sus intenciones de solventar el conflicto venezolano a corto plazo.

PAÍS económico

Crisis: pareciera que el régimen sacó mal sus cuentas con la gasolina que llegó de Irán y la recuperación de las refinerías, porque a siete días de la “nueva normalidad” en el suministro de combustibles, no bajan las largas colas y mucho menos merma el descontento popular. Eso sumado al despelote que tienen con el cobro de la gasolina, configura una situación explosiva.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela comienzan la semana en US$6.527 millones.

Petróleo: el precio promedio del petróleo venezolano cerró la semana en US24,54.

Dólar: el precio del dólar se acerca de nuevo a los 200 mil bolívares por divisa americana. La tasa que informa el BCV cerró en Bs. 199.030,93; mientras que el mercado paralelo mostraba un precio de Bs. 195.003,91.

Indicadores: no hay actualizaciones de los indicadores económicos que informa el Banco Central de Venezuela.

PAÍS social

Pandemia: el régimen sigue maquillando las cifras de la pandemia. Hay un gran subregistro de casos porque el sistema de salud venezolano no hace pruebas masivas de PCR, sino que utiliza los test rápidos que son poco confiables. El Zulia sigue siendo el foco principal en este momento.

Gasolina: el malestar social se2 manifestó durante toda la semana en el país, porque el suministro de gasolina no llenó las expectativas de la población y las colas se hicieron interminables. Si el régimen calculó mal, es probable que se regrese a un racionamiento severo bajo la excusa del confinamiento por la emergencia por Covid-19.

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad