Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

SÍNTESIS DEPORTIVA|Caras nuevas en la convocatoria de la Vinotinto

VERDADES Y RUMORES|Más certezas y evidencias en torno a la Operación “Gedeón”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

GEDEÓN (I). En torno a la Operación “Gedeón” hay varias verdades circulando. No hay sido fácil identificarlas y confirmarlas todas. Mucho menos ha sido sencillo unir todas las piezas de ese rompecabezas. Pero poco a poco comienza a saberse lo que verdaderamente ocurrió. Tal como revelamos en la columna anterior, todo fue un “falso positivo” que montó Diosdado Cabello, a partir de una información que recibió desde el propio gobierno interino. Cuando recibí esos detalles, de inmediato me pregunté: ¿Quién fue el sapo? En aquel momento estaba claro que no era cualquier personaje. Debía ser alguien con comunicación con Diosdado Cabello, pero además que fuese creíble para este y que lo convenciera de ordenar el operativo que dio de baja a los 8 exmilitares en Macuto el domingo 3 de mayo. En torno a la supuesta incursión en botes tengo dos versiones. La primera que expliqué, en la columna anterior, es que ninguno de los masacrados y detenidos llegó en alguna embarcación. Todos, incluyendo a los gringos, estaban en Venezuela y planeaban salir del país, porque la operación estaba fracasando por distintas razones, entre ellas dinero y coordinación. La información que recibió Diosdado Cabello indicaba que esa madrugada en Macuto, llegarían los 8 sujetos a recibir un dinero, embarcar en una nave ligera y salir hacia Curazao. La segunda versión que recibo es que una parte si estaba fuera y pretendió ingresar a bordo de esos botes ligeros. La otra verdad confirmada es que el oficialismo si tenía infiltrada la operación, pero lo hizo a través de participantes que le daban la información al “sapo” y este le daba los detalles a Diosdado, pero además recibían el dinero que este aportaba. Es muy posible que, ante el interés de salir del país de los involucrados, el sapo y DC decidieran adelantar los acontecimientos. Volviendo al sapo, éste no es cualquier persona. Es alguien con poder, con capacidad de decisión, ambición y conexión con Cabello. Hay varias opciones en ese sentido. En conclusión, a esta altura de los acontecimientos está muy claro que hubo por lo menos un delator, que sabía todo lo que ocurría, aunque estoy casi convencido que eran dos. Eso lo analizamos más adelante. Tal como hemos comentado en VyR, lo sucedido desató una tormenta en la oposición. Generó demasiado malestar, aunque solo el partido Primero Justicia se atrevió a fijar posición. Ese comunicado de PJ aclaró mucho el panorama por dos puntos que desarrolla. El primero: “Replantear los mecanismos de toma de decisiones en la oposición y replantear el rol del Centro de Gobierno, para que se respete verdaderamente la Unidad y se vuelva a colocar el foco de la lucha política en la salida de Maduro del poder”. Y el segundo: “Primero Justicia rechaza y condena públicamente los recientes sucesos acontecidos en varios lugares del litoral venezolano. Son acciones, como lo sucedido el 30 de abril de 2019, que terminan frustrando a nuestro pueblo y destrozando la con­fianza entre quienes luchamos por el cambio político”. ¿A quién o quiénes está señalando directamente PJ? Claramente a Leopoldo López, quien maneja el Centro de Gobierno y además fue el responsable del fiasco del 30A. Luego del comunicado que aclaró mucho el panorama, conversé con una fuente ligada a la Dirección Nacional de Primero Justicia y le hice dos preguntas: ¿La razón del comunicado? Y ¿Por qué la directa acusación contra Leopoldo? La respuesta fue clara: “Decidimos sacar ese comunicado porque no hacerlo implicaba que nada iba a ocurrir. Los responsables jugarían a que se apagara el tema, sin asumir correctivos internos. Pero además advertimos el papel de LL, porque este es quien maneja directamente el Centro de Gobierno y la Comisión de Estrategia le responde a él y no precisamente a Guaidó. Si hubiésemos guardado silencio como hicieron AD y Un Nuevo Tiempo, nada hubiese pasado”. Ahora bien, para entender mejor quién es el “delator” o los “delatores”, lo pertinente es revisar el origen de “Gedeón”, pero además comenzar un poco más atrás con la escogencia de Guaidó para presidir la Asamblea Nacional. Esa es una historia entretenida.

ACUERDO TÓXICO. El acuerdo de Maduro con Irán comienza a caldear la opinión pública mundial. Horas antes de publicada esta columna el Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental (interino) de EEUU, Michael Kozak, fue muy duro con sus señalamientos contra Maduro e Irán y los acusó de enriquecerse con actividades ilícitas. Es claro que la gestión de Donald Trump vigila muy de cerca los avances del acuerdo del chavismo con los iraníes. Recordemos que dicha alianza tiene como fin la recuperación de instalaciones claves de la industria petrolera, como las refinerías, trabajos que son pagados con oro. Pero el punto más importante es la explotación del uranio venezolano por parte de Irán, que necesita el metal para el desarrollo de su programa nuclear. Adicionalmente, Irán aumentará su presencia militar y terrorista a través de su milicia Hezbollah en Venezuela, buscando reconfigurar el conflicto de nuestro país, para convertirlo en un asunto de geopolítica mundial. Lo advertimos hace semanas, cuando explicamos que la intención de chavistas e iraníes es trasladar la tensión del Golfo Pérsico a nuestro continente, buscando que eso sirva de disuasión para que Donald Trump no ejecute acciones que busquen apresar o aniquilar a los solicitados líderes del oficialismo. Irán quiere ampliar su conflicto con EEUU, pero además alejarlo de sus fronteras y acercarlo más bien al territorio norteamericano. Es una jugada riesgosa, porque más bien puede acelerar los planes norteamericanos. El primero en hablar sobre el tema fue Mike Pompeo y ahora lo hace Kozak. No sería extraño que también lo asuma Trump en cualquier momento.

CADENA ROTA. Una de las cosas interesantes que pude conocer en esta búsqueda de detalles sobre la organización, fracaso y responsables de la torta que significó la Operación “Gedeón”, es la nueva cadena de participantes en las acciones que ejecutan los cuerpos de seguridad. En términos muy sencillo, la nueva cadena de procedimientos está rota. Pero está “rota” a propósito. Fue una recomendación hecha por los cubanos, para evitar filtraciones de datos. La idea es que se filtren datos parciales y no totales. ¿Cómo logran ese objetivo? Porque los detalles precisos no los tiene un solo cuerpo de seguridad, sino varios. O sea que cada grupo que actúa tiene un pedacito de los hechos y no el pedazo completo. Hagamos un ejercicio para que ustedes entiendan el enredo. Pensemos que las capturas de los sujetos implicados en una conspiración son detenidos por el FAES de la PNB. Luego estos son entregados, por ejemplo, a la GNB para su traslado. Estos los dejan en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) para ser procesados, pero luego se los lleva el SEBIN para interrogarlos y presentarlos ante tribunales. ¿Cuántos organismos participaron? Cuatro en total. Con eso buscan evitar que se sepan detalles de las operaciones represivas contra la oposición y que estos sean difundidos a través de los medios de comunicación y las redes sociales. Debo reconocer que con esa “cadena rota” dificultan el trabajo de quienes hacemos ese tipo de indagaciones, lo que se traduce que no tengamos todos los cabos amarrados, sino que tengamos la verdad parcial. Ingeniosa esa idea que fue instruida por los cubanos.

Leopoldo López junto al capitán, Antonio Sequea, durante el fiasco del 30A.

GEDEÓN (II). Sin duda que lo que más resalta y lamentamos de la Operación “Gedeón” son los fallecidos y detenidos, pero es importante que se haga un recuento de este costoso error, con el fin de aprender ante futuros escenarios en un complejo conflicto como el venezolano. Pocos se han preguntado, ¿cuándo nació la idea de esta conspiración con mercenarios? Para eso hay que remontarse a los días posteriores al fiasco del 30A, cuando Leopoldo López entiende que fracasó en sus planes de comenzar la transición bajo su liderazgo. ¿Qué ocurrió el 30A? Para quiénes no sepan que sucedió verdaderamente en esa fecha, le invitamos a leer un trabajo que publicamos en VyR. Cuando LL y su equipo se dio cuenta que habían puesto la torta y que debía recomponer el camino, decide buscan alternativas para impulsar la caída del régimen. Es ahí cuando deciden comenzar a explorar la viabilidad de una operación con mercenarios y exmilitares venezolanos, que ingresen a territorio nacional y actúen contra Maduro y compañía. Leopoldo delega esa exploración en la Comisión de Estrategia y por eso el rol de JJ Rendón y Sergio Vergara en el rifirrafe. Pero además se involucra en el tema Lester Toledo, aunque no he confirmado si por orden de Leopoldo o de “asomao”. Y en el camino se sumó Hernán Alemán a pesar de no tener militancia en VP, sino en AD. Aunque todos tuvieron participación en la torta final, los personajes claves son Rendón y Vergara. Es bueno aclarar, que Guaidó no tenía el control y la información completa de esos planes, ¿Y quién lo tenía? Hay que explicar que la Comisión de Estrategia le responde directamente al Centro de Gobierno, o sea a Leopoldo. En el marco de esa exploración se cometieron errores y excesos. El primero haber creído todos los cuentos del veterano militar norteamericano, Jordan Goudreau, quien tiene el ego del tamaño del continente. Si solo revisan la página web de la empresa Silvercop, verán a que me refiero porque la presentación de la compañía parece un trailer de alguna de las películas de Rambo. El segundo error fue haber aceptado que Goudreau involucrara a Clíver Alcalá Cordones. Mientras que dos de los excesos fue, por un lado, la serie de beneficios que le daban a Goudreau en el contrato y que comprometen riquezas y negocios en un eventual gobierno de Guaidó, pero adicionalmente la firma por parte de Rendón y el pago de US$50 mil. Es una cadena de errores y excesos. Cuando la operación comienza a tomar forma, Leopoldo involucra a uno de los exmilitares más cercanos, como es el capitán Antonio Sequea y éste incluye al primer teniente, Jairo Rafael Bethermytt Carrillo, quien se jactaba de ser amigo del general Vladimir Padrino López. Todo parecía ir muy bien, hasta que la falta de dinero y coordinación real comienzan a frustrar la operación.

GUISOS ITALIANOS (yII). Recuerdan que la semana pasada comencé a dar detalles de los negocios que en el exterior tiene el ex alcalde de Maracaibo, Gian Carlo Di Martino. Bueno ahora voy con datos bien precisos de los negocios que son manejados por la “Dama”. Hagamos un recuento, pues la “Dama” hacía, antes de la cuarentena, un viaje mensual que la llevaba a Riohacha, Barranquilla, Bogotá, Panamá y finalmente EEUU. Con la excepción de Riohacha, el italiano tiene negocios en cada una de esas ciudades. En Barranquilla tiene ocho restaurantes, dos clínicas estéticas, una importadora y dos empresas de construcción ligadas, por cierto, a una conocida familia con múltiples negocios en Maracaibo. En Bogotá, tiene inversiones en centros comerciales, restaurantes y una compañía de venta de repuestos para maquinaria pesada, que tiene como principal labor la distribución en el eje cafetero. En Panamá, Di Martino tiene bodegas de embalaje, almacenamiento y varios centros estéticos. Mientras que en Estados Unidos tiene empresas de inversión. ¿Y en Italia? Esos los maneja él directamente desde su base de operaciones que está en Milán. Como podrán evidenciar, Gian Carlos Di Martino se convirtió en un empresario internacional y aunque nunca fue un “pata en el suelo”, no tiene como justificar toda esa riqueza. ¿O será que ahorró todos los salarios recibidos en sus ocho años como alcalde de Maracaibo? ¿Tiene moral con qué denunciar y llamar ladrones a otros? Creo que no.

RED. Recibo nueva información sobre aquella red de corrupción que funcionó en PDVSA Occidente y que encabezaba Albert Leal, Alexander Leal, Paúl Peraza y otros. Me indican que siempre me faltó un nombre importante en la operación: Evencio Barboza. ¿Quién es Evencio Barboza? Este personaje sigue siendo trabajador activo de PDVSA y además fue parte de los Círculos Bolivarianos. Evencio resultó ser el “brazo ejecutor” de Albert, Alexander y Paúl. Era quien se reunía con los empresarios para acordar comisiones por contrataciones, pero además era el encargado de “amansar” a los gerentes. Este sujeto ganó tanto dinero con esta red de corrupción, que cambiaba de camioneta casi que todos los meses, teniendo gran predilección por los vehículos blindados. Adicionalmente, era el encargado de entregar vehículos cero kilómetros a los gerentes que más contribuían a las operaciones de esa mafia de corrupción. Evencio era tan, pero tan cercano a Alexander Leal que se reunían por lo menos 3 veces por semana en la oficina de Muelle Sucre o lo hacían en la casa de Leal. Al parecer Barboza sigue activo en Petróleos de Venezuela.

¿OTRO ENFERMO? Hace varias semanas mencioné como la ambición y la riqueza súbita era una especie de virus que afectaba a los partidos opositores, al que bauticé como “LT” por las andanzas y maromas que ha hecho Lester Toledo para cubrir su vida de rico en el exterior. En aquel momento mencioné al diputado Carlos Paparoni y su dispendiosa vida entre Bogotá y Washington. Ahora me llega otro dato que casualmente también afecta a Primero Justicia. Resulta que el diputado Miguel Pizarro, quien actualmente funge como comisionado presidencial ante la Organización de Naciones Unidas, aparentemente también se enfermó con el virus “LT”. Me cuentan que Pizarro vive muy, pero muy bien, en Washington con su pareja. Habitan en un cómodo departamento ubicado en una de las zonas más costosas de DC. ¿Cómo paga todo eso? ¿Será verdad que es muy buen amigo de Raúl Gorrín? La infección “LT” sigue recorriendo y enfermando a varios dirigentes de la oposición.

GEDEÓN (yIII). Cuando la operación comienza a diluirse porque Guaidó se echa hacia atrás, no hacen el pago y tampoco se “levanta” el dinero para financiarla en paralelo es cuando entra en acción Diosdado Cabello. ¿Cómo ingresa? Aparentemente a través de Sequea recibe información y éste promete el dinero para que no naufrague la operación, con el interés de usarla para sus fines. Fuentes me informan que Sequea tenía hilo directo con Cabello, aunque no era fácil la comunicación por la situación en la que estaba en Colombia y luego en Venezuela. Pero además había otro participante con ese hilo de comunicación. Diosdado usó, al parecer, dinero propio y recursos de una partida de contrainteligencia para financiar la operación. Cabello era el más interesado en mantener Gedeón, porque lo usaría para sus objetivos, que no necesariamente son los de Maduro. Y de repente llegó la información que estaba esperando y que generó la masacre de Macuto. ¿Quién le dio el pitazo final? ¿Sequea? ¿Bethermytt? ¿Leopoldo? ¿O quién? Eso aún no está totalmente definido, pero en algún momento se sabrá. Un dato importante, es que me informan que Sequea se sorprendió con lo sucedido en Macuto y con su detención. A partir de la delación final, Diosdado diseña el plan que consistió en esperar a los 8 sujetos en Macuto, que el FAES ejecutara la orden que les dieron y tomar lo sucedido como un mensaje directo a militares activos y en la clandestinidad. Por eso no hubo más disparos en el resto de las detenciones. El trofeo mayor lo obtiene Cabello con los dos gringos, a quienes está usando para negociar con Estados Unidos. Pero no es una negociación del régimen como un todo, sino algo personal de él. Me dicen que los dos norteamericanos son presos de Diosdado y nadie más se involucra con ellos. En conclusión, la Operación “Gedeón” comenzó siendo un plan de Leopoldo para liderar la liberación de Venezuela, pero cuando por falta de dinero y otras razones comienza a abortarse la conspiración, Diosdado asume su financiamiento para cumplir con sus planes de desgastar la imagen de Guaidó y actuar contra Maduro. Llama la atención que en toda la narrativa del régimen en torno a la operación nadie menciona el papel de Leopoldo López, ¿Por qué será? Adicionalmente llama la atención que Leopoldo enmudeció en las redes y no ha dicho absolutamente nada sobre lo ocurrido. Muchos amigos me han hecho la siguiente pregunta, ¿Por qué Leopoldo quiere sobresalir por encima de Guaidó? Esa es otra arista de la historia y que también incluye lo sucedido el 30A. Todo comienza cuando a finales de 2018 en VP empiezan a discutir quien será el presidente de la Asamblea Nacional, tomando en cuenta que le tocaba al partido naranja en la rotación que había sido acordada. El elegido de Leopoldo fue Freddy Guevara quien era parte del grupo de “Leopoldistas”, pero Guevara estaba ya asilado en la embajada de Chile en Caracas y eso era un impedimento. Inclusive llegaron a discutir si juramentar a Guevara de forma virtual y que luego saliera de la embajada para asumir el cargo y lo que vendría después del 5 de enero. Lo vieron como un riesgo innecesario y es cuando aparece el nombre de Guaidó. En su contra estaba que JG nunca había sido del grupo de “Leopoldistas”, pero al final ganó esa opción. Leopoldo nunca ha visto a Guaidó como alguien a quien debe ceder protagonismo. Por eso el 30A. Por eso la Operación “Gedeón”. Y por eso casualmente desde finales de marzo había un rumor que López andaba en algo con militares. En síntesis, la operación era una realidad, pero los hechos ocurridos desde el 3 de mayo son un “falso positivo”. Todavía faltan piezas, pero ya el rompecabezas está más claro. Historia en pleno desarrollo…

FACTURA. Las deudas de Manuel Rosales con el chavismo son varias. La factura que le tienen guardada en el oficialismo tiene varios item. Por eso le quitaron su pasaporte en diciembre, cuando intentó salir del país a disfrutar de su cumpleaños y navidades en su casa de Orlando. Una fuente de inteligencia me informa que una de las obligaciones no cumplidas que le están cobrando, fue que le ordenaron dividir y reducir a los partidos Primero Justicia y Voluntad Popular en el Zulia y no pudo cumplir. Me prometieron más detalles.

BOMBA SOCIAL. El deterioro social y económico avanza aceleradamente en Venezuela. La cuarentena solo retrasó lo inevitable y es el colapso completo del país. Los problemas antes del coronavirus eran graves y ahora son mucho peores producto del confinamiento, la escasez de gasolina y la casi total paralización de la actividad comercial y productiva. Preocupa sobremanera como la mayoría de la población que vivía de sus actividades en el “día a día”, han visto como la cuarentena les cortó su “ciclo de sobrevivencia”, en el cual lograban obtener buena parte de los ingresos que les permitían comer. Conozco de amigos que, a pesar de tener una aceptable posición económica antes de la cuarentena, ahora están pasando aceite. No quiero ni imaginar que ocurre en los barrios donde la gente vivía de piratear en el transporte público, trabajar como taxistas, de su actividad como buhoneros o de cualquier maraña que les permitía rebuscarse. Eso desapareció en un alto porcentaje. Pero además hay que prestar atención a todas aquellas empresas que están paralizadas o trabajan con horario restringido, pero cumplen con el pago de salarios a su personal. ¿Cuánto más podrán aguantar esas compañías? ¿Cuánto más podrán soportar esos venezolanos cuyo “ciclo de sobrevivencia” se cortó por el confinamiento? Y ahora Maduro prorroga la cuarentena a pesar de que se jacta de decir que son un ejemplo de manejo de la emergencia. No elimina el confinamiento para impedir un estallido social producto de la falta de gasolina. Mientras en otros países la cuarentena depende de la cantidad de enfermos, en Venezuela depende que aparezca gasolina.

PREOCUPACIÓN. Desde la Casa donde funcionan los cubanos en Maracaibo, en la urbanización Los Olivos, me reportan que hay preocupación por el acuerdo con Irán. Los cubanos no han estado de acuerdo con esa alianza, porque la consideran muy peligrosa. La ven como una arriesgada provocación contra EEUU y temen que en las represalias que este país pueda iniciar, Cuba también se vea involucrada a pesar de que oficialmente mostró su rechazo a ese acuerdo. Los cubanos tienen razón de estar preocupados, porque a la larga en un evento provocado por ese acuerdo con Irán, ellos se verán afectados.

ACCIDENTE. Tal como lo temíamos, comenzaron a aparecer los accidentes en las refinerías que están tratando de reactivar. El único incidente conocido, hasta ahora, es el ocurrido en la refinería de Cardón que resultó en varios trabajadores heridos. Afortunadamente no fueron lesiones de gravedad. Eso ocurre por dos razones fundamentales. La primera que el personal que se ha quedado en PDVSA no está calificado en su mayoría. Pero segundo, las reparaciones más importantes en todas las refinerías eran realizadas por contratistas especializadas, que dejaron de hacer esos trabajos cuando dejaron de pagarles durante la gestión de Nicolás Maduro. Este tipo de incidentes son parte de los riesgos en un negocio tan particular, pero son más propensos a ocurrir cuando quienes los realizan no están preparados. Por eso mostré mis preocupaciones con los trabajos que realizan, desde hace varias semanas, un grupo de cubanos en El Palito.

ANIVERSARIO. Quiero felicitar a toda la dirigencia del Partido Centro Democrático (PCD) por su tercer aniversario. Mi salutación a todos los hombres y mujeres que hacen parte de esta organización que nació en pleno fragor de la lucha por la libertad de Venezuela, en especial a Carlos Alaimo, Marcos Rivero y Yohán Flores, entre otros.

VOLVIÓ…VOLVIÓ. Y el diputado saltarín Freddy Paz vuelve a la carga con su insistencia de acudir ante la Corporación Andina de Fomento (CAF), con el fin de obtener un crédito para retomar aquel plan de ayuda humanitaria en materia eléctrica. Ese fue un tema que generó mucha polémica, por el denodado interés de Manuel Rosales de participar con unas barcazas viejas que están en Asia, pero luego saltó a las plantas de arranque rápido. La propuesta no fue aprobada por la Asamblea Nacional a finales del año pasado, pero ahora Freddy lo retoma. ¿Cumpliendo órdenes de su jefe?

HAMBRE EN PALACIO. Me informan los empleados y obreros del Palacio de Los Cóndores, para denunciar que ya no están recibiendo el beneficio de las bolsas de comida, pero si la reciben los “jefes grandes” y sus asistentes. Omar Prieto, ¿por qué la discriminación? También reclaman que las bolsas están desde hace varios días en el Puerto de Maracaibo y no las entregan, lo que hace presumir que ya están agarrando “coquitos”. Supongo que la misma situación está ocurriendo en el resto de las dependencias de la Gobernación del Zulia.

 

Darwin Chávez|@darwinch857|[email protected]

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad