Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

SÍNTESIS DEPORTIVA|Caras nuevas en la convocatoria de la Vinotinto

ANÁLISIS PAÍS|Venezuela colapsa en medio de la cuarentena

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Los problemas acumulados, durante más de 20 años de errores y saqueo, están aflorando en su máxima expresión en medio de la cuarentena que el régimen usa como mecanismo de contención social, política y económica. El colapso del país está ocurriendo en este momento.

No hay suficiente gasolina y eso repercute en todas las áreas del quehacer social y económico, mientras el oficialismo está imposibilitado de comprar suficiente combustible en el exterior, ya que producto de las sanciones se ha convertido en un socio muy riesgoso.

En el País Político hay un proceso de negociación en marcha, ante la última propuesta política que fue anunciada por EEUU y la oposición, con el fin de adelantar una transición. Hay sectores del oficialismo que buscan aprovechar ese salvavidas; mientras tratan de dar una falsa sensación de normalidad.

En el País Social, centenares de venezolanos tratan de regresar de Colombia como consecuencia de la pandemia de coronavirus, ya que si situación en ese país se volvió muy complicada. Regresan a una nación que tiene una bomba social en cuenta regresiva.


NOTA: con el fin de apoyar a los venezolanos en el acceso a información y análisis de calidad, en el marco de la emergencia por coronavirus hemos decidido en Verdades y Rumores, abrir temporalmente el acceso a la sección Área Privada.


PAÍS político

Oficialismo: mientras tratan de dar una sensación de falsa normalidad, varios son los sectores del régimen que tratan de llegar a acuerdos con Estadios Unidos, con el fin de salvarse. El Marco de Transición Democrática que propuso EEUU parece la última propuesta política, para que desde el oficialismo promuevan una cesión del poder. Al mismo tiempo que los diversos grupos buscan esa negociación, los más radicales además arrecian la represión contra la oposición, buscando endurecer su posición en Venezuela. En el régimen saben que el tiempo para una salida política se agota, pero además están frente al colapso final de un país paralizado por la escasez de gasolina y la cuarentena por el coronavirus. En ese marco, también hay rumores sobre una nueva política para el mercado interno de combustible, abriendo el negocio para que los privados asuman la comercialización de gasolina, buscando opciones para evadir las restricciones planteadas por las sanciones internacionales. Tratan de maniobrar en medio de la tormenta. Inclusive el apoyo de China para enfrentar la emergencia, buscan usarlo para dar a entender que el apoyo del gigante asiático también es para enfrentar las acciones de EEUU, cuando los chinos no han fijado ninguna posición al respecto. La situación del chavismo es muy complicada y cada vez tienen menos espacio para llegar a acuerdos que les otorguen ciertos beneficios. Saben muy bien que, si desaprovechan esta última propuesta política, queda abierta la posibilidad de otro tipo de acciones por parte de la coalición internacional.

Oposición: la coalición liderada por Juan Guaidó aumentó la presión interna, denunciando el colapso del país y la imposibilidad de solucionar los problemas con el chavismo en el poder. Hay una clara coordinación con EEUU en la búsqueda de una solución a la crisis que ya tiene más de 20 años. Están muy conscientes que esta parece la oportunidad ideal para adelantar la transición. Indudablemente hay contactos con los sectores más racionales del oficialismo, con el objetivo de construir un acuerdo que produzca el cambio en Venezuela. Pero además deberían ir preparándose para asumir el control de un país quebrado y colapsado, lo que requerirá de un enorme esfuerzo nacional e internacional para solucionar los problemas acumulados durante el desastre chavista.

Comunidad internacional: ha sido una semana sin mayores anuncios o acciones en relación con la crisis venezolana. Se infiere que EEUU está concluyendo su despliegue aeronaval en el Caribe, con el apoyo de 25 naciones; pero además establece los contactos con los sectores del régimen más inclinados a una negociación. En ese sentido, estos próximos días podrían generar sorpresas. La operación aeronaval está en marcha y los participantes no solo se colocan en posición, sino que reúnen la información de inteligencia que les permita actuar con precisión.

PAÍS económico

Crisis: el régimen trata de frenar el colapso aprovechando la cuarentana. Por eso prorroga por 30 días adicionales el Estado de Alarma. Lo hace más que por la pandemia del coronavirus, porque no tienen inventarios de gasolina para satisfacer la demanda interna. En ese ámbito, se habla de una nueva política para el mercado interno de combustible, entregando el negocio a empresas privadas para que se encarguen de comprar gasolina en el exterior y venderla en Venezuela. Eso traerá como consecuencia, un aumento sustancial de los precios que deberían llevarse a precios internaciones, para que sea negocio para dichas compañías. Podría ser una solución, pero además será un problema porque el empobrecimiento que viven los venezolanos no permite que paguen la gasolina a precios reales.

Reservas: los ahorros del país en las cuentas del Banco Central de Venezuela comienzan la semana en US$7.009 millones.

Petróleo: el precio promedio del petróleo venezolano frenó su caída y cerró el período en US$16,91; a la espera de los efectos que tendrá el acuerdo petrolero alcanzado en el marco de la emergencia mundial.

Dólar: el mercado cambiario superó la barrera de los 100 mil bolívares por dólar. En el caso de la tasa que informa el BCV se ubicó en Bs. 100.980,13; mientras que el paralelo promedió Bs. 117.395,02.

Indicadores: el BCV sigue sin actualizar los indicadores de la economía.

PAÍS social

Colapso: la población venezolana en su mayoría siente el colapso a nivel económico y social. La carencia de gasolina, sumada a la cuarentena y el resto de los problemas paralizaron la actividad económica de la mayoría, sobre todo la de aquellos que viven del día a día. La bomba social sigue en su cuenta regresiva en Venezuela. Ya en la Guajira venezolana hubo durante el fin de semana protestas por la falta de alimentos, siendo reprimidos los ciudadanos por la Guardia Nacional. Ese tipo de hechos van a ir en aumento, en la medida que la población tiene hambre y carece de recursos.

Retorno: se incrementa el regreso de venezolanos desde Colombia, ante las secuelas económicas y la xenofobia que les afecta en esa nación. Están retornando sin dinero y en condiciones muy difíciles, mientras que en la frontera son colocados en una cuarentena sin las más mínimas condiciones.

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad