Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ENDER ARENAS|El túnel

#CONTRASTES|Darwin Chávez conversa con el rector de la URU, Jesús Esparza Bracho

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

CAIGA QUIEN CAIGA|Ser docente y no morir en el intento

ENDER ARENAS|Embustero y charlatán

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Recientemente. Con motivo de eventos que se produjeron con motivo de una caminata organizada por la oposición y que fue encabezada por Juan Guaidó. Esa caminata fue agredida por colectivos y dirigentes oficialistas de los gobiernos regionales y locales del estado Lara.

Entre las agresiones, de las cuales hay un sinnúmero de fotografías y algunos golpeados, hay documentos fotográficos donde se observa a una persona vestida de negro que apunta a Juan Guaidó con una pistola, afortunadamente todo quedó en eso, solo apunta y luego se …

A partir de las acusaciones y denuncias realizadas por la oposición y el mismo Guaidó el segundo abordó del gobierno (algunos dicen que en verdad es el primero), Diosdado Cabello, amenaza al periodista Edward Rodríguez a quien señala y acusa como el creador del fake sobre el frustrado asesinato de Guaidó durante dicha caminata en Barquisimeto.

Creo en realidad que Diosdado Cabello es un verdadero caso psiquiátrico. Es un caso curiosísimo, pues el miente de verdad, lo cual es un oxímoron. Ha dicho en su programa que al personaje que apunta con una pistola a Guaidó, en verdad fue contratado por Rodríguez para una puesta en escena para que Guaidó recuperara la popularidad que, según, Diosdado ha perdido. Obviamente Cabello es un embustero, pues al decir eso, oculta voluntariamente la verdad.

Claro, también, es cierto que el no puede develarla, pues, en primer lugar, Guaidó es la figura política con mayor aceptación hoy en la política venezolana, y lo otro es que en verdad el delincuente fue contratado precisamente para decir, que fue contratado por Rodríguez para fingir un intento de magnicidio.

El verdadero perpetrador, no fue Edward Rodríguez, pues está de bulto que la operación estaba dirigida por empleados públicos, perfectamente identificados, pertenecientes al gobierno regional y local de Lara, que está precisamente en manos del chavismo y además el conocido con el alias  “El Caracas” esta mas cerca del chavismo y de sus colectivos que de la oposición.

Yo creo que no es difícil adivinar quien contrató a “El Caracas” no para matar a Guaidó, sino para simular que fue contratado por la oposición, para, fingir el magnicidio.

Asi que pudiéramos concluir que Cabello es un embustero. Es decir, él conoce la verdad, pero, la oculta, la desfigura, la trasmuta, la convierte en otra cosa, es decir, en una mentira de la cual pretende obtener ventajas sobre otros, que son engañados.

Esto convierte su acción (de mentir) en un delito  de corrupción política, mentir es también corrupción, pues la verdad no solo se oculta a quien tiene derecho a esperarla de quienes ostentan el poder, sino que esta es utilizada para perseguir, encerrar en prisión y en algunos casos en desaparecer a sus enemigos políticos.

Pero Cabello es también un charlatán. Abundan los ejemplos, de su actividad febril por hablar sin para parar, pues ha dado fuertes indicios de una subjetividad hipertrofiada. Donde me queda duda es si calificarlo como un charlatán por vocación o un charlatán por ganas de presumir, aunque yo creo que el primero se acerca más a la personalidad de Chávez, mientras que Cabello calza en el segundo, no en balde, después de ufanarse como un valiente que cogerá el fusil en caso de una invasión gringa, se ha descubierto que suele mojarse los pantalones cuando el peligro le sopla en el pescuezo.

 

@RojasyArenas

 

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad