Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

¡ELECCIONES USA! En #Contrastes, Darwin Chávez conversa con Jesús Sánchez Meleán

CAIGA QUIEN CAIGA|Leopoldo no lo dirá, pero lo hará

VERDADES Y RUMORES|Las lecturas y dudas que deja la huida de Leopoldo López

EFRAÍN RINCÓN|Los desafíos de la democracia en América Latina

VERDADES Y RUMORES ¿Qué esperar de un “marzo caliente” en Venezuela?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

MARZO CALIENTE. En Venezuela la población está tan acostumbrada a la violencia política, conflictividad social y a las sanciones internacionales; que pasa claramente desapercibido que las cosas se están poniendo muy feas para el régimen. Todo eso se enmarca en la “normalidad” criolla, en la cual parece que nunca pasa nada nuevo y extraordinario. Además, en el oficialismo siguen en su intento de mostrarse fuertes e invencibles, cuando la verdad es que está cada vez más divididos y temerosos de lo que le depara el futuro a muy corto plazo. Su “costo de salida” cada día es más alto. Ojo, no digo que están derrotados ¿Por qué marzo podría ser “caliente”? Hagamos un recuento para entender las afirmaciones del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y la “filtración” surgida desde el gobierno americano. Primero que todo, ¿qué dijo Bolsonaro? Dijo dos cosas interesantes, que luego fueron confirmadas por la “filtración”. La primera que marzo sería el mes de mayor presión en la campaña contra Maduro y segundo, que no se descarta el bloqueo naval.  Sobre lo primero, es posible inferir que la presión en este mes llegará a niveles nunca vistos en el marco de la crisis, lo que podría ser el resultado de más sanciones que buscan empujar al oficialismo a una negociación política, que termine en unas elecciones presidenciales con un nuevo CNE y en un marco de transparencia y vigilancia muy completo. Lo segundo, es consecuencia de lo primero, porque de fracasar la vía política, es muy probable que la comunidad internacional no quiera dar más largas al asunto y buscar una solución a través de un bloqueo naval, que no implica una invasión porque ni siquiera haría falta que la task force multinacional entre a aguas nacionales, aunque eso lo analizamos más adelante. Uno de los más interesados en comenzar a resolver el conflicto en Venezuela sin duda es Donald Trump, quien está próximo a entrar directamente a una campaña electoral de cara a las elecciones de noviembre. Una resolución de la crisis le ayudaría a impulsar su campaña, pero además lo mostraría como el paladín del rescate de la democracia y una acción humanitaria a favor del pueblo venezolano. Ahora si vamos con el recuento. Las sanciones a las empresas petroleras están terminando de colapsar la producción y comercialización de petróleo. Tal como revelamos en VyR, la capacidad de almacenamiento está casi al tope, mientras cada día tienen menos capacidad de maniobrar para vender el crudo. Eso además tiene un impacto en las menguadas finanzas del régimen, porque además es bien sabido que buena parte del petróleo que se logra sacar, es para pagar la deuda con Rusia y China. Sin dinero y sin capacidad de vender petróleo, el régimen se acercaría a su final y “debería” buscar una negociación que genere la transición que se está buscando. Ese “debería” está marcado por la tendencia que indica que en el oficialismo son de “rosca al revés”. Eso por supuesto está aumentando las preocupaciones en el oficialismo, donde los moderados parecen estar más inclinados a buscar una salida, mientras los radicales buscarían escalar en el conflicto. De fracasar la presión política, el bloqueo naval terminaría de cercar al régimen, presionaría a la Fuerza Armada Nacional y eso podría desencadenar un “evento sobrevenido”. En ese sentido, la oposición está haciendo su parte con algunas dificultades propias del combate contra la represión. El 10M marca el retorno a la calle luego de a exitosa gira internacional de Guaidó, pero además hay un proceso de renovación del CNE con el fin de convocar unas elecciones presidenciales como parte de la solución final. Aquí nadie está cruzado de brazos. Ni siquiera lo están los jueces morales de la “jauría” a quienes no les gusta nada. ¿Qué tan “caliente” será marzo? Esperemos que queme a quienes tiene que quemar. Aclaro que no estoy asegurando que marzo será el mes del bloqueo y la solución, solo que podemos avanzar mucho.

NEGOCIOS “SOLEADOS” (II). Llegan más detalles sobre la red de negocios de “Nicolasito” con varios personajes en Maracaibo. De nuevo me dan información sobre los negocios “soleados” que tiene el hijo de Maduro con Carlos Salazar, quien no sólo tiene inversiones en restaurantes en Venezuela y Aruba y dos tiendas de artículos de lujo, sino que también tiene una empresa de servicios petroleros, que casualmente le trabaja a PDVSA. Desde EEUU me dan datos sobre la empresa. Se llama Inversuss, RIF J-315410664, y su dirección en Maracaibo es: avenida 3G, entre calles 77 y 78. O sea que casi toda la cuadra está en manos de Salazar y su muy cercano familiar, quien fue el guisador, más guisador en la gestión de Francisco Arias Cárdenas. Pero no solo Inversuss está registrada en Venezuela, sino que también opera en EEUU y demás está decir que los gringos también lo saben. Inversuss INC está registrada en Florida bajo el número de documento P15000089592, con fecha de creación del 30/10/2015, tiene estatus de activa y la dirección principal que tiene declarada es: 88 S.W. 7TH Street, Apt 1212, Miami, FL 33130. Casualmente también está a nombre de Carlos Salazar, quien declara una dirección en un lujoso condominio en Clearwater Beach, Florida (REVISE AQUÍ: http://ow.ly/SRsp30qowrX). ¿Es un delito tener registrada una empresa en EEUU? No, para nada. El delito es que esa empresa sea de alguien con nexos con un personaje como “Nicolasito” quien está sancionado. O sea, si tú tienes negocios turbios con un sancionado, eres objeto también de sanciones. ¿Qué puede ocurrir con Carlos Salazar? Como me cuentan que tiene más negocios, propiedades e intereses en EEUU; podrían anularle la visa a él y sus familiares, además de perder todo lo de valor que tiene en esa nación. Es muy probable que la actividad de Salazar en EEUU sea totalmente lícita, pero en este caso le afecta las cosas que ha hecho en Venezuela con la red de negocios de “Nicolasito”. Por cierto, me recomiendan que preste atención a las andanzas en ese mundillo de un sujeto de apellido “Dager”. Dicen que es un personaje clave Ya estoy indagando quién es y qué tan clave realmente es. Creo que es el mismo a quien en 2019, en Bogotá, bajaron de un avión con otro enchufado zuliano porque les anularon su visa americana.

EN LA MIRA (X). Para la red de corrupción que participó en el saqueo perpetrado en PDVSA, las cosas se van a poner feas muy pronto. Con la reestructuración que ordenó Maduro, están haciendo una operación limpieza. Mis fuentes en PDVSA Caracas me indican que hay interés en desempolvar casos de corrupción que, en su momento, fueron engavetados por diversas razones. Por eso me han pedido información sobre guisos resaltantes, para aprovechar el interés oficialista. No están comiendo cuentos con que los involucrados estén supuestamente protegidos por civiles o militares de gran peso. No se trata de una “epifanía de honestidad”, sino que quieren hacer ver que están limpiando la industria. Pero además en Estados Unidos se les pondrá el mundo chiquito, porque ahora hay más información sobre ellos. Muchos pasaron desapercibidos, porque sus identidades no eran conocidas, pero ahora ya los conocen con mayor detalle. Para que no haya olvidos repentinos, recordemos de nuevo los nombres de quienes participaron en esta red: Albert Leal (AL), Gerente de PCP en PDVSA Occidente; Deivi González (DG), Gerente de Operaciones Acuáticas; Alexander Leal (AL2), jefe de PCP Distrito Lago; Paúl Peraza (PP), Gerente de Procura; Erick Ávila (EA), jefe de personal en PCP Distrito Lago; Oscar Badell (OB) quien fue también Gerente de Operaciones Acuáticas; Gustavo Portillo (GP) quien era analista de compras en la Gerencia de Procura y el empresario Sandy Castellanos (SC). Me llegan datos sobre tres nuevos casos escandalosos. El primero tiene que ver con la compra de 88 lanchas que estuvo en manos de la Gerencia de Operaciones Acuáticas, cuando Deivi González abusaba del cargo, y Paúl Peraza era el gerente de Procura. La cantidad de unidades a comprar era mucho menor, pero a la red se le abrieron las agallas y trataron de llevar la cantidad final a 125 lanchas, terminando en 88 para no exceder la capacidad de compra de la gerencia y así garantizar el guiso. En este caso se entregaron 13 contratos, de los cuales 3 quedaron en manos de Global Marine (SC), 3 en Construcciones y Suministros Pérez Candian (SC), 2 para Tradequip (Roberto Rincón) y cinco para empresas referidas por SC. Una de las principales irregularidades, fue que se hicieron contrataciones separadas para el mismo renglón, con el fin de no exceder el nivel de aprobación que tenía DG. Lo que buscaban era entregar a las empresas aliadas de la red de corrupción. Un segundo caso tiene que ver con la compra de una (01) gabarra plana por la que al final se pagó una suma en bolívares que representaban US$2,7 millones al cambio de la época. Tres detalles interesantes de esta contratación. El primero, se justificó como nuevo un equipo que era usado. Segundo, por menos de lo que se pagó hubieran construido una gabarra 100% nueva. Y tercero, que la gabarra nunca fue entregada y nadie la solicitó. O sea que se compró un equipo fantasma. No se vayan, que hay más.

EL ACUERDO. El bombazo de la semana pasada que revela el supuesto acuerdo de los partidos PSUV, AD y UNT para la conformación de un CNE afecto a los intereses del régimen, le voló los tapones a más de uno. Una hora después de publicada la columna, comenzaron la campaña de siempre llamándome ladrón, estafador, colaboracionista y bla bla bla. Por cierto, ya sé quienes están detrás de la campaña y lo peor para ellos, es que conozco de qué pata cojean, pero eso no es trascendente, porque yo no tengo nada que ocultar. Aquí lo importante es haber revelado una jugada que va contra los intereses de la mayoría de los venezolanos. Como el dato me llegó al filo de la publicación, me fue imposible analizar cómo harían los dos partidos opositores para justificar una acción como esa y no caer en las sanciones de la comunidad internacional. Una de las vías que surgió de la reflexión, fue que un grupo de sus parlamentarios saltarían al “lado oscuro”, para avalar una decisión que se vote en el Parlamento que lidera Luis Parra. Y eso lo amarré con el presunto compromiso de Rosales de aportar cuatro diputados saltarines. ¿Con eso tendrían la mayoría que hoy no tienen? Según un conocedor de la actual correlación de la AN, aún no lo tendrían, pero para avalar la decisión podrían maquillar la cantidad de diputados participantes y además el TSJ avalaría ese maquillaje. De hecho, ya lo hicieron con la sesión del golpe parlamentario. El voto a favor de los nuevos diputados comprados, lo usarían para alegar que la oposición está de acuerdo con la nueva integración de la directiva del CNE. ¿Qué harían oficialmente AD y UNT? Públicamente se tendrían que desligar, además de expulsar a los parlamentarios que votaron con el PSUV. Ni pendejos que fueran los líderes de ambas organizaciones para hacerse parte visible de ese acuerdo, pues serían castigados por la comunidad internacional. Más detalles en este análisis que publicamos en VyR: http://ow.ly/P9YU30qow3F. Por cierto, para desgracia de los afectos a Rosales, el propio Francisco Torrealba, diputado del PSUV, confirmó una parte del bombazo, cuando anunció que dos de las actuales rectoras deberían permanecer en el CNE. Cuando este comentario estaba cerrado, me escribe un amigo adeco y me agrega otra hipótesis interesante: “Rosales podría estar balanceando el juego entre los diputados saltarines y los ausentes, para debilitar la AN de Guaidó e inclinar la balanza hacia el parapeto de Luis Parra. El cómo siempre será el titiritero, pero se lleva una parte bien importante”.

BLOQUEO. De nuevo retoma protagonismo la posibilidad que una coalición naval de varias naciones aplique un bloqueo a las costas venezolanas, como medida de presión contra el régimen. No creo que sea una decisión unilateral de EEUU, sino que buscará que varios países aporten sus naves de guerra, para sumarse a una task force que controle la navegación marítima que entra o sale de aguas territoriales ¿Cuál sería el argumento? Hay varios. El primero impedir que el oficialismo evada las sanciones internacionales que le han sido impuestas, cómo, por ejemplo, el comercio de petróleo a bordo de tanqueros que “desaparecen” al acercarse a Venezuela y luego se hacen visibles de nuevo, cuando se van cargados de petróleo. Pero además podrían justificar la acción con el combate del terrorismo internacional, por la comprobada presencia en territorio nacional de disidentes de las FARC, ELN y hasta Hezbollah. Inclusive la elevada presencia del narcotráfico enquistado en las altas esferas rojas sería otra justificación para una acción de este tipo. En ese sentido, ya la ONU confirmó lo que era un secreto a voces y es la participación de militares en el tráfico de drogas a través del Cartel de “Los Soles”. ¿Es una acción viable? Si, pero eso va a depender de cuán efectiva sea la presión internacional para una negociación que conduzca a construir una salida política. Si eso fracasa de nuevo, se abre la opción de un bloqueo naval que sería una acción menos extremista que una invasión militar. Esa operación no implica colocar fuerzas terrestres en el terreno, aunque si la participación de fuerzas especiales para, posiblemente, la búsqueda y captura de líderes chavistas que son requeridos por la justicia internacional. Ni siquiera tendrían que ingresar con sus barcos a las aguas territoriales, sino operar desde aguas internacionales. Pero está claro que un bloqueo naval sería decidido en el caso que la presión política fracase y eso parece que no está ocurriendo. Sin embargo, no descartemos nada. Por lo pronto, uno infiere que la posibilidad del bloqueo naval si tiene consenso.

EN LA MIRA (XI). El tercero de los casos que me llega es la eliminación de todas las compras a las cooperativas que vendían equipamiento de seguridad, porque alegaron que era más barato comprar directamente en EEUU y para no paralizar las operaciones. Al final compraron botas, guantes, y bragas en Estados Unidos a precios mucho más altos que los ofrecidos por las cooperativas. ¿Por qué lo hicieron? Porque trayendo eso desde el norte, ganaron altísimas comisiones en dólares, mientras que a las cooperativas les pagaban en bolívares. ¿O no Paúl Peraza? Voy a refrescar un poco la memoria de PP: para armar el guiso primero ahogaron financieramente a las cooperativas que vendían esa dotación. No les pagaron durante un año y cuando ya estas carecían de capacidad de respuesta para cumplir, ellos enviaron un informe a Caracas declarando la emergencia usando las quejas de los trabajadores, para los autorizaran a comprar en EEUU. Es así como compraron botas Caterpillar, Timberland y Berrendo, además de guantes T-Rex. Era tanta la voracidad, que compraron, por ejemplo, botas de caña alta y no aptas para uso en el lago, sino solo en tierra. Por contratación colectiva, la dotación se le entrega al personal cada 3 meses, pero cuando las cooperativas vendían eso, los entregaban una vez al año. Pero cuando hicieron el guiso en USA, regresaron a entregar guantes, botas y bragas cuatro veces al año. Saquen la cuenta del guiso, que debían comprar equipamiento para 15 mil trabajadores. Ahí les dejo para que saquen cuentas. Asimismo, de uno de los cabecillas de la red me llegan varios datos. Resulta que el empresario Sandy Castellano está muy confiado que sus amistades en el chavismo, tanto civiles como militares, lo seguirán protegiendo. Tal como comenté la semana pasada, con mucha frecuencia sale a navegar por las aguas del Lago de Maracaibo con “Zulia 2”, a bordo de una lujosa embarcación. En sus recorridos de esparcimiento hay mucho escocés. También me cuentan que acaba de recibir cuatro camionetas negras de gran lujo modelo 2020 y totalmente blindadas. Son dos Toyota y otras dos Jeep. Durante la celebración del Carnaval se le vio paseando con sus familiares, por el lago en su yate con dos motos de agua que usaron para divertirse. Castellano se siente, por ahora, cómodo en Venezuela. Si EEUU decide sancionarlo a él y sus hermanos, van a perder mucho porque tienen empresas, propiedades y dinero en esa nación. El caso de Gustavo Portillo es muy particular porque apenas era una especie de analista de compras, pero Paúl Peraza le dio la oportunidad de ganar jugosas comisiones. Literalmente PP le enseño a GP que el agua moja y este se mojó tanto, que se fue del país huyendo porque dejó embarcados a varios que estaban con él en los guisos. Como decimos en criollo, se fue con “la cabuya en la pata”. Pocos sabían con certeza de la existencia de la red y los nombres de todos sus integrantes; pero ahora sus identidades son comunes en PDVSA y en los organismos de inteligencia. Es casi seguro que los casos contra ellos van a ser reabiertos. Si no los agarra el “Madurismo” en Venezuela, los gringos los esperan en EEUU.

PRIMERO GUANIPA. Con ese nombre era más identificado el partido Primero Justicia en el Zulia, porque desde sus inicios la familia Guanipa era la dueña y señora de la organización en el estado. El clan Guanipa eran los que decidían, los que promovían liderazgos e incluso quienes colocaban los candidatos. Eso para desgracia de ellos está cambiando. Y paradójicamente está cambiando en una etapa de crecimiento de PJ en el Zulia, porque han logrado sumar liderazgos importantes que vienen de otros partidos, que traen su equipo, promueven nuevas ideas y abren la discusión a un entorno más amplio en el cual los Guanipa ya no tienen la última palabra. Ese liderazgo emergente dentro de PJ le está quitando espacios a los Guanipa, en momentos de desenfoque político para Juan Pablo quien abandonó el Zulia, para hacer giras por todo el país. Eso hace que el protagonismo de Primero Justicia en el estado esté recayendo en Pablo Pérez, Rafael Ramírez, Julio Montoya, Elimar Díaz y Daniel Ponne, entre muchos otros que han venido a nutrir la estructura de ese partido en el estado. En el Zulia ya no es Primero Guanipa, sino que regresó a su nombre original. Aunque el cambio que vive PJ es sano, no favorece al clan Guanipa.

ASPIRACIÓN. Muchos juran y perjuran, entre ellos yo, que Manuel Rosales con sus recorridos en los barrios está preparando su candidatura a la Gobernación, pero resulta que aparentemente intenta jugar en dos bandas. Por un lado, no desiste de su idea de ser de nuevo Gobernador, pero ante la probabilidad que primero haya elecciones parlamentarias, está aspirando a ser el #1 de la lista de la oposición en el Zulia. Eso me lo confesó un amigo que integra la Dirección Regional de UNT. Ante la aspiración de Manuel, consulté a dos miembros del Frente Amplio. Uno me dijo sin chistar: “No pasaría su nombre”. El otro fue más allá y comentó: “El sería un lastre porque es visto como aliado del régimen en la clase media. Hay muchas críticas hacia su comportamiento. Además, que UNT ya no es el partido que puede imponer en el Zulia”.

DIVISIÓN. Es más que evidente que hay serias diferencias internas entre los radicales y moderados del PSUV. La prueba más evidente y reciente, es el ataque violento contra Juan Guaidó en Barquisimeto. Eso fue una jugada ejecutada por el grupo de Diosdado Cabello. De hecho, él fue el único que inicialmente habló del tema y se sacudió alegando que era un “falso positivo”. Inclusive se atrevió a acusar al colega y amigo, Edward Rodríguez, jefe de prensa de Juan Guaidó, como el autor intelectual del atentado, cuando quienes conocemos a Edward sabemos que no es capaz de articular algo como eso. Nadie del “Madurismo” salió al principio en defensa de la tesis de Cabello. Luego se adhieren porque no les quedaba otro remedio. Diosdado sale con ese trapo rojo porque esa acción violenta generó mucho rechazo internacional y nacional. Inclusive hasta afectos al oficialismo, como un dirigente del PPT, salieron a desacreditar la acusación de DC. Ese tipo de hechos en vez de ayudar más bien hunde más al régimen. Pero la intención de los radicales era y sigue siendo clara: enredar cualquier salida política que pudiera estar en marcha. Esa conducta nutre su “costo de salida”.

¡PAVOSO! Y Omar Prieto lo hizo de nuevo. Se volvió a ir de bocón en la presentación de su informe de gestión 2019, anunciando que estaba cerca la estabilidad definitiva del sistema eléctrico en el Zulia y pocas horas después ocurre otro apagón masivo en el estado. Cada vez que dice algo sobre la normalización eléctrica, ocurre por lo menos una emergencia. Si no me creen, lean la nota de PANORAMA: http://ow.ly/zrIQ30qowlv. Por cierto, que dicho evento lo hizo en el laboratorio SM Pharma, que es su única acción resaltante y no por lo bueno, sino por lo malo, ya que se apropió de esa compañía.

WILLY “PETRO”. El fracaso de alcalde que tiene Maracaibo, Willy Casanova, casi hace una fiesta cuando su Concejo Municipal aprobó la ordenanza para el uso del Petro y su presupuesto también en dicha criptomoneda, pero resulta que, en el Sedemat, Vereda o Terminal de Pasajeros no aceptan el invento ese para pagar impuestos o servicios. Alegan que no tienen cuenta para manejar el Petro. Hasta en eso miente Willy.

 

 

Darwin Chávez|@darwinch857|[email protected]

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad