Verdades y Rumores| Diario Digital de Interpretación y Opinion

DE INTERÉS

ANÁLISIS PAÍS|Una nueva fractura afecta a la oposición venezolana

NOTAS LIBERTARIAS|Ley o garrote

SIN ANESTESIA|Jugando con la esperanza

SÍNTESIS DEPORTIVA|Se complican las eliminatorias para la Vinotinto

ANÁLISIS PAÍS|Una tensa calma recorre Venezuela

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Luego de unos primeros días del año en los cuales aumentó la conflictividad, se evidencia una tensa calma en Venezuela. No hay avances, pero tampoco retrocesos importantes. Pareciera que las estrategias están siendo revisadas por cada uno de los bandos.

Mientras la oposición intenta retomar la calle, con la convocatoria de asambleas de ciudadanos, buscando llevar un mensaje que insufle de esperanza a la mayoría que sufre por la crisis; el oficialismo comienza a maniobrar a través del Parlamento presidido por sus “comprados”, para intentar flexibilizar la presión que contra ellos existe.

En el País Económico, el dólar se disparó de nuevo. El mercado cambiario sigue muy inestable y eso afecta las previsiones de empresas y personas, porque, así como sube de pronto vuelve a bajar; lo que empeora la ya complicada situación económica nacional.

En el País Social, la migración de venezolanos empujados por la crisis política y económica aumenta, tal como lo demuestra la cifra que dio a conocer Migración Colombia que refleja que, en solo tres días, más de 200 mil venezolanos cruzaron legalmente la frontera con ese país, eso sin contar con la cifra de quienes lo hacen por vías irregulares.

PAÍS político

Oposición: la coalición que lidera Juan Guaidó trata de regresar a la calle, con el fin de elevar la emotividad y la esperanza de una salida a la espeluznante crisis que afecta a la mayoría de los venezolanos, a través de asambleas de ciudadanos realizadas en todo el país. En la primera semana completa de 2020, lograron superar la barrera militar y policial para ingresar al Parlamento, pero además el presidente de la AN anunció que esta semana volverían a sesionar en el Palacio Federal Legislativo. En el marco de un aparente cambio de estrategia, Guaidó desestimó retomar el mecanismo de diálogo auspiciado por Noruega. Ese tipo de negociaciones no tendrán credibilidad en la medida que el régimen las usa para ganar tiempo. El problema que se genera al desechar el diálogo es cuál es el camino a seguir entonces. Los radicales insisten en la necesidad de solicitar la acción de fuerza internacional, cosa que ya fue hecha en 2019. Pareciera que no están dadas las condiciones para una intervención militar, por el efecto dominó que generará en el continente con los grupos de izquierda, pero además se debe sumar que Argentina y México se opondrían a una decisión como esa ¿Qué pasará entonces? Esperemos los días por venir.

Oficialismo: comienza a desnudarse el trasfondo del golpe parlamentario. Con el asalto a la Asamblea Nacional el régimen busca darle legalidad a los acuerdos económicos que está firmando, sobre todo la cesión de gran parte de la industria petrolera a Rusia, cuyas empresas exigen la aprobación parlamentaria. Pero además ya hay una maniobra en marcha, por medio de la cual pretenden solicitar “oficialmente” el descongelamiento de fondos que están paralizados, como consecuencia de las sanciones internacionales. El gran problema es que la directiva “comprada” carece de reconocimiento nacional e internacional y por alguna razón que no está clara, aún no hay una decisión del TSJ que avale la ilegal elección de Luis Parra y sus socios.

Comunidad internacional: a pesar de que ha habido un amplio rechazo internacional hacia el golpe parlamentario, sin duda que la presión internacional ha venido perdiendo fuerza. Los países involucrados están ocupados en sus problemas directos. Estados Unidos sigue con una fuerte tensión con Irán, Colombia impulsa los cambios internos que calmen el conflicto social; mientras que Argentina con su nuevo gobierno se distancia de los esfuerzos para sacar a Maduro. No hay acciones significativas en esta materia.

PAÍS económico

Crisis: lo único llamativo es el comportamiento del volátil mercado cambiario. No hay acciones concretas de parte del régimen para encontrar salidas a los problemas, mientras sigue dejando que las “fuerzas del mercado” alimenten la supuesta burbuja de prosperidad en las principales ciudades, especialmente Caracas.

Reservas: los ahorros del país siguen en caída y cerraron en US$6.630 millones.

Petróleo: el precio promedio del petróleo venezolano aumentó a US$59,42, presionado por el conflicto entre EEUU e Irán.

Dólar: el mercado cambio tuvo otra intensa semana. El dólar que informa el BCV se ubicó en Bs.S 67.213,99; mientras que el paralelo promedió Bs.S 80.423,53.

Indicadores: el Banco Central de Venezuela sigue escondiendo las cifras que miden el comportamiento de la economía.

PAÍS social

Huida: como normal consecuencia de ausencia de soluciones a la crisis, la cantidad de venezolanos que están saliendo del país aumentó. Según Migración Colombia en apenas tres días de esta semana, salieron más de 200 mil ciudadanos, eso sin contar con el número que cruza hacia el vecino país por las vías ilegales. A este paso, se superará con creces la proyección la cual señala que, a finales de 2020, más de 7 millones de compatriotas habrán emigrado.

Servicios: continúa el alarmante deterioro de los servicios públicos, lo que genera protestas puntuales en todo el territorio nacional. A las fallas eléctricas, se suma la escasez de agua y gas. Eso sin contar con el retroceso en servicios como la telefonía e internet.

 

 

Darwin Chávez|@VerdadesRumores

ACEPTAR TODAS LAS COOKIES    Más información
Privacidad