Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ENDER ARENAS|El túnel

#CONTRASTES|Darwin Chávez conversa con el rector de la URU, Jesús Esparza Bracho

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

CAIGA QUIEN CAIGA|Ser docente y no morir en el intento

ENDER ARENAS|Carta de Hugo Chávez a Maduro

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

¡Ay! Arenas, Arenitas, en el lío que te estás metiendo.

Juan Vené

Estimado Nicolás:

Soy yo, Hugo, Nicolás. Sé que te sorprende que te escriba en lugar de aparecer en forma de pajarito, pero bien sabes tú que un guerrero como yo no puede andar emplumado todo el tiempo, primero porque puede producirse una mala impresión y segundo porque, aquí donde me encuentro, las jodidas plumas no son un buen abrigo que digamos.

Esto no es como la inmensidad del llano, de mi llano querido, donde tú puedes estar en el día abrazado por el sol, pero, te dejas empapar por la lluvia del invierno y te refrescas. Aquí no, aquí todo es un calor del carajo que te vuelve pellejo enseguida. Si me vieras no me reconocerías, estoy flaquito, flaquito, como cualquier venezolano desenchufado. Y de eso precisamente es por lo que te escribo.

Tú sabes muy bien que en Venezuela no se mueve una hoja, o se paga una comisión o sale un embarco grande, mediano o pequeño de cualquier vaina sin que yo no me entere. Así Nicolás, que yo estoy enterado de todo.

¿Que es lo primero que me he enterado desde que me ausenté, en contra de mi voluntad, por supuesto? Yo, allí sí me diferencié del glorioso Bolívar (por cierto a veces lo veo a veces por allí, coño, y no me quiere ni saludar), cuando dijo aquella vaina de que “..si mi muerte contribuye a.. blablá yo bajaré tranquilo al sepulcro”, yo bajé a esta vaina con una gran arrechera. Pero, bueno, lo que quiero decirte, es que no has hecho las cosas bien, Nicolás.

Quiero aclararte, que yo tampoco la hice bien, pero desde aquí como que se ven más clara las cosas, no lo has hecho, bien, primero, porque como dice ese enemigo mío y tuyo y de todo el chavismo, que de no haber sido por las apariencias yo mismo me lo hubiera echado al pico, me refiero a Ramos Allup, quien le dijo a Diosdado “que de exceso de inteligencia no te vas a morir” (como gocé esa vaina, a pesar que el comentario venía de ese carajo tan odioso), aplica para ti también Nicolás. Coño que bruto eres. Yo, ya lo sabía, y de verdad no sé por qué carajo, me dejé influenciar por Fidel como en todo (por cierto también lo veo mucho por aquí, él si me saluda) y te dejé encargado de una vaina que te ha quedado grande.

Lo otro es que has hecho algo que yo no hice, es el asunto con Cilia, se parece al recién muerto Donoso y su mono, solo que aquí el mono eres tú.

A las mujeres Nicolás, hay que darles de todo, se lo merecen, pero nunca, nuuuunca, hay que darles poder, ellas entienden mas de eso que uno y al final te hacen parecer como un verdadero pendejo y eso que por razones de propaganda ella se mantiene callaita.

Las relaciones con el resto de la familia Nicolás. Ese es otro aspecto en el que tampoco has estado a la altura. ¿Que hice yo?, los puse donde había que coger y cogieron. De la humilde casita en la que habíamos vivido toda la vida en Sabaneta, solo queda de pie, porque los jalabolas de siempre hicieron un homenaje con los cachivaches que no me pude traer para acá. Hoy, todos ellos, mis hijas, mis hermanos, mis padres y hasta Maisanta son potentados, riquísimos, pero yo siempre hacía ver como si me molestara y se los decía en privado lo suficientemente alto como para que el vecino se diera cuenta y lo divulgara. Te acuerdas cuando le caí a martillazos a la Hummer de Argenis, después se la pagué y nadie se enteró, pero quedé como el justiciero que todo el mundo creyó que yo era.

Pero tú, hasta en el enredo de los sobrinos tuyos te involucraste, el negocio era siempre con terceros, nunca asomar nuestra cara. Cada vez que me entero de las acusaciones de narcotráfico y te señalan a ti, a Tareck o a Diosdado no sabes la rabia que me da… Uds. no aprendieron nada

Pero no quiero hacer una larga lista de tus desaciertos menores, quiero resumirte que has continuado todas las cosas que yo hice mal: primero lo que hice con Pdvsa, no tiene perdón de dios, y fíjate que no es casualidad que esté aquí, en este lugar que me da miedo. Seguiste poniendo tipos buenos para nada en puesto claves. Cómo se te ocurrió poner a Manuel Quevedo de jefe de Pdvsa chico, un carajo que sabe de petróleo, lo que yo sabía de gramática (te lo digo sin vergüenza, esto es algo que perdemos aquí en este calor del c… te acuerdas del verbo “adquerir”. Bueno, a ti te pasa siempre), luego lo has sustituido por El Aissami, que es bueno para sus negocios (nos ha resultado un emprendedor del carajo, negocio en que se mete la pega) pero del negocio petrolero, supongo que lo único que sabrá es de súper tanqueros y no precisamente para transportar petróleo, pero bueno, allí no te discuto, razones habrá para que estratégicamente lo pongas allí.

Lo otro Nicolás, es que no te metas más con la Polar, a menos que quieras matar de hambre a la gente. Igualmente no menciones mas a Trump ni para bien ni para mal, ese carajo es impredecible y loco y sin consulta y sin preaviso te puede mandar un misil, ese tipo es así, fíjate que mandó a beber lejía y comer pastillas de detergente a los gringos. Aquí lo estoy esperando. Si te quieres meter con alguien, métete con gobernantes mas chiquitos, por ejemplo, los de Las Nieves-San Cristóbal, San Vicente-Las Granadinas, peo no, tu sigue en la misma vaina mía, metiéndose con el más grande.

Nicolás, lo último y realmente importantes, es que la gente esta fregada, yo no los dejé así, mira has producido la mayor escasez, no digo de gasolina, de agua, de electricidad, en eso yo soy tan culpable como tú. Pero Nicolás, los has dejado sin alegría, sin esperanzas y no es que yo no haya hecho lo mismo, solo que ahora estoy aquí y veo con más claridad lo que están sufriendo.

Hemos hecho mucho daño Nicolás, yo estoy arrepentido (aunque eso aquí nada vale, pues lo que cuenta es lo que hacemos en vida). Dejemos tranquilo a los venezolanos, deja que otro se encargue de la enorme cagada que hemos puesto, de la destrucción que hemos producido.

Ya regresaremos de nuevo y espero que esta vez lo hagamos mejor y que robemos (eso está en nuestra naturaleza) pero no tanto, hagamos lo que hicieron los adecos que robaron pero le dieron un pellizquito a los demás.

Bueno, Nicolás, será hasta la próxima, que te escriba con más tiempo, aunque eso es lo que sobra aquí, pues, malaya sea, el tiempo es eterno, aquí también escasean muchas cosas, incluyendo el papel, la tinta y la conexión con internet es muy mala.

Cuídate mucho y vete a disfrutar de lo que tienes en algún parte donde puedan aceptarte. Que sí los hay. Pero eso sí, tienes que pagar.

P.D: Otra cosa, no sigas diciendo que tú eres hijo mío.

¡Hasta la victoria siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

HCh.

 

@RojasyArenas

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad