Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

¡VENEZUELA! ¿Se “cocina” una salida electoral a la crisis?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

En el marco del conflicto venezolano todo es posible. Por eso en medio de tanta conflictividad, no sería extraño que se adelante la construcción de una salida a la crisis con base en unas elecciones presidenciales.

¿Elecciones libres y transparentes?

Si, pareciera que ese es un camino que ahora retoma fuerza, si tomamos en cuentas las declaraciones y acciones de algunos protagonistas de la crisis.

Pero además las decisiones de la comunidad internacional tienen como epicentro, una solución política que facilite la transición y además la atención inmediata de los problemas que afectan a la población.

¿Qué ha ocurrido?

Lo analizamos en Área Privada de Verdades y Rumores

Salida política vs acción militar

Es claro y evidente que la coalición de naciones preocupadas y ocupadas en la crisis venezolana, no tienen ninguna intención de crear una fuerza militar multinacional que ponga fin al conflicto nacional.

Ni siquiera EEUU que tiene la capacidad militar para hacerlo, pareciera dispuesto a embarcarse en una acción militar por el costo humano, económico y político que eso implica.

Más bien, la tendencia en la administración de Donald Trump es hacia mayor presión contra el chavismo, buscando que ellos cedan a una negociación real que ponga fin a la crisis.

Trump está en el camino de unas elecciones presidenciales en noviembre,

En ese marco, una salida política a la crisis venezolana lo impulsaría en su intención de reelección, mientras que una acción bélica más bien podría ser un problema para sus aspiraciones.

Adicionalmente, producto de los conflictos sociales que estallaron en el continente a finales de 2019, sería contraproducente una acción militar en Venezuela, ya que eso avivaría la confrontación popular en Latinoamérica.

Un cambio en la estrategia

En una primera etapa la comunidad internacional, pero sobre todo EEUU, buscó una “capitulación incondicional” del oficialismo. Como era previsible no lograron esa rendición, porque en el chavismo entendieron que aún tenían herramientas para encontrar una salida beneficiosa para ellos.

Como no dio resultado esa primera visión del problema, se cambia ahora esa estrategia hacia una negociación que implique la participación de aliados confiables del régimen, para construir la salida.

Una primera revelación en ese sentido la dio el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien al reunirse con Juan Guaidó reveló que reiniciarían contactos con Cuba para encontrar una solución.

Pero además es prudente mencionar la reciente visita del canciller de Rusia, Serguéi Viktorovich Lavrov a Venezuela.

Públicamente Lavrov defendió a Maduro y criticó a EEUU, pero es posible que en las conversaciones privadas haya entregado un claro mensaje de Putin, hacia aceptar una salida negociada y real.

¿Hay señales públicas de una mediación para una solución política?

No las suficientes, pero eso no quiere decir que tras bastidores no haya una intensa negociación internacional que tenga ese fin.

Y si tomamos en cuenta como EEUU ha incrementado las sanciones, sobre todo golpeando a empresas rusas, podemos interpretar que se está acercando el momento para tomar decisiones trascendentales para los venezolanos.

Señales nacionales rojas y azules

En Venezuela también hay dichos y hechos interesantes sobre el tema.

Uno de los más importantes es que los diputados del PSUV se reincorporaron a la comisión preliminar para la renovación del CNE.

¿Qué tiene eso de trascendente?

Que esa comisión es parte de la gestión de Guaidó en el Parlamento y su retorno es un reconocimiento del PSUV a que este es el legítimo presidente de la Asamblea Nacional.

Pero además es una admisión de que la tolda roja está dispuesta a aceptar una limpieza del Consejo Nacional Electoral, de cara a unas elecciones que muy bien pudieran ser presidenciales.

Adicionalmente, el tema electoral regresó al discurso no solo de Guaidó, sino también de varios líderes de la oposición como, por ejemplo, Luisa Ortega Díaz.

Es muy posible que producto de la presión y mediación internacional, un sector racional del chavismo acepte unas presidenciales organizadas por un nuevo y confiable CNE, como mecanismo para destrabar la crisis venezolana.

¿Se hará eso realidad?

Por el bien de la población en general, esperamos que sí.

Algo se cocina.

Ojalá el resultado sea bueno.

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad