Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

SIN ANESTESIA|Crónica de una crisis anunciada

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Durante años ha sido conocido por los venezolanos que la crisis medica que vive el país es producto de la falta de atención, corrupción y por poco interés en el bienestar de un pueblo que día a día esta siendo sumergido mas y mas en la miseria humana en todos los ámbitos.

El problema del desabastecimiento en el área de salud siempre ha estado sobre la mesa como un tema de suma importancia, y hoy, en la actualidad se pone mas aun de manifiesto con la aparición en Venezuela de casos de pacientes con Covid-19 el que ha llegado al país agarrándonos como dice el dicho popular fuera de base.

La carencia de medicamentos unida a la de suministros médicos y ahora producto de la crisis la ausencia de suficientes médicos especialistas en el país producto de la migración obligada, pone aún más en riesgo a muchos venezolanos sobre todo los más vulnerables y pobres.

Si se hubiese destinado la misma suma invertida en armas y en otros equipos militares para invertirlos en el sistema de salud otro gallo cantaría, las necesidades sanitarias habrían sido cubiertas y el miedo colectivo que existe en el país no estaría tan presente como lo está ahora.

El nivel de ineficacia y falta de un sistema de salud fuerte ha sido admitido por el heredero Nicolas al aceptar que no se cuenta con un sistema fuerte de salud como en otros países y que la llegada del coronavirus podría ser fatal para el país si se propaga sin control.

Los venezolanos nos enfrentamos a una crisis ya anunciada, sobre todo reconociendo que no existe hasta hora ninguna forma de controlar de manera segura el virus, y se estima que hasta el mes de julio no existiría un control total de la pandemia lo que para los venezolanos seria más difícil y aumentaría el riesgo.

Nadie esta salvo, y por ello se deben tomar todas las previsiones necesarias por exageradas que pudieran verse porque solo con ellas muchas más personas podrían evitar esta situación que sin lugar a dudas en de emergencia.

Solo nos queda la protección y cuidados que podamos tener para liberarnos de esta pandemia y para que no pasemos tristemente a la lista de países con un alto numero de muertos por el virus por no haber invertido en ciencia, salud y educación.

 

Germán Paredes|@germanparedesr

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad