Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANTONIO DE LA CRUZ|Escenario electoral presidencial en Estados Unidos

MARLON JIMÉNEZ|La maldición del “Charro Negro”

SAINETE EN CÁPSULAS|Cómo cambiar la jungla de lo inaudito

¡CAMPAÑA! Contribuye con el periodismo libre en Venezuela

EDITORIAL|La destrucción de PDVSA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

El desastre en Petróleos de Venezuela es terrible.

De aquella empresa que era modelo para el país y el mundo, en la cual todo profesional quería trabajar porque era símbolo de estatus y orgullo, no queda nada.

Lo único que quedan son los recuerdos de una industria que fue levantada, a partir de la nacionalización, con el talento venezolano formado en nuestras mejores universidades o en las más connotadas casas de estudios del mundo.

Chávez y su banda lo lograron. Acabaron con PDVSA.

La convirtieron en una piltrafa hasta el punto de que su personal cobra sin hacer nada, en su mayoría, porque la producción está paralizada en un alto porcentaje.

Lo poco que se produce en su mayoría es el fruto de la labor de las empresas extranjeras, que si manejan su negocio con criterios gerenciales y no políticos, como ha ocurrido con el chavismo.

PDVSA fue destrozada por los errores de Chávez.

Por decisiones como las expropiaciones de las contratistas, ocurrida en mayo de 2009.

Por la politización de la gerencia de la empresa, mediante la designación de dirigentes políticos y sindicalistas sin formación para conducir una industria de tan elevada complejidad.

Por la corrupción que desangró a PDVSA mediante compras fraudulentas de material innecesario.

Por el deterioro de los ingresos de los trabajadores que pasaron a ganar salarios muy por debajo de la media internacional para un sector tan calificado.

Por la barbarie de un régimen que no construye, sino que destruye.

Recuperar a PDVSA parece imposible.

Hay quienes piensan que la solución más idónea es cerrarla y crear una empresa nueva con capital y tecnología extranjera.

PDVSA es un ejemplo fiel y exacto de la plaga que es el chavismo.

El chavismo solo deja ruinas a su paso.

 

 

 

@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad