El chavismo nunca ha ocultado su desagrado hacia la libertad de expresión y tampoco su rechazo a mostrar la verdad del desastre que han causado en Venezuela.

Ellos siempre juegan a ocultar lo que no les conviene.

Juegan a mentir con descaro, alevosía y cinismo buscando aprovechar cualquier hecho o problema para su beneficio político.

La cuarentena por coronavirus es otra evidencia más de su odio a la información libre, en una nación que dejó de ser democrática desde hace varios años.

Ocultan la realidad del coronavirus vanagloriándose del control de la epidemia, cuando solo aplican 100 test diarios y esa es una muestra poco representativa para manejar datos de una pandemia, frente a naciones que realizan miles de pruebas diarias.

El chavismo ha sobrevivido gracias al control, manipulación y la mentira.

Ocultan la real cantidad de casos y detienen a todo aquel que difunda la existencia de personas sospechosos de tener la enfermedad.

Hay médicos, funcionarios de salud y sobre todo periodistas que han sido apresados por el régimen y su único delito ha sido contar la verdad.

Oculta la crisis de los inventarios de gasolina, mientras todo el país está paralizado y eso genera mayor tensión social.

Definitivamente usan la epidemia para la contención social, política y económica de una nación postrada en sus dificultades.

Cuando este modelo sea erradicado de Venezuela, poco a poco se sabrá la verdad de lo que han ocultado por años.

Chávez y su modelo son sinómino de engaño, ineficiencia y corrupción.

Veremos la verdadera dimensión del deterioro.

Veremos el verdadero estado de la infraestructura y el deterioro de los servicios públicos.

Sabremos las razones del colapso del sistema público de salud.

Veremos cómo será incalculable el saqueo perpetrado por el chavismo y su banda de corruptos.

Pronto Venezuela sabrá la verdad de todo.

 

@VerdadesRumores