Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

ANÁLISIS PAÍS|La lucha de la oposición sigue estancada

NOTAS LIBERTARIAS|Salarios de hambre

SIN ANESTESIA|Fuga o negociación

DÁMASO JIMÉNEZ ¿Cómo combatir el coronavirus con un sistema hospitalario destruido?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

48 horas después de la violenta amenaza del gobernador del Zulia, Omar Prieto, contra uno de los más prestigiosos médicos venezolanos, Freddy Pachano, por alertar la presencia del coronavirus -en un país con data sanitaria secuestrada-, se confirma de manera oficial lo inevitable: el ingreso del mortal virus a Venezuela con los 2 primeros casos reportados en el estado Miranda.

Los contagiados que abren el expediente son una mujer de 41 años que estuvo en EEUU, Italia y por España y un hombre venezolano de 52 años que estuvo también de viaje en España. Ambas personas viven en Caracas.

Sin embargo, se presume la existencia de muchos más casos que han querido ocultar bajo amenazas como la de Prieto, por las críticas condiciones de insalubridad y falta de servicios básicos en los hospitales de Venezuela.

El ministro para la Salud, Carlos Alvarado González, publicó una lista de los hospitales que estarían preparados para atender esta contingencia en Venezuela. Es una lista con 35 hospitales en 21 estados que seguirán el protocolo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre ellos destaca el Hospital Universitario de Maracaibo (HUM), ubicado en la zona fronteriza con Colombia donde se alertó recientemente de la presencia de 2 casos sospechosos, mucho antes de la confirmación hecha por Delcy Rodríguez este viernes.

El pitazo de la presencia del coronavirus en Venezuela la da el director de post grado de la Universidad del Zulia a través de su cuenta Twitter @fpachano,  quien alertó de dos casos aislados por sospecha de coronavirus en el HUM: “Se informa que son dos casos sospechosos de Covid-19 los que están en aislamiento en el HUM, hospital centinela para estos casos. No hay ninguno confirmado, hoy se enviaron las muestras al estado Aragua”.

El ensañamiento contra Pachano evidencia la impotencia del autoritario régimen por ocultar el vacío institucional detrás de su fachada de terror. Fue Pachano el que asumió el rol de informar a la población que no tiene un gobierno devenido en montonera pretoriana.

Pachano tiene la formación y la capacidad académica para prevenir cualquier enfermedad y aún así la respuesta del régimen fue la amenaza. 

Prieto ordenó públicamente a agentes del DGCIM que levantaran un procedimiento en contra del médico zuliano Freddy Pachano -lo que indica que estamos ante un procedimiento de caudillo gomecista pretendiendo criminalizar el conocimiento-,  al ordenar la inmediata persecución del galeno sin antes procurar el estado de salud de los presuntos portadores ó las condiciones en que se encuentra el centro hospitalario piloto que tendrá que recibir a una población sensible a la pandemia que atemoriza el planeta.

El temor más grande del gobierno de Maduro es quedar en evidencia ante la destrucción masiva de los hospitales venezolanos convertidos en centros de exterminio desde hace 6 años. Esta enfermedad considerada pandemia, que está matando tantas personas a nivel mundial, podría hacer estragos en Venezuela, pero para el chavismo el problema no son las consecuencias sino la información, por eso Remigio Ceballos, jefe del comando estratégico operacional de la FANB, ordenó la militarización inmediata de los hospitales de Venezuela luego de la confirmación de la llegada del coronavirus.

Tomemos una muestra

Dora Colmenares, jefe de servicios quirúrgicos del HUM y directora del departamento quirúrgico de la escuela de medicina de LUZ, manifestó su preocupación porque el centro piloto de la ciudad fronteriza más importante del país no se encuentra en condiciones para atender tal flagelo de salud.

Colmenares reveló que actualmente los médicos adscritos al principal hospital del Zulia no tienen ningún tipo de indumentaria, ni guantes, ni agua. Tiene miedo de la persecución de la que puede ser víctima, pero mayor miedo aún de lo que está pasando en los hospitales de Venezuela en los tiempos del covid-19.

“Vivimos asustados, temerosos, porque la salud pública está totalmente destruida y no tenemos un control estadístico de la situación ni un boletín epidemiológico que nos ayude a tener un mejor control de las enfermedades. Desde hace años no hay insumos, ni mascarillas, ni indumentaria quirúrgica, ni condiciones sanitarias. Los pacientes tienen que llevar agua cuando una de las recomendaciones de prevención es lavarse las manos, como hacerlo si no hay agua. Los médicos y usuarios del HUM estamos propensos a un evidente contagio ya que la principal medida para combatir la enfermedad es lavarse constantemente las manos y desde hace más de 6 años no hay agua. Desde el 2016 hemos denunciado la falta de agua del principal centro piloto de salud en el Zulia y hemos sido ignorados por las autoridades; aún cuando es uno de los pocos centros de salud sin cierre técnico de los  34 hospitales de deberían operar en la región. La verdad es que no contamos con el protocolo ni con los equipos e insumos para combatir el coronavirus”.

Colmenares reiteró que no hay forma de hacer un diagnóstico de forma inmediata porque no hay reactivos ni forma de enviar una prueba de TCR a Aragua y recibir una respuesta inmediata en condiciones normales, mucho menos con una situación de emergencia nacional como la entrada del coronavirus.

El Colegio de Bioanalistas del estado Zulia reveló que la escasez de reactivos asciende a 95% y calcula que los laboratorios han perdido alrededor de 76% de su personal

“El diagnóstico tarda días. Desde hace una semana esperamos la confirmación de las pruebas de los dos pacientes sospechosos en el HUM y aún no han llegado.  No hay manera de prevenirla ni de tratarla porque el sistema de salud fue destruido. El HUM no tiene capacidad, pero hay que decirlo, a pesar del temor que tenemos a ser perseguidos por exponer la verdad”, dijo la también directiva del colegio de médicos del estado Zulia.

Según las autoridades sanitarias, desde la declaración de emergencia hecha por Maduro, solo la sede del Instituto Nacional de Higiene en Caracas estaría habilitada para realizar el descarte de los posibles pacientes que se encuentren en el interior del país, por lo que aseguró que los diagnósticos se responderán a más tardar 48 horas, pero existe temor que la situación extraordinaria empeore, o no se contabilicen de forma veraz el número de personas afectadas por el virus.

Ya hace varios días el diputado de la Asamblea Nacional, William Barrientos, advirtió sobre la crítica situación a la que está expuesta Venezuela ante la pandemia.

“Es totalmente mentira que Venezuela está preparada para enfrentar esta eventual patología, que trae como consecuencia la muerte por efectos respiratorios. Deberíamos limitar un cerco epidemiológico alrededor del país, porque no estamos preparados para enfrentar este virus“, dijo Barrientos poco antes de la llegada del covid-19.

Desde 2012 en Venezuela  no se presenta ningún tipo de  informe sanitario.  Maduro no quiere que se politice su ineptitud o maldad sanitaria, pero la llegada de una pandemia como el coronavirus a un país con un evidente desastre en materia sanitaria no se puede ocultar con un fusil.

 

@damasojimenez

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad