Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ENDER ARENAS|El túnel

#CONTRASTES|Darwin Chávez conversa con el rector de la URU, Jesús Esparza Bracho

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

CAIGA QUIEN CAIGA|Ser docente y no morir en el intento

VERDADES Y RUMORES|La peligrosa jugada de Maduro con El Aissami e Irán

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

PELIGRO (I). Definitivamente en el chavismo son de rosca al revés. Cuando todos presumíamos que en el oficialismo surgirían reacciones adecuadas de ciertos grupos, para aceptar la propuesta de Estados Unidos en coordinación con la oposición y facilitar una transición, ellos deciden tomar el sentido contrario. ¿Cuál fue la decisión tomada? Radicalizarse y tensar el conflicto con la coalición internacional, buscando un desenlace que les favorezca. Para eso buscaron al peor aliado de cara a los intereses del país y de EEUU. ¿Rusia? No. ¿China? Tampoco. Ellos decidieron aliarse con Irán con el fin de blindarse en Venezuela y resistir. Buscan elevar el tono del conflicto hasta convertirlo en un asunto de geopolítica mundial, con el fin de que Donald Trump retroceda en su intención de acabar con la crisis venezolana, evitando una confrontación mayor con los iraníes y cerca de su territorio. ¿Qué tiene Irán para ofrecer a Venezuela? Bueno, realmente es lo que ofrece el régimen iraní al chavismo, pues esa alianza en nada beneficia a la población criolla. ¿Dinero? No. ¿Apoyo militar? Si, en parte porque la lejanía entre ambos países afecta, cosa que no ocurre en Siria y Yemen donde los iraníes están involucrados. ¿Qué ofrece? Por un lado, experiencia para la recuperación de las refinerías y además la capacidad de convertir el conflicto en un problema que afecte la paz mundial. ¿Cómo ocurriría eso? Ya lo explicaré más adelante. ¿Qué ofrece Venezuela de interesante a los iraníes? Comienzo el relato con este aspecto. La designación de Tareck El Aissami como Ministro de Petróleo no es casual, ni es una señal de lo solo que está Maduro. Su llegada al cargo fue solicitada por Irán en el marco de los nuevos acuerdos secretos que tiene con el chavismo. ¿Por qué El Aissami? Recordemos que desde hace mucho tiempo se habla de los estrechos nexos de El Aissami con el grupo terrorista Hezbollah que es un brazo armado de Irán. Para quienes no conocen a Hezbollah, esta es una organización islámica chiita que ha sido financiada, organizada y entrenada por Irán a través de su Guardia Revolucionaria que, hasta enero de este año, era comandada por el general iraní, Qasem Soleimani, quien fue dado de baja por EEUU mediante un ataque con drones, cuando este salía del aeropuerto de Bagdad. ¿Van entendiendo el peligro de la jugada? Irán exigió que El Aissami ocupara la cartera petrolera y muy posiblemente también, en los próximos días, le asignen responsabilidades en el área minera. Es de suponer que quien trajo esa opción a Maduro fue el propio Tareck y como Nicolás está en una situación desventajosa, decidió aceptar la idea y ponerla en marcha. ¿Por qué? Ahora vamos al beneficio que obtendrá Irán en su alianza con el chavismo. El beneficio menos oculto es su participación en la industria petrolera. Están comenzando con la recuperación de las refinerías, para aliviar la escasez de gasolina, pero se habla que el objetivo a mediano y largo plazo es ocupar los espacios que rusos y chinos están dejando en la menguada explotación petrolera, como secuela de las sanciones impuestas por EEUU. Pero eso no es todo. Lo más grave es que Irán viene a explotar, supuestamente, las reservas de uranio que existen en Venezuela. No por casualidad, Maduro legalizó a comienzos de abril la explotación de “oro” en las cuencas de los ríos Caura, Cuchivero, Aro, Yuruarí, Cuyuní y Caroní. La actividad minera de los iraníes podría mimetizarse en medio de la explotación de oro. Irán necesita el uranio venezolano para su programa nuclear y si además con eso eleva el conflicto con Estados Unidos y adicionalmente lo sacan del Golfo Pérsico y convierte en un tema más global, mejor aún para los intereses de ese país. Por eso la cantidad de vuelos que están llegando de la aerolínea Mahan Air, entre otros movimientos. Por eso aumentará la presencia iraní y de Hezbollah en Venezuela. ¿Y la ganancia del régimen?

CORONAPARTY. Quiero consultar al Gobernador del Zulia, Omar Prieto, si tuvo conocimiento de la fiesta que su “secretario bonchón” tuvo el martes 28 de abril a bordo del yate Elizabeth, en Villa Marina Náutica, ubicada en el sector Puntica de Piedras, Maracaibo. Me cuentan que había whisky, cerveza, delicatessen, “motivadores” y muchas chicas de esas que cobran en $ y por adelantado. Aquello fue un auténtico desnalgue que viola las estrictas medidas de confinamiento que tanto defiende Omar Prieto. ¿Eso no es una “Coronaparty”? ¿No debería ese secretario dar el ejemplo y mantener un comportamiento acorde a su cargo? Señor Prieto ¿Hasta cuándo usted le permite ese tipo de fiestas a su amigo el secretario? Pero no todo queda ahí, sino que ese yate es solo uno de los que tiene este secretario, quien por supuesto no tiene como justificar ese tipo de bienes con su salario en la Gobernación del Zulia. Este personaje, que de inteligencia no va a morir, tiene varios yates en distintas marinas para intentar no levantar sospechas, pero con sus ostentosas y ruidosas fiestas siempre es protagonista de diversos escándalos. Cada vez que tiene un sarao llegan vehículos, por cierto, oficiales para descargar cajas de whisky bastante mayorcito de edad, cerveza, otros licores y además “aperitivos” de diversos tipos. ¿No hay confinamiento estricto y distanciamiento social en el Zulia? Si, pero solo para los pendejos. Tiene usted la palabra señor Prieto.

TESTIGO EXPERTO (yII). ¿Recuerdan que la semana pasada comencé a desmontar el doble juego del Procurador especial de la nación? Esta semana continúo con esa explicación acerca de los intereses y acciones de Jose Ignacio Hernández que atentan contra Venezuela. En mi columna anterior expliqué como Hernández había sido parte fundamental del laudo arbitral que contra Venezuela ganó la compañía Crystallex, lo que le inhabilita para defender ahora, supuestamente, los intereses de la República. José Ignacio Hernández durante más de 8 años fue parte del equipo jurídico que ganó la demanda contra el país, a raíz de las ilegales expropiaciones ejecutadas por Hugo Chávez. Pero sus andanzas no se quedan ahí. Hay mucho más. También José Ignacio Hernández fue “testigo experto” a favor de la empresa Owens-Illinois Inc en el laudo arbitral que ganó ante el CIADI contra la República. ¿Podría ahora retractarse a favor de Venezuela si en el pasado actuó contra el país? Su participación a favor de Owens-Illinois Inc pueden confirmarla en el bufete Muci-Abraham y Asociados, además también en la firma británica Volterra & Fietta. Pero eso no es todo, ya que también fue parte importante en un juicio entablado en Estados Unidos por PDVSA Litigation Trust contra las empresas: Lukoil, Colonial, Glencore, Masefields, Trafigura, Vitol y Blue Bank International NV. Pero además contra personajes como: Francisco Morillo, Leonardo Baquero, Daniel Lutz, Luis Liendo, John Ryan, María Fernanda Rodríguez, Maximiliano Poveda, José Larocca, Luis Álvarez, Gustavo Gabaldón, Sergio de la Vega, Antonio Maarraoui, Campo Elías Páez y Paúl Rosado. La demanda fue interpuesta en una corte de Distrito del Sur de la Florida. ¿Cuál era el motivo? Pues nada más y nada menos que fraude y espionaje industrial contra PDVSA. ¿Cómo llega José Ignacio Hernández a involucrarse en calidad de “testigo experto”? Por su fuerte vinculación con Francisco Morillo, quien además es uno de los principales financistas de Leopoldo López y uno de los hijos de Henry Ramos Allup trabaja con él. Este señor Morillo era el epicentro de la acción de espionaje. ¿Cómo así? Expliquemos quién es Francisco Morillo. Este sujeto es un bróker de petróleo que era socio de Wilmer Ruperti. Ambos se beneficiaron de multimillonarios negocios con el chavismo. Recuerden que Ruperti fue el principal salvavidas usado por Chávez durante el paro petrolero. La sociedad terminó de forma brusca y violenta. La enemistad entre ambos era manifiesta. Quedaron como enemigos. Ahora voy a la causa de la demanda. Morillo tenía información privilegiada de las licitaciones y entrega de contratos en PDVSA, ya que por muchos años tuvo un servidor espejo que le permitía espiar a la compañía venezolana. Sus fechorías se conocieron, porque entró en conflicto con su esposa y esta se llevó la laptop donde manejaba esa información. La señora entregó la computadora a Ruperti, le comenta lo que hacía su exmarido y WR somete el equipo a experticias técnicas y descubre la maniobra de espionaje. Ruperti entre acabar con Morillo y aprovechar el servidor espejo, decide demandar a Morillo y a todos los que participaron en el esquema de espionaje. Es así como Ruperti decide, junto a otros venezolanos en EEUU, iniciar la demanda por espionaje industrial y ahí aparece en escena PDVSA Litigation Trust. Más allá que en ese momento PDVSA era manejada por el chavismo, no se justificaba el espionaje industrial. Pero además tampoco es aceptable, más allá de intentar dañar al chavismo, que José Ignacio Hernández avalara ese espionaje industrial con su participación como “testigo experto”. ¿Podría ahora retractarse y acusar a Morillo de espionaje industrial contra PDVSA? No podría, porque además son amigos y tienen otras vinculaciones más. ¿Debe continuar José Ignacio Hernández como defensor de los intereses del país? No, porque en el pasado actuó contra los intereses de Venezuela. Aunque para ser sincero, su principal objetivo en ese cargo es defender los intereses y relaciones de Leopoldo López, quien lo sostiene en el cargo.

PELIGRO (yII). ¿Qué gana el régimen? Por un lado, con la incursión iraní en la industria petrolera podría recuperar no solo la producción de crudo, sino de gasolina a través de las reparaciones en las refinerías y así aliviar la escasez que tiene paralizada el país. Pero además se beneficiarían de los pagos que haría Irán por la explotación de uranio que, por cierto, no serían declarados como ingreso oficial de la nación, lo que deja abierta la puerta a guisos descomunales. Ese dinero no podría ser oficialmente un ingreso, porque la explotación de uranio es un tema delicado a nivel internacional. Sin embargo, la mayor ganancia del régimen está en sobrevivir en el poder. ¿Cómo lograrían eso? La intención es convertir a Venezuela en el epicentro de las operaciones de Irán y Hezbollah en América, lo que, por supuesto, no conviene a Estados Unidos, que no querría tener a su enemigo en el patio trasero del continente. Todo apunta a que al chavismo interesa que el conflicto venezolano eleve su papel geopolítico a nivel mundial y eso es posible por el aumento de la presencia de Irán en Venezuela. Materialmente nuestro país se convertiría en una extensión de la permanente tensión del Golfo Pérsico. ¿Pero con eso no aceleran cualquier acción militar de EEUU contra el oficialismo? Si y no. Si, porque es probable que Trump decida acelerar la búsqueda de una solución a la crisis venezolana, borrando del mapa a los líderes del chavismo, antes que se concrete en su totalidad la alianza con los iraníes. Pareciera que ese es un riesgo calculado en la alianza oscura de chavistas e iraníes. Ellos podrían estimar que EEUU tiene demasiadas dificultades con el coronavirus y no podrían ahora materializar sus amenazas, pero añadiendo que la presencia iraní reconfigura el tema venezolano y hace más peligrosa la búsqueda de una salida. Y no, porque es posible que si Irán refuerza su presencia en Venezuela, esa nación reconsidere su decisión de actuar y poner fin al régimen. Donald Trump a pesar de su verbo encendido, ha sido un presidente cauteloso con las acciones militares en el extranjero y como muestra está la reducción de tropas en Afganistán y Siria. Pero además evitó una escalada en el Golfo Pérsico cuando Irán atacó tanqueros petroleros. Es impredecible. Por eso la jugada de Maduro con Irán podría acelerar su erradicación del poder o su sobrevivencia. Pero ese mismo peligro puede hacer reaccionar sus enemigos internos y que estos aceleren la búsqueda de un acuerdo político entregando a Maduro. Y ahí nos detenemos un poco. ¿Ven ustedes a Diosdado Cabello reconvertido en un aliado del extremismo iraní? No sé, tengo mis dudas. Por eso no es descabellado pensar que pudiera oponerse y una forma de hacerlo es lograr un acuerdo con EEUU. Todo es posible en el chavismo. Recuerden que son de rosca al revés. Analizar y comprender sus acciones y movimientos, en la mayoría de las ocasiones es un desafío mental. Lo cierto del caso, es que el conflicto venezolano no pinta nada bien. Ojalá todo termine sin mayor daño colateral.

DATO. Hace dos semanas mencioné como Leopoldo López una vez fue detenido en 2014, creó una comisión pequeña para conversar con el régimen sobre su liberación. ¿Recuerdan que mencioné a Lester Toledo y Joaquín Livinalli como parte de esa jugada? Bueno, les cuento que a raíz de ese comentario me escribe alguien quien, aparentemente, está muy ligado a Voluntad Popular y luego de felicitarme por la columna añade un dato: “Agregue a ese par de nombres un tercero, Omar Acedo”. ¿Omar Acedo? Pregunté, pero no recibí respuesta. Para quienes no lo conocen, Omar Acedo es el yerno de Diosdado Cabello. ¿Qué papel jugó en esas negociaciones? Confieso que no tengo ni idea. Pero estoy indagando. Me tiraron ese hilo y seguiré jalando de el a ver que consigo. Cualquier novedad se las haré saber.

FRACASO. Por más que algunos consideren que Omar Prieto tiene control del estado Zulia, aunque en realidad el poder está en manos del general, Carlos Ríos Urbano, comandante de la ZODI; su gestión al frente de la Gobernación es un rotundo fracaso. No tiene obras que mostrar. Ha dejado el Zulia en ruinas y desmoralizado. Por más miedo y represión, de nada sirve tener amansada a la población, si políticamente eres un fracaso. Omar Prieto es un error histórico para el estado. Si la gestión de Pancho fue mala, la de OP no tiene punto alguno de comparación. El sabe muy bien de su fracaso. ¿Por qué poco se sabe de su fracaso? Porque mantiene un fuerte chantaje comunicacional con la mayoría de los periodistas y medios de comunicación. Entre los mecanismos que tiene ahora para el chantaje comunicacional, es el cupo de gasolina que maneja discrecionalmente Juan García, como su jefe de prensa. Aunque para ser sincero, Juan García es más bien el “censor” de Prieto. Es quien presiona, censura y controla a los periodistas para que no digan nada fuera de lo normal y así no incomodar a Prieto. Juan es el esbirro comunicacional de Omar. Y aquellos colegas que no caen en el chantaje, no tienen acceso a gasolina y además son amenazados por las redes sociales, como es el caso de los periodistas y amigos Karen Aranguibel, Madelyn Palmar y Lenin Danieri. Pero además Juan García por orden de Prieto es quien lidera los ataques informaticos contra los portales, como es el caso de Verdades y Rumores, para colapsar los servidores y evitar que sigan exponiendo la realidad que tanto molesta a Omar. Un control con miedo, represión y chantaje; no es un control político real. Esa es la mejor prueba de su fracaso.

BOMBA SOCIAL. Ni la cuarentena y las estrictas medidas de confinamiento han detenido la bomba social que está comenzando a detonar en Venezuela. La contención social está resquebrajándose en la medida que la desesperación de la población aumenta porque no tiene qué comer. La cuarentena y la escasez de gasolina cortaron el “ciclo de sobrevivencia” de la mayoría del pueblo que se auxilia gracias a sus pocos ingresos obtenidos en el “día a día”. Eso se acabó y por eso la gente está pasando grandes necesidades. Las cosas van muy mal. Si antes de la pandemia los problemas eran graves, ahora están mucho más graves. Mientras que el esfuerzo del régimen está en proteger Caracas, para evitar que bajen los cerros, porque consideran que las protestas por comida en el interior no afectan su permanencia en el poder. Caracas es otra cosa. No quieren alterar ese polvorín. Adicionalmente, el sistema eléctrico podría colapsar en cualquier momento y generar un apagón nacional peor que el ocurrido en marzo de 2019. La bomba social sigue expandiéndose y detonando en Venezuela. Y el oficialismo ya no tiene la misma capacidad de reprimir y apelar a la “bóveda del miedo”. Vienen días más difíciles.

APOYO IRANÍ. El oficialismo sigue haciendo todos los esfuerzos posibles por reactivar la producción de gasolina y otros combustibles en la Refinería El Palito. Al parecer intentarán hacer lo mismo con Amuay o Cardón. Eso se desprende de la continua llegada de aviones de la aerolínea iraní, Mahan Air. Ahora bien, este apoyo de Irán expresado en equipos y técnicos no es gratuito, tal como explicamos en detalle en esta columna. Ni pendejos que son los iraníes para no cobrar, en medio de la crisis económica que arrastran desde hace varios años. Esos cuantiosos pagos demuestran la doble moral del chavismo. ¿Por qué? Porque en Venezuela hay empresas que cuentan con la experticia técnica para hacer reparaciones en las refinerías, pero le dejaron de trabajar a PDVSA desde que Maduro está en el poder, porque no les pagaban y nadie se hacia responsable de esos pagos. Por mucho tiempo esas compañías hicieron el mantenimiento en las refinerías venezolanas. Al retirarse estas se fueron deteriorando y paralizando paulatinamente, hasta caer en la calamidad actual. Asimismo, tampoco la participación de supuestos técnicos cubanos es gratis, tomando en cuenta que el régimen de la isla tiene de vaca lechera a Venezuela desde hace muchos años. En el régimen prefieren pagar montos elevados a extranjeros, antes que contratar a empresas nacionales. Por cierto, un técnico de los que participaba en esas reparaciones y que ahora trabaja en una importante empresa extranjera, me envió un correo interesante: “Esa tecnología no es conocida ni por cubanos, ni mucho menos por iraníes. Mientras que en PDVSA no hay técnicos que puedan arrancar el craqueador de El Palito, porque eso lo hacíamos contratistas externas. Si logran arrancar en 20-25% la producción de gasolina sería un éxito. El problema es que tengan un accidente de graves consecuencias. Recuperar las 4 refinerías necesitaría de mucho dinero y tiempo. Y ninguno de esas dos condiciones las tienen a la mano”.

ESCASEZ. En casi nada mejoran los inventarios de gasolina en el país. En el caso del Zulia la situación es crítica. Durante la semana pasada ingresó, por fin, el tanquero de la compañía danesa Lauritzen que dejó sólo un poco de combustible. En su mayoría descargó fuel oil para el funcionamiento de las plantas eléctricas. Solo dejó algo de gasolina que será cuidada como “hueso de santo”, porque ni hay ni señales que llegue pronto otro barco. Fuentes en Bajo Grande indican que el barco llegó liviano, porque su línea de flotación estaba demasiado visible. Al parecer había descargado en otros puertos del país, probablemente Falcón. La estrategia actual del régimen es priorizar el área metropolitana de Caracas para evitar un aumento en la tensión social. El resto del país no es una prioridad.

PROPUESTA. Vía WhatsApp recibo una propuesta que ha hecho pública el economista, Adalberto Zambrano, presidente del IGEZ, quien considera que se debe comenzar a trabajar en el “día después” porque los problemas del país son muchos y de demasiada gravedad. Indica Zambrano que debemos ser más proactivos y comenzar a crear un equipo de expertos, o Think Tank, para delinear las estrategias a seguir durante el coronavirus y posterior a la emergencia. Recomienda usar las redes sociales y las opciones que da la tecnología para pensar en la Venezuela futura, en vez de malgastar tanto tiempo y energía en críticas sin sentido, fake news, deseos y quejas. Me sumo a esa propuesta. Hay que comenzar a pensar en la Venezuela de la transición, porque el chavismo solo deja ruinas.  

PETICIÓN. Me solidarizo a una petición que hace el amigo dirigente sindical, Carlos Petit, como integrante de la comunidad de pensionados en Venezuela. Carlos se dirigió a través de las redes sociales al presidente de EEUU, Donald Trump, para solicitar un bono de auxilio humanitario que beneficie a los casi 5 millones de venezolanos que sobreviven con una pensión miserable. La mayoría de estos ciudadanos padecen de hambre y graves problemas de salud. Ojalá estos venezolanos en situación de vulnerabilidad reciban el apoyo que merecen.

LAGUNILLAS. El alcalde de ese municipio, Leonidas González, movió cielo y tierra y logró la liberación del ex director de la Policía Municipal, Ilder Enrique Peralta, quien había sido el principal represor y verdugo de la oposición en ese municipio de la Costa Oriental del Lago. Ese sujeto estaba preso porque agredió a un funcionario militar. Sin embargo, Leonidas dio y dio hasta que logró su liberación. Pero además se menciona que lo restituirá en el cargo de director de la policía municipal, cuando como condenado por la justicia no debería ejercer un cargo como ese. ¿Por qué tanto interés del alcalde de Lagunillas?

ASOMBRO. Genera asco el lenguaje que usa el ex alcalde de Maracaibo, Gian Carlo Di Martino, en un artículo que le publica el portal Aporrea. Di Martino habla como si nunca hubiera roto un plato. Como si no se robó dinero de la municipalidad y como si nunca hubiera apoyado a la guerrilla colombiana. Pareciera que se está volviendo loco porque en el PSUV nadie, absolutamente nadie, le presta atención. Gian Carlo daría lo que le pidieran con tal de conseguir un carguito que le permita retomar su destrozada carrera política. Después que tuvo poder y fortuna, ahora solo tiene dinero de todos los negocios sucios que hizo, pero no tiene poder, ni reconocimiento político. Creo que en cualquier momento termina de enloquecer en Italia.

CONSULTA. Quiero preguntar al peor alcalde que ha tenido Maracaibo, Willy Casanova, si junto a sus socios respetará los “precios acordados” que intenta imponer el régimen de Maduro. Espero su respuesta señor Willy.

 

 

Darwin Chávez|@darwinch857|[email protected]

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad